Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/11/16
Efeméride

#Efeméride

Un día como hoy en la ciencia…

ADJUNTO
Efeméride

Un 14 de noviembre, pero de 1891, nacía en Canadá Frederick Grant Banting, médico e investigador dedicado al estudio de la diabetes mellitus. En 1921, con la ayuda de Charles Herbert Best y James Bertram Collip, realizaron una serie de investigaciones y experimentos que le permitieron aislar la sustancia que llamó «isletina», hoy conocida como insulina. Compartió el premio Nobel de Medicina de 1923 con John James Macleod, Charles H. Best y James Collip. En su honor, hoy se celebra el Día Mundial de la Diabetes.

#NuevosTratamientos
Crece la participación del país en la realización de ensayos clínicos de nuevos medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 17: Según un informe de la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), se duplicó la cantidad de pruebas de nuevos tratamientos en el país, que ocupa el tercer lugar en la materia en Latinoamérica, detrás de Brasil y México.
#SaludPública
La salud en el país: más diabetes y obesidad, menos males coronarios
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 16: Un estudio revela que subió la incidencia de los males relacionados con el sobrepeso, y bajaron los casos de enfermedad arterial coronaria. El trabajo contó con el apoyo del Reino Unido.

Hace 125 años nacía en Ontario (Canadá) Frederick Grant Banting, quien en el verano de 1921 junto con su equipo descubrió la hormona de la insulina.

Desde finales del siglo XIX los científicos se habían percatado de la relación entre el páncreas y la diabetes. Algunos trabajos indicaban que la enfermedad estaba causada por una carencia de una hormona segregada por los islotes de Langerhans del páncreas. Oscar Minkowski y otros trataron de aislar esta hormona sin éxito. Schafer la denominó "insulina" y se suponía que ejercía un control sobre el metabolismo del azúcar, de tal manera que su ausencia provocaba el aumento de éste en sangre y en orina. Se trató de administrar extracto de páncreas o la glándula fresca a los diabéticos, tratamiento que fracasó porque la hormona debía ser destruida por los enzimas proteolíticos. Por otro lado, todavía eran inseguras las técnicas de detección de glucosa en sangre y orina. La lectura de un artículo de Moses Baron en el que se decía que la ligadura del conducto pancreático provocaba la degeneración de las células que segregaban tripsina, pero que los islotes permanecían intactos llamó su atención. Pensó que podría recurrir a este procedimiento para obtener insulina.

Se puso en contacto con J.J.R. Macleod, profesor de fisiología de la Universidad de Toronto, quien le facilitó lo necesario para poder investigar en su laboratorio. Trabajó entonces con Charles Best, estudiante de medicina, que fue su asistente y, más tarde con el químico James B. Collip. En agosto de 1921 administraron la insulina obtenida de los islotes de Langerhans a perros diabéticos comprobando que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina y desaparecían los síntomas típicos de la enfermedad. Repitieron varias veces los experimentos con resultados distintos, en función de la pureza de la insulina utilizada. Fue Collip el que se encargó de lograr una que fuera lo más pura posible. La emplearon por vez primera, pocas semanas después, en un muchacho diabético de catorce años, que mejoró de forma extraordinaria de su enfermedad.

La primera descripción de los resultados obtenidos con el uso de la insulina en la diabetes figura en el artículo "Pancreatic extracts in the treatment of diabetes mellitus" (Extractos pancreáticos en el tratamiento de diabetes mellitus), publicado en 1922 en el Canadian Medical Association Journal. Banting y Macleod recibieron el Premio Nobel de Medicina en 1923. Banting protestó porque MacLeod compartiera el premio en lugar de Best, y repartió con este último su parte del Nobel. Previamente Banting y Best detallaron la técnica en un artículo que se publicó en el Journal of Laboratory and Clinical Medicine en 1921-22. Asimismo, Banting, Best y Macleod prepararon una comunicación, que llevaba por título "The internal secretion of the pancreas", que se dio a conocer en la reunión de la American Physiological Society, de 1921.

En 1926 Jacob Abel logró la síntesis de la insulina, hallazgo que dio a conocer en los Proceedings of the National Academy of Sciences, de Washington, con el título Crystalline insuline.

En 1930, el Parlamento canadiense concedió una ayuda a Banting para la instalación de un laboratorio de investigación (el Banting Institute) y su universidad creó una cátedra con su nombre. Allí trabajó en distintas líneas como las relacionadas con la silicosis, el cáncer y el ahogamiento.

Fue nombrado médico honorario del Hospital General de Toronto, del Hospital para niños enfermos, y del Toronto Western Hospital. Obtuvo asimismo el LL.D. degree (Queens) y el D.Sc. degree (Toronto). Recibió además los homenajes y merecimientos de varias sociedades científicas de su país y del extranjero.

Como pintor aficionado formó parte de una expedición gubernamental al Ártico. Se casó con Marion Robertson en 1924; tuvieron un hijo. Se divorció en 1932 y cinco años más tarde contrajo de nuevo matrimonio con Henrietta Ball.

Cuando se declaró la Segunda guerra mundial actuó como enlace entre los servicios médicos británicos y estadounidenses. En 1941 falleció víctima de un accidente aéreo en Newfoundland.

Habitualmente se habla de "tratamiento de Banting" para referirse al tratamiento de la obesidad mediante un régimen restringido, especialmente en azúcar, harinas y grasas.