Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/12/16
Efeméride

#Efeméride

Un día como hoy en la ciencia...

ADJUNTO
Efeméride

BUENOS AIRES , diciembre 5: Un 5 de diciembre, pero de 2002, un equipo internacional de científicos asombraba al mundo al revelar que el hombre y el ratón comparten el 99% de sus genes. El hecho histórico significó un gran avance para el estudio y control de todo tipo de enfermedades.

#PAMI
Preocupación porque el PAMI saca de las farmacias la entrega de varios insumos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 15: Pacientes ostomizados dejarán de retirar insumos en sus farmacias, y deberán retirarlos en una sucursal de Correo Argentino, a partir de una decisión de la obra social. Además, esta misma suerte podrían correr pañales y hasta algunos medicamentos. Sectores farmacéuticos aseguran que se trata de “un millonario negocio”.
#AccesoalosMedicamentos
Glovo avanza en el mundo: se asocia a cadena de farmacias de Ecuador
ADJUNTO
QUITO, octubre 14: La app de entregas informó que se asoció con la cadena de farmacias ecuatoriana Medicity para hacer entregas a domicilio de medicamentos de venta libre, artículos de higiene personal, y otros de consumo masivo.

El 5 de diciembre de 2002, el mundo amaneció con la publicación de un trabajo científico que demostraba las similitudes genéticas entre los redores y los seres humanos.

El trabajo, publicado en la revista Nature, revelaba que este modesto roedor tiene también 30.000 genes, y que comparte al menos el 99% de ellos con el ser humano.

La investigación agrupó a más de 200 científicos de 12 países, coordinados por los centros de investigación genómica de la Universidad de Washington en Saint Louis, el Instituto Whitehead del Massachussets Institute of Technology (ambos en Estados Unidos) y el Instituto Sanger de Cambridge (Reino Unido).

El genoma del ratón mide 2.500 millones de bases (unidades del ADN), algo menos de las 2.900 que mide el humano. El consorcio ha descrito el orden exacto (secuencia) del 95% de esas bases. Sólo una pequeña fracción del genoma son genes, segmentos de ADN cuya secuencia contienen la información para fabricar una proteína.

Allan Bradley, del Instituto Sanger, comenta en Nature: "Aunque las diferencias anatómicas entre el ratón y el ser humano son espectaculares, no suelen reflejar más que alteraciones en la forma y el tamaño. El análisis detallado de los órganos, los tejidos y las células revela muchas similitudes, que se extienden a los sistemas orgánicos completos, las funciones fisiológicas, la reproducción, el comportamiento y las enfermedades".

Bradley cita un ejemplo bien estudiado: los ratones con mutaciones en un gen llamado p53 muestran una propensión al cáncer muy similar, si no idéntica, a la que sufren los humanos con mutaciones en el mismo gen. Las esperanzas de encontrar un fármaco que pueda eliminar esa propensión se ven multiplicadas por toda la batería de experimentos que se pueden hacer en el ratón (y no en el humano): inactivar el gen, repararlo, modificarlo en el tubo de ensayo y reintroducirlo en el animal, averiguar dónde y cuándo está activo, probar moléculas que bloqueen su efecto, examinar qué otros genes pueden compensarlo y muchas más.

Luego, estudios posteriores demostraron porque algunos procesos y sistemas en los ratones, como el sistema inmunitario, el metabolismo y la respuesta al estrés, son tan diferentes cuando se trata de los humanos.