Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/10/17
Medicamentos

#Medicamentos

La ANMAT aprueba un nuevo medicamento para tratar casos avanzados de cáncer de estómagoADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, octubre 27: La novedad farmacéutico, la primera en cuatro décadas, permite completar el tratamiento de pacientes que reciben quimioterapia y son operados de este tumor, el quinto en frecuencia en el país y el tercero en mortalidad.

#SUH
Síndrome Urémico Hemolítico: el mal que golpea fuerte a la Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 20: Según la OMS, el país tiene la mayor incidencia de casos en menores de 5 años de todo el mundo. Ayer 19 de agosto se conmemoró el Día Nacional de Lucha contra el mal.
#Vacunación
Pese a las promesas, las provincias siguen sin recibir todas las vacunas contra la meningitis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 22: Las dosis llegan en menos cantidad a las necesarias, según los cálculos locales. Esto podría generar brotes de la enfermedad. En San Juan, esta semana se detectaron dos casos, y alertan que no tienen vacunas suficientes si el virus se expande.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, el cáncer gástrico o de estómago constituye la sexta causa de muerte oncológica en el país, con un total de 3.035 fallecimientos anuales (1.954 varones y 1.081 mujeres en 2015), estadísticas que se replican a nivel mundial. En el 60 por ciento de los casos, los tumores se detectan en estado avanzado, para lo cual se realizan cirugía y quimioterapia. Pero en los últimos 40 años no había un medicamento eficaz para colaborar con al tratamiento, y frenar la enfermedad. Ahora, esta alternativa existe, y llegó al país: se trata de un fármaco que se utiliza luego de la quimio, y que ayuda a la recuperación del paciente. El mismo ya había sido aprobado en 2014 en los Estados Unidos y Europa, y ahora cuenta con el aval de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

El nuevo medicamento representa “la primera y única alternativa aprobada para el tratamiento del cáncer gástrico avanzado en segunda línea, es decir luego de la realización de quimioterapia, en los últimos 40 años", destacó Juan Manuel O’Connor, jefe de Tumores Gastrointestinales del Instituto de Oncología Alexander Fleming. En una entrevista con la agencia estatal Télam, el especialista remarcó que “el cáncer gástrico, en general, es un tipo de tumor muy agresivo que presenta una sintomatología muy difusa, por lo que no suele detectarse en etapas tempranas”. Si a eso le sumamos que hasta el momento disponíamos de escasas herramientas para los estadios avanzados, es muy alentador contar con esta nueva medicación, un anticuerpo monoclonal de blanco específico, que nos permitirá mejorar la sobrevida y ofrecer una mejor calidad de vida a los pacientes", explicó O’Connor.

El nuevo fármaco está indicado en combinación con la quimioterapia tradicional para el cáncer de estómago ("adenocarcinoma gástrico avanzado o de la unión gastroesofágica") luego de la quimioterapia, y como monoterapia para aquellas personas que no pueden recibir quimioterapia. La nueva molécula ya había sido aprobada por la FDA de los Estados Unidos en 2014 y por la EMA en diciembre de ese mismo año. En ambos casos, fue declarada "medicamento huérfano", categoría asignada a desarrollos terapéuticos para enfermedades poco frecuentes "que proporcionan un beneficio significativo respecto de los tratamientos existentes".

El cáncer de estómago presenta síntomas difusos e inespecíficos, puede también cursar en forma asintomática. Asimismo, los tratamientos utilizados para aliviar síntomas como ardor o pesadez de estómago pueden enmascarar el diagnóstico, lo que empeora el pronóstico. "Algunos síntomas reportados son dolor abdominal, náuseas, quemazón gástrica y pérdida de apetito, mientras que en estadios avanzados se puede presentar sangre en las heces, vómitos, pérdida de peso repentina y deterioro clínico o del estado general", agregó O’Connor. Consultado sobre los factores de riesgo para desarrollarlo, destacó la mala alimentación, el tabaquismo, alcoholismo y la presencia de algunas comorbilidades, como la gastritis crónica y la bacteria Helicobacter Pylori, así como la edad avanzada y ser varón.