Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/11/17
Medicamentos

#Medicamentos

Dos entidades donaron en el país más de 100 millones de dólares en medicamentosADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, noviembre 6: Se trata de B’nai B’rith Argentina y la Fundación OSDE. Desde la crisis del 2001, garantizó la llegada de medicamentos desde Estados Unidos, para cubrir las necesidades de la población más vulnerables. Varios años después, siguen realizando este trabajo.

#SeguridadSocial
IOMA entregará medicamentos con 100% de cobertura a agentes penitenciarios
ADJUNTO
LA PLATA, julio 16: Lo anunció el gobierno bonaerense, en un acto por el Día del Agente Penitenciario. La cobertura pasará de un 60 al 100 por ciento, y beneficiará a unos 25 mil agentes de esta fuerza de seguridad. En mayo se había anunciado una propuesta similar para los integrantes de la Policía Bonaerense.
#Vacunación
Especialistas instan a los argentinos a vacunarse: “es una responsabilidad social”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: En el marco de una jornada de divulgación realizada en el Centro Cultural de la Ciencia (C3), distintos expertos hablaron del momento que vive la vacunación a nivel mundial, y la necesidad de sostener la confianza en la vacunación.

En la crisis del 2001, uno de los aspectos más dramáticos era el acceso a los medicamentos, en un país donde casi la mitad de las personas estaba bajo la línea de la pobreza, y por fuera de la seguridad sociedad. A partir de esto, varias entidades sociales comenzaron a trabajar en la forma de salvar esta situación, y comenzaron a recibir donaciones del exterior, y distribuirlos en los lugares más vulnerables. Con la recuperación, dos entidades siguieron trabajando en la materia, Hoy, ya sumaron más de 100 millones de dólares en donaciones, y prometen seguir trabajando en el acceso a los tratamientos. Afirman que el impacto de este programa es el más importante en materia humanitaria del país.

"Empezó como una cosa más pequeña y probablemente sea uno de los programas más importantes de ayuda comunitaria en la Argentina", dice Daniel Sporn, director del Centro de Acción Comunitaria de B’nai B’rith Argentina, para explicar los 100 millones de dólares en donaciones de medicamentos (al valor de origen en los Estados Unidos) que realizaron a través de su programa Sumando Esfuerzos, en alianza con la Fundación OSDE. Cuando la gran crisis de 2001 afectó al país, desde la entidad empezaron a ver cómo podían ayudar. Como su sede está en Washington, los comunicaron con una organización laica que tenía medicamentos disponibles para ser donados. "Allá tienen una legislación que dice que si un medicamento está a un año de vencer lo tienen que donar, y eso les trae un beneficio fiscal. Entonces nosotros los empezamos a recibir de varias entidades, principalmente de Brother’s Brother, efectuamos las gestiones en los organismos de salud, la aduana y la AFIP y los trasladamos a más de 500 centros de salud en Argentina", agrega Sporn, en una nota con el diario La Nación.

El objetivo central es evitar los efectos de las enfermedades no tratadas con el consiguiente impacto humano individual, social y familiar, atendiendo a poblaciones vulnerables, especialmente en zonas alejadas de los grandes centros urbanos. "Fuimos muy perseguidos por el gobierno anterior porque no les gustaba que se supiera que había tantas carencias en medicamentos. Ahora a la administración actual le interesa lo que hacemos porque saben que no pueden cubrir todas las necesidades de salud con el financiamiento de las provincias o de los municipios", dice Sporn.

Gracias a esta iniciativa, lograron distribuir más de 500 mil frascos de medicamentos que llegaron a cerca de cuatro millones de personas en las 24 provincias. B’nai B’rith Argentina mantiene una relación directa con los centros de salud beneficiarios. Uno de ellos es el Hospital Dr. Arturo Oñativia, en la capital de Salta, que desde hace cinco años participa del programa. "Es muy importante cualquier donación de medicamentos hacia un hospital público porque la demanda es infinita y la oferta es limitada. Así que siempre es bienvenida. Nadie puede decir que no necesita donaciones", dice Marcelo Nallar Dera, gerente general del hospital.

Allí reciben un promedio de 22 mil consultas anuales, en general vinculadas con sobrepeso y diabetes. La mayoría de sus pacientes son carenciados y no tienen obra social. "Es un hospital público, de autogestión, que depende de la provincia. Recibimos lo que nos mandan y lo administramos en función de las necesidades de los pacientes. Lo que más usamos es lo que corresponde al perfil del hospital: diabetes, síndrome metabólico y hormonal. Lo que nos sobra lo repartimos a otros centros de salud", agrega Nallar Dera.

El foco del programa está puesto en seleccionar medicamentos de consumo masivo y ligados con las enfermedades crónicas que más secuelas tienen, como la hipertensión o la diabetes. "Los productos son todos de laboratorios de primera línea y aprobados por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. Empezamos a traer pequeñas cantidades y después fuimos creciendo", dice Sporn. Cuando se corrió la noticia y empezaron a llover los pedidos, se dieron cuenta de que no podían solos y decidieron sumar a la Fundación OSDE. "Les encantó la idea de hacer el programa en conjunto. Desde ese momento ellos se ocupan de la logística y la distribución en el interior", cuenta Sporn. El principal impacto que tiene la iniciativa es la prevención: estiman que cada 1000 pacientes hipertensos que accedieron al tratamiento durante seis meses evitaron 14 accidentes vasculares por año y 18 infartos por año.