Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 25/10/17
Vacunación

#Vacunación

Preocupa el bajo porcentaje de varones que se aplicó la vacuna contra el VPH

ADJUNTO
Vacunación

BUENOS AIRES, octubre 25: Según datos oficiales, hasta el momento sólo el 30 por ciento de los chicos que cumplen 11 años se aplicaron la dosis, incorporada al calendario oficial este año. El porcentaje de cobertura no es mucho mejor en niñas: llega al 60 por ciento.

#Opinión
El Instituto Tomás Perón y su contribución al acceso a medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, describe en esta primera entrega la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia, y el deterioro de la actividad.
#SeguridadSocial
Polémica en IOMA por el incremento unilateral de los bonos médicos
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 11: La entidad que nuclea a los profesionales decidió subir el valor de las consultas que deben pagar los afiliados, sin autorización de la obra social provincial. Las autoridades adelantaron que podrían ir a la justicia para dar marcha atrás con el aumento. Además, se cortaran varios días los servicios de traumatología y ortopedia por un conflicto por falta de pagos.

Desde enero de este año, los varones que cumplen 11 años deben vacunarse contra el virus del papiloma humano (VPH), ya que se incorporó al calendario gratuito y obligatorio. A partir de eso, los chicos nacidos en el año 2006 deben aplicarse la primera dosis de la vacuna, pero hasta el momento el porcentaje de aplicación de la vacuna está lejos de las expectativas de los especialistas. Es que los datos oficiales difundidos en estas horas marcan que tres de cada 10 chicos se vacunaron, un magro 30 por ciento. Además, el porcentaje de chicas que se suman a la estrategia es mayor, pero no alcanza cifras contundentes: un 60 por ciento de vacunó. “Es muy poco”, remarcan los especialistas, que piden nuevas campañas para fomentar la inmunización.

Una vez incorporada al Calendario Nacional, en lo que va de 2017 en el ámbito público se aplicaron la primera dosis el 28,8 por ciento de los varones que deberían vacunarse (103.435 nenes) y el 46,6 por ciento de las nenas (163.368), según datos aportados por la Dirección de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (DiCEI). No obstante, las autoridades aclararon que no se trata de “números definitivos, dado que las provincias tienen margen para cargar sus registros hasta fin de año”. “Es muy bajo”, admitió Eduardo López, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica (SADIP). “Desde el punto de vista de la salud pública, estas cifras no generan impacto, sólo impacta en los que se vacunaron, pero que requieren la segunda dosis para estar adecuadamente protegidos”, agregó el especialista, en una nota con el diario Clarín.

“Es fundamental que tanto varones como nenas tengan las dosis aplicadas porque sin la segunda no hay cobertura”, advierten desde el Ministerio de Salud nacional. La DiCEI informó que, en lo que va de 2017, 57.119 nenas completaron el esquema, lo que se traduce en una cobertura del 16,3 por ciento. En niños, dado que se necesitan al menos seis meses entre una y otra aplicación, todavía son muy pocos los que recibieron las dos. La vacuna incluida en el calendario es la cuadrivalente, que protege contra cuatro tipos del VPH: 16 y 18, que son responsables casi 8 de cada 10 casos de cáncer de cuello de útero, enfermedad que provoca 5 mil nuevos casos y unas 2 mil muertes anuales en el país; además de 6 y 11, causantes del 90 por ciento de las verrugas genitales.

La Argentina fue el tercer país de Latinoamérica (después de Brasil y Panamá) en ampliar la cobertura a varones. Se busca, por un lado, disminuir la mortalidad de mujeres por cáncer de cuello de útero por efecto indirecto y prevenir en los varones otro tipo de afecciones y cánceres asociados al virus, además de contribuir a la equidad de género, ya que tanto mujeres como varones son responsables de la transmisión del virus y se benefician con la inmunización.

Para el presidente de la SADIP, se debe visibilizar el tema como una necesidad de salud pública. “Hay que implementar un verdadero programa para adolescentes, sostener campañas en los colegios y en los lugares que los nuclean (clubes, por ejemplo), e incorporar en sexto grado el tema de la importancia de las enfermedades prevenibles por vacunas. Desde el Estado no hay propaganda sostenida en el tiempo para este tema y los programas son demasiado federales, por lo que la responsabilidad recae en municipios y provincias”. El infectólogo trae un caso de éxito: en el partido bonaerense de General Viamonte se logró una cobertura del 91 por ciento gracias a jornadas de vacunación en las escuelas.