Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 20/10/17
Medicamentos

#Medicamentos

Especialistas recomiendan el uso del fármaco combinado para males cardiovascularesADJUNTO

Medicamentos

BUENOS AIRES, octubre 20: La llamada polipíldora contiene tres medicamentos en una sola capsula, es recomendada por la OMS y otras entidades internacionales, porque favorece la adhesión al tratamiento y baja los costos. Un documento de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y la Federación Argentina de Cardiología (FAC) avala su uso en el país.

#Sarampión
Pese al avance continental, España sigue siendo “libre de sarampión”
ADJUNTO
MADRID, agosto 16: Según el reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el país no hay circulación viral de esa enfermedad y la rubeola, más allá de los picos de casos que se registra en Europa.
#FarmaciadelFuturo
Farmacias de San Juan utilizan dos robots para dispensar medicamentos de manera automática
ADJUNTO
SAN JUAN, agosto 19: Dos locales de esa provincia ya utilizan un dispositivo que entrega en segundos los tratamientos que previamente se dispensan en el mostrador. Este tipo de aparatos ya se usan en varios países, y comienzan a llegar a la Argentina.

Desde ayer, en el predio porteño de La Rural, se realiza el 43º Congreso Argentino de Cardiología, uno de los más importantes encuentros médicos y científicos del país. En las primeras ponencias, un informe de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y la Federación Argentina de Cardiología (FAC) analizó el uso de la llamada polipíldora, el medicamento que reúne tres drogas para tratar males cardiovasculares. Su uso es recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que los pacientes que padecen estos problemas suelen tomar muchos fármacos, y poder reunir tres de ellos en una sola píldora ayuda a la adhesión del tratamiento. Además, es más barato a largo plazo. Por eso, el documento de las entidades nacionales recomienda que se extienda su utilización en el país para varios tipos de patologías.

La polipíldora comenzó a ser recomendada por la OMS y entidades internacionales a partir de cinco ensayos clínicos, incluido el FOCUS, que contó con participantes de la Argentina. Según las conclusiones, casi duplica la tasa de adherencia respecto de la forma de administración tradicional. “Está demostrado que los pacientes que tienen enfermedades cardiovasculares (hipertensión, insuficiencia coronaria, arritmias) toman muchísimos medicamentos. Eso hace que el cumplimiento del tratamiento sea muy bajo. En todos los registros internacionales consta que estos pacientes toman sólo entre un 50 y un 60 por ciento de la medicación indicada, lo que empeora su pronóstico. Los estudios mostraron una adherencia mucho mayor entre quienes toman la polipíldora respecto de los que toman la medicación por separado”, explicó en una nota al diario Clarín el cardiólogo Felipe Martínez, director del Instituto DAMIC, profesor de la Universidad de Córdoba, y uno de los coordinadores del equipo que elaboró el consenso de recomendaciones.

“Esperamos en base a estos documentos estimular a los colegas y a los funcionarios públicos, que tienen poder de decisión, para que la incorporen en forma más masiva, porque es una estrategia de salud pública importante: mejora el acceso, la disponibilidad, es menos costosa. Es una herramienta importante para poner al alcance de los pacientes”, considera Álvaro Sosa Liprandi, jefe de Cardiología del Sanatorio Güemes, secretario de la Sociedad Interamericana de Cardiología y coordinador junto a Martínez del equipo que trabajó en las recomendaciones. “Estamos hablando de una droga que debería ser de fácil acceso y de amplia distribución, pero los Estados no la cubren”, dijo por su parte al mismo diario Alejandro Hershson, jefe de Cardiología de la Fundación Favaloro.

Por definición, la polipíldora contiene tres o más principios activos. En la actualidad hay varias combinaciones en estudio (una incluye hasta seis drogas). La que está disponible en el país contiene 100 mg. de ácido acetilsalicílico (la popular aspirina, que tiene efecto antiplaquetario), 40 mg. de simvastatina (reductor del colesterol) y dosis de 2.5, 5 y 10 mg. de ramipril (antihipertensivo). La evidencia científica reunida hasta el momento avala su indicación en prevención secundaria, es decir, en pacientes que hayan sufrido un infarto de miocardio, ataque cerebrovascular (ACV), que tengan enfermedad vascular periférica o enfermedad coronaria documentada. Fue desarrollada por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares de España y el laboratorio Ferrer (aquí adquirió la licencia uno local). Se toma una sola vez al día.

Pese a que la OMS promueve su uso para achicar la brecha de la falta de tratamientos, mejorar la adherencia y simplificar los regímenes de drogas, su utilización todavía es escasa en los más de 30 países en los que está aprobada. “Esperamos en base a estos documentos estimular a los colegas y a los funcionarios públicos, que tienen poder de decisión, para que la incorporen en forma más masiva, porque es una estrategia de salud pública importante: mejora el acceso, la disponibilidad, es menos costosa. Es una herramienta importante para poner al alcance de los pacientes”, considera Álvaro Sosa Liprandi, jefe de Cardiología del Sanatorio Güemes, secretario de la Sociedad Interamericana de Cardiología y coordinador junto a Martínez del equipo que trabajó en las recomendaciones.