Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/8/17
SaludPública

#SaludPública

Aseguran que 6 de cada 10 médicos bonaerenses fueron agredidos durante sus actividades

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, agosto 10: Las cifras son un promedio elaborado por distintas entidades que nuclean a profesionales de la salud. Los ataques se dan especialmente en guardias y cuando salen a servicios domiciliarios, tanto en hospitales públicos como en el sistema privado. Las entidades gremiales piden al gobienro que toma cartas en el asunto, y cumpla los protocolos de protección. Leyes más duras contra los agresores, una de las propuestas.

#Cannabis
Hurlingham quiere ser pionero en la producción municipal de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 16: El Concejo Deliberante local aprobó un proyecto para que la comuna plante marihuana para luego producir medicamentos en base a la droga. Para eso, se creará el denominado Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales. La iniciativa cuenta con el respaldo de una ONG local que reúne a familias que usan el cannabis para tratar distintas patologías.
#SaludPública
Alarma en Bariloche por un brote de gastroenteritis provocado por un virus
ADJUNTO
RIO NEGRO, septiembre 16: Según las autoridades sanitarias, unos 1.200 chicos, en su gran mayoría estudiantes que llegan a esa localidad de viaje de egresados, se vieron afectados por un norovirus que se expande rápidamente.

La semana pasada, una médica del hospital Rivadavia vivió una situación dramática, cuando fue atacada por varias personas cuando volvió a la ambulancia luego de atender una emergencia en la villa 31. El ataque, que tuvo hechos similares en diversos distritos bonaerenses donde el servicio domiciliario comenzó a funcionar, dejó el descubierto otra vez más la problemática de la violencia en el sistema sanitario. Entidades que nuclean a médicos y otros profesionales de la provincia de Buenos Aires alertaron que los ataques se repiten, y que pese a los anuncios oficiales no cesan. Según sus datos, seis de cada 10 médicos en la provincia de Buenos Aires fue atacado durante su actividad. La cifra se repite en suelo porteño, donde fue el ataque a la profesional antes mencionado La situación tiene un correlato en toda la región.

Según distintas entidades médicas de la provincia de Buenos Aires, cerca del 60 por ciento de los médicos bonaerenses que trabajan en hospitales públicos y privados ha sufrido alguna forma de agresión por parte de pacientes o de sus familiares. Los médicos de guardia, los que auxilian en la calle o a domicilio y las médicas jóvenes son las principales víctimas. Si bien la mayoría de las agresiones se dan en las guardias o en las ambulancias, también se producen en los centros de salud. “Los episodios de violencia son un fenómeno que se vienen desarrollando hace algunos años y han ido en aumento”, señala Jorge Mazzone, presidente del Colegio de Médicos, consultado por el diario El Día de La Plata.

Como disparadores de las conductas violentas los médicos mencionan las esperas prolongadas que deben enfrentar los pacientes y la imposibilidad de ofrecerles respuestas acordes a sus expectativas. También se desatan cuando los médicos se niegan a recetar psicofármacos a personas que no padecen enfermedad mental o certificados de ausentismo laboral sin causa. “La sociedad está violenta y es responsabilidad del Estado tomar medidas drásticas para proteger a los médicos”, dice Mazzone, y agrega: “Los lugares de trabajo tienen que tener condiciones adecuadas a nivel laboral y un sistema de seguridad y mejor atención. Porque después de esperar largas horas. La gente entra en crisis”.

En tanto, desde el gremio CICOP también se quejaron de los casos de violencia en el sector público, y le apuntaron al Ministerio de Salud provincial y el recorte presupuestario Cuando renunció la ministra Zulma Ortiz, hace dos semanas, la entidad emitió un duro documento, donde denunció “el incumplimiento del protocolo de hospitales libres de violencia que sigue exponiendo al riesgo a nuestros compañeros”, y lo vinculó “al desfinanciamiento”. “Las dificultades para el ingreso de nuevos profesionales, las guardias descubiertas y los servicios cerrados se han transformado en datos duros de la crisis”, agregó CICOP.

La situación también tiene cifras alarmantes en la Ciudad de Buenos Aires. Según publica el mismo matutino bonaerense, en 12 de los hospitales públicos de Capital Federal, el 19 por ciento de los médicos recibió empujones o golpes fuertes que los obligaron a tratarse y a una licencia, según una encuesta realizada a 729 profesionales por la Asociación de Médicos Municipales, en 2015. Además, el 74 por ciento declaró que recibió insultos por parte de pacientes y familiares.

Para Mazzone, una de las medidas para frenar las agresiones es endurecer las sanciones: “Se necesita legislar leyes para que las personas que agredan a personal público tengan penas más duras”. “El tema es que hay países que han tomando medidas contundentes, como España, en donde sacaron legislaciones para contrarrestar el fenómeno. En Argentina existe una impunidad total. El personal sanitario es agredido impunemente. Los agresores se van tranquilos o, incluso, esperan a los médicos a la salida”, concluyó.