Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/9/17
Medicamentos

#Medicamentos

Nuevo reclamo contra los “precios extorsivos” en los fármacos de última generación

Medicamentos

BUENOS AIRES, septiembre 1º: En el marco de un simposio organizado por la Fundación Huésped, la Fundación GEP reclamó que se utilicen los mecanismos necesarios para garantizar el acceso a los medicamentos de última generación, tanto para la hepatitis C o el Sida.

#Medicamentos
Por un fallo judicial, IOMA deberá cubrir un medicamento a base de cannabis
ADJUNTO
BUENOS AIRES, abril 4: La justicia ordenó a la obra social provincial entregar el aceite a base de marihuana que se usa para controlar las convulsiones pediátricas. Así, se suman a otras familias que lograron la aprobación de la ANMAT para utilizar el tratamiento.
#Medicamentos
Catamarca: denuncian que obra social provincial no entrega fármacos para pacientes con Sida
ADJUNTO
CATAMARCA, noviembre 4: Entidades que nuclean a personas con HIV aseguran que desde hace mes hay retrasos en la entrega de antirretrovirales por parte de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP). Por el momento, el faltante lo cubre el banco de un hospital local, pero no alcanza para todos los pacientes. Semanas atrás, la situación se vivió en los programas nacionales, como los usados contra la tuberculosis.

Cuando salió al mercado, el sofosbuvir –comercializada bajo el nombre de Sovaldi –se hizo rápidamente popular, no tanto por su alta tasa de sobrevida (que supera el 95 por ciento en algunos casos), sino por su valor. En Estados Unidos, el tratamiento para 12 semanas podía costar unos 80 mil dólares, es decir, mil dólares por pastilla. Con el correr del tiempo, la estrategia del laboratorio productor quedó en el centro de la polémica, ya que extendió en todo el mundo su pedido de patentes, lo que mantiene muy alto el costo del tratamientos. Este caso es el emblema de una situación que perjudica a los pacientes que deben acceder a estos tratamientos. En un encuentro científico realizado hace unos días en Buenos Aires, especialistas y ONG’s volvieron a reclamar contra los “precios extorsivos” de los fármacos de última generación. “La salud no es un negocio”, concluyeron los participantes.

En el marco del Simposio Científico de la Fundación Huésped, especialistas de distintos sectores analizaron cómo la industria farmacéutica utiliza las patentes farmacéuticas para mantener alto el valor de algunos tratamientos. En este sentido, la directora Ejecutiva de Fundación GEP, Lorena Di Giano, fue la encargada de explicar cómo se utiliza este mecanismo en el caso de la hepatitis C, uno de los más visibles en el mundo. Las personas que necesitan curarse y no pueden esperar no deben ser rehenes de precios extorsivos para cuidar su salud”, sostuvo, en el marco de su presentación en la mesa denominada “Hepatitis C: cura y acceso”.

Di Giano aseguró que el principal problema que enfrenta nuestro país para garantizar el acceso a tratamientos a todas las personas que lo necesitan es “los precios abusivos de los medicamentos y su relación con el abuso que las corporaciones farmacéuticas hacen del sistema de patentes”. Para graficar este punto, el ejemplo elegido fue precisamente el de sofosbuvir, medicamento que cura la hepatitis C, que en nuestro país tiene un pedido de patente por parte de la farmacéutica Gilead. En este sentido, Di Giano remarcó que GEP ha presentado una oposición a esta solicitud dado que la misma no cumple con los requisitos legales necesarios para que se le otorgue a la compañía solicitante los derechos exclusivos que permiten la fijación arbitraria de precios sobre un tratamiento que salva vidas.

En la primera compra pública de este medicamento en nuestro país, a fines de 2015, se adquirieron 52.416 unidades a 51.105.600 pesos a Gador (concesionaria de Gilead, a un precio por unidad de 975 pesos) y de 89.600 unidades a 20.966.400 pesos a Richmond (laboratorio nacional que fabricó produjo y vendió la versión genérica a un precio por unidad de 234 pesos). Di Giano reiteró su llamado a las autoridades para que las salvaguardas de salud sean utilizadas y en base a ellas la patente para sofosbuvir no sea otorgada y llamó a terminar con la falta de transparencia de la industria farmacéutica y a pensar nuevos modelos alternativos de innovación y desarrollo de las tecnologías de salud que no comprometan el acceso.

Durante la exposición, de la que participaron además Gabriela Vidiella, directora del Programa Nacional de Hepatitis Virales del Ministerio de Salud, Mark Hull, investigador de la Universidad de British Columbia (Canadá) y Silvia Cortese, del Hospital Fernández, distintas organizaciones exigieron por una nueva ley de VIH y hepatitis virales, por la declaración de interés nacional de los tratamientos sustentables, la participación efectiva de las personas que viven con VIH y VHC en la respuesta pública a las epidemias y un enfoque de derechos humanos para eliminar el estigma y la discriminación.