#Favaloro: Un día como hoy en la ciencia…
Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF

#Favaloro

Un día como hoy en la ciencia…

ADJUNTO

Un 9 de Mayo, pero de 1967, el Dr. René Favaloro implementó una revolucionaria técnica cardiovascular que salvaría la vida de de millones de personas en todo el mundo: el bypass. Hoy se cumplen cincuenta años de aquel día.

0
#FarmaciasYCoronavirus
María Isabel Reinoso confirmó que tres farmacéuticos en el país contrajeron Covid-19
ADJUNTO
BUENOS AIRES, abril 30: La presidenta de la COFA participó de una jornada de debate virtual con farmacéuticos de Iberoamérica, y explicó las medidas tomadas por la entidad en la pandemia, y el impacto del coronavirus en el sector.
1
#Pandemia
Murió un paciente que padeció una infección combinada de Covid-19 y H1N1
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 30: Un hombre en la provincia de Tucumán falleció en una clínica, donde confirmaron que padecía gripe A y además coronavirus. Además, padecía EPOC.
Favaloro

E
l Dr. René G. Favaloro fue el responsable de estandarizar y sistematizar la técnica de bypass aortocoronario (o cirugía de revascularización miocárdica) en la década de 1960. Poco tiempo después esta cirugía se convirtiría en una de las más practicadas en todo el mundo, ya que brindó la posibilidad a miles de pacientes con enfermedad coronaria (aterosclerosis) de prolongar la vida y mejorar su calidad.

“Muchas veces tuve que hacer mi relato en primera persona, ya que participé activamente con nuevas ideas en el desarrollo de la cirugía coronaria. No hacerlo, hubiera sido un exceso de modestia. Pero debe quedar en claro que para mí lo individual no cuenta. Es tiempo de entender que el yo ha sido reemplazado por el nosotros”, reflexionaba Favaloro en su libro “De La Pampa a los Estados Unidos”.

Es que tras ser médico rural por más de una década, Favaloro decidió viajar a Estados Unidos a pesar de contar con pocos recursos y casi no hablar inglés, para poder realizar una especialización y así poder hacer una mayor contribución a la sociedad.

Una vez en Cleveland, Favaloro pasó muchas horas revisando cinecoronarioangiografías y estudiando la anatomía de las arterias coronarias y su relación con el músculo cardíaco en el laboratorio del Dr. Sones, el padre de la arteriografía coronaria, que tenía la colección más importante de cineangiografías de los Estados Unidos.

Allí comenzó a hacer sus primeros acercamientos a la técnica, que recién para 1970 se estandarizaría como bypass y sería publicada con sus especificidades en revistas especializadas de los Estados Unidos y explicada en profundidad en su libro de 1970 el “Tratamiento Quirúrgico de la Arteriosclerosis Coronaria”.

Antes del by pass, los cardiólogos recurrían a una técnica que conectaba la arteria aorta y el músculo cardíaco utilizando la vena safena. Sin embargo, Favaloro decidió unir la vena safena con el extremo más distante de la arteria coronaria obstruida “saltando” el bloqueo, y obtuvo un éxito con esa nueva técnica que luego diversos estudios científicos demostraron que era efectiva.

“El by pass es uno de los grandes hitos en los tratamientos de la enfermedad coronaria”, aseguró el director del Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular de la Fundación Favaloro, Oscar Mendiz, y destacó que “tiene mucho de arte esta técnica”.

En la misma línea se manifestó el presidente del Colegio Argentino de Cirujanos Cardiovasculares, Fernando Cichero, que aseguró que “Favaloro entendió el problema y revolucionó las operaciones cardiovasculares, porque antes del by pass no había otra cosa, con un infarto te daban un mes de cama, era una debacle, la mitad de los infartados moría”.

“Fue una maravilla, no solo descubrió una técnica sino que inventó la operación cardiovascular”, agregó Cichero.

A partir de este trabajo fundamental en su carrera, el prestigio de Favaloro trascendió los límites de Estados Unidos, ya que el procedimiento cambió radicalmente el tratamiento de la enfermedad coronaria y permitió salvar millones de vidas en todo el mundo hasta hoy en día, ya que se calcula que sólo en los Estados Unidos se realizan unos 700.000 by pass por año.

“Sigue muy vigente pero por supuesto que con modificaciones”, expresó Mendiz, y explicó que en la actualidad se utiliza la arteria torácica interna, llamada mamaria interna. Antes era la vena safena, que dura 15 años, mientras que la mamaria dura toda la vida”.

“Cambiaron la manera de tratar a los pacientes coronarios, modificó el estatus de vida de los pacientes y les estiró la vida”, aseveró Cichero y concluyó: “Después de 50 años sigue siendo efectiva, es extraordinariamente buena”.

Como destacan desde la Fundación Favaloro, el aporte del médico platense no fue casual, sino el resultado de conocimientos profundos de su especialidad, de horas de investigación y de intensa labor, y, como él mismo decía, su contribución no fue personal sino el resultado de un trabajo que tenía como primer objetivo el bienestar del paciente.

comentarios