Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 26/4/16
MSF

#MSF

Médicos Sin Fronteras reclama a la industria una reducción del precio de las vacunasADJUNTO

MSF

NUEVA YORK, abril 26: La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) realizó una acción de protesta contra las compañías farmacéuticas GlaxoSmithKline (GSK) y Pfizer, solicitando que rebajen los precios de la vacuna contra el neumococo a 4,5 euros por niño y por las tres dosis en todos los países en desarrollo y para todas las organizaciones humanitarias.

#AccesoalosMedicamentos
La OMS agrega medicamentos oncológicos a su lista de esenciales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 10: La entidad sanitaria mundial incorporó a su Lista de Medicamentos Esenciales tratamientos contra el cáncer que se toman vía oral en vez de ser inyectados.
#ConvenioPAMI
El PAMI y los laboratorios reanudan su “guerra fría” por deudas del viejo convenio
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: La obra social y la industria farmacéutica negocian en silencio por el reclamo de unos 4.200 millones de pesos que se adeudan del viejo contrato. La disputa apunta además al sistema de fijación de precios.

MSF lleva años de negociaciones con Glaxo y Pfizer, buscando reducir el precio de la vacuna contra el neumococo para su uso en las campañas de vacunación que MSF realiza en países en desarrollo y durante crisis humanitarias.

En esta oportunidad, tras no sentirse escuchados, desde MSF organizaron actividades de protesta en la ciudad de Nueva York. Desde el organismo relatan que gracias a la vacuna del neumococo, Pfizer y GSK ganaron 26.000 millones de euros en cinco años.

La vacuna antineumocócica constituye el 45% del total del coste de la vacunación completa de un niño en los países pobres (el paquete completo de vacunación supone la protección contra 12 enfermedades). Esta vacuna es un ejemplo claro de vacuna con un precio desproporcionado. Ahora, el precio más bajo disponible es de 9 euros por niño para las tres dosis necesarias y este es el precio subvencionado disponible solo para países pobres, a través de los mecanismos internacionales de financiación de la Alianza por las Vacunas (GAVI).

“Pfizer y GSK ponen un precio tan elevado que muchos gobiernos y organizaciones humanitarias no pueden vacunar a los niños. Dado que hasta el momento con la venta de la vacuna contra la neumonía han facturado miles de millones de euros creemos que Pfizer y GSK pueden permitirse bajar el precio de esta vacuna para que todos los países en desarrollo puedan proteger a sus niños. Porque, ¿qué sentido tiene una vacuna para salvar vidas si los más vulnerables no pueden costearla?”, se pregunta Miriam Alía.

“Coincidiendo con el Día Mundial de la Neumonía, la semana pasada compañeros de MSF trataron de entregar 17 millones de dólares falsos (la misma cantidad que gana diariamente la compañía solo con las ventas de esta vacuna) al presidente Pfizer, Ian Read en la sede de la compañía en Nueva York”, explica Miriam Alía, responsable de Vacunación de MSF.

“El económico es solo uno de los obstáculos. También somos conscientes de los límites que nos impone la cadena de frío -el hecho de tener que mantener las vacunas a entre 2º y 8º C y que supone uno de los grandes desafíos para aumentar la cobertura de las vacunaciones. Necesitamos vacunas con varios antígenos combinados y con pocas dosis que permitan la inmunización completa de un niño en un número mínimo de visitas; que sean orales o a través de parches –para que podamos vacunar cuando no haya enfermeros–; que sean termoestables (pueden estar fuera de la cadena de frío durante un breve periodo de tiempo, justo antes de su administración) y que mecanismos como GAVI, la Alianza Global para las Vacunas, que consiguen precios reducidos, puedan emplearse no solo en campañas de inmunización rutinarias sino también en vacunaciones en situaciones de crisis humanitarias y emergencias”, concluye Miriam Alía.

Con información de Nueva Tribuna.