Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/8/17
Farmacias

#Farmacias

Obligan a la obra social mendocina a cubrir estudio genético para detectar cáncer de mamasADJUNTO

Farmacias

MENDOZA, agosto 18: La justicia determinó que la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) debe costear el diagnóstico de mutaciones de BRCA 1 y BRCA 2 a una afiliada. El estudio es el que se realizó en 2013 Angelina Jolie antes de hacerse una mastectomía preventiva.

#SaludPública
Médicos de hospitales bonaerenses acordaron pauta salarial para este año
ADJUNTO
LA PLATA, julio 22: Luego de una larga lucha, el gremio CICOP aceptó en disconformidad la oferta salarial del gobierno provincial, con una suba del 34 por ciento y actualización por inflación.
#SeguridadSocial
Obra social salteña garantiza los medicamentos para personas con hemofilia
ADJUNTO
SALTA, julio 22: Desde el IPS local remarcaron que tienen los recursos para que las más de 22 personas bajo tratamiento en la provincia que son afiliados de la entidad reciben en tiempo y forma la medicación, fundamental para tener una buena calidad de vida de las personas. Por sus altos costos, estos fármacos son parte de los tratamiento de alta complejidad de la seguridad social.

En mayo del 2013, la actriz Angelina Jolie informó que se había sometido a una mastectomía preventiva, es decir la extirpación de las mamas, ante los resultados de un estudio genético que alertó sobre la posibilidad de desarrollar cáncer de mamas. El radical procedimiento generó polémica, además de una ola de estudios para detectar mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2, que son los que marcan el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovarios. Si bien con el correr de los años el análisis se fue popularizando, la seguridad social no lo cubre, por lo menos hasta ahora, que la justicia decidió obligar a la obra social mendocina a pagar el estudio de una afiliada, que tiene antecedentes y predisposición a padecer este tipo de tumores.

El fallo de la Justicia mendocina ordenó a la Obra Social de Empleados Públicos (OSEP) a cubrir el 100 por ciento de un estudio genético a una paciente con antecedente de cáncer de mama y que, por factor hereditario, podría volver a manifestar la enfermedad. El estudio se llama "diagnóstico de mutaciones de BRCA 1 y BRCA 2 por secuencia completa de ambos genes". Es, justamente, el mismo al que se sometió la actriz norteamericana que generó la polémica intervención.

En la Argentina, este estudio genético cuesta alrededor de 20 mil pesos y se realiza en centros médicos de Rosario y Buenos Aires. Basta con una muestra de sangre de la paciente para hacerlo. En Mendoza es el primer fallo de este tipo, aunque son muchos las mujeres que, a pedido de sus médicos oncólogos, han solicitado realizarlo. La sentencia del 28 de julio pasado (expediente 251069), del juez civil Ricardo Sancho, le da ese derecho a la paciente Verónica Serpa, una pediatra mendocina de 45 años que tuvo cáncer de mama y que tiene antecedentes de poseer esta mutación genética.

De acuerdo con la sentencia, la paciente Verónica Serpa decidió demandar a OSEP un año atrás, después de que su médico, el Dr. Francisco Gago solicitó una evaluación a cargo de la Dra. Alejandra Manpel, médica genetista, quien pidió la secuencia completa del estudio "Diagnóstico de mutaciones de BRCA 1 y BRCA 2", en función de la edad de la paciente (45 años) y sus antecedentes hereditarios (dos familiares directos que habían padecido cáncer de mama). En julio de 2015, a la paciente se le descubrió un tumor en la mama que resultó ser hormono dependiente, sin metástasis, y fue sometida a tratamiento dequimioterapia. Luego la amparista fue sometida a cirugía mamaria, siendo indispensable antes de comenzar con radioterapia contar con los resultados del estudio de secuenciación completa de BRCA1 y BRCA2, que pese al pedido formulado a OSEP y la carta documentó enviada, la obra social no ha dado cobertura al tratamiento.

Desde la administración central de OSEP ya adelantaron que van a cumplir con el fallo y, mencionaron que, en una audiencia de conciliación, se le ofreció a la paciente cubrir la mitad del estudio genético, como ocurre con otros pedidos. Sin embargo, Serpa y su abogado Jorge Caloiro, siguieron adelante con la demanda porque consideraron que la obra social debía cubrir la totalidad del tratamiento.

El Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos dice que el 12 por ciento de la población femenina mundial tiene probabilidad de tener cáncer de mama, pero en aquellas mujeres que padecen la mutación genética BRCA1, la incidencia sube entre 55 y 65 por ciento, y con el gen BRCA2, la posibilidad de padecer cáncer alcanza al 45 por ciento. Para la paciente que ganó el juicio, el estudio genético "puede permitir que pacientes en riesgos y, de bajos ingresos, puedan someterse a estos estudios y prevenir el cáncer". Las medidas concretas de prevención y reducción del riesgo de cáncer son la extirpación de una o las dos mamas, del ovario, o de algún órgano asociado a ese gen.

En la Legislatura mendocina avanza un proyecto -que aguarda sanción definitiva en Diputados-, que crea el "Programa provincial de prevención del cáncer de mama y ovario de base hereditaria". Es una iniciativa del médico Eduardo Giner, ex intendente de Tunuyán y actual senador de la UCR, que contó con el apoyo de la vicegobernadora Laura Montero. La propuesta fue redactada por especialistas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo, el Hospital Universitario y el laboratorio de Biología Tumoral del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo. La ley establece "la obligatoriedad para todos los prestadores de salud del estado provincial, obras sociales provinciales y aseguradoras privadas de brindar cobertura al 100 por ciento del costo que implique la determinación del estado de portador de las anomalías perniciosas en los genes BRCA1 y BRCA2". Y establece que debe hacerse sin costo alguno para el paciente que, siendo positivos al estudio de riesgo, requiera de medidas profilácticas quirúrgicas, farmacológicas y toda otra que a futuro la ciencia determine como eficaces, en el cáncer de mama y ovario con base hereditaria. Esto incluye las cirugías reparadoras en los casos que corresponda.