Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/7/15

#Insulina

Un día como hoy en la ciencia...

Insulina

...pero de 1921 los científicos Frederick Grant Banting y Charles Best logran aislar la hormona insulina que segrega el páncreas.

#PAMI
Crisis en las farmacias: provincias sin atención de medicamentos de PAMI
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 10: Es por la deuda que mantiene la obra social. Muchos farmacéuticos decidieron limitar o cortar el servicio, hasta que reciban respuesta a sus reclamos. Se estima que la deuda asciende a más de 600 millones de pesos.
#SaludenCrisis
¿Dónde están los $19.000 millones que el PAMI les debe a sus prestadores?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, enero 24: En medio de las amenazas de corte de las farmacias, la pregunta se vuelve necesaria. Parte de la respuesta puede estar es noticias como el préstamo de 18.700 millones de pesos a la cerealera Vicentín. El parecido de las cifras es una metáfora perfecta de una costumbre argentina en materia de manejo de los recursos. Mientras se discute, las farmacias sufren las consecuencias de estos manejos, que vienen desde hace tiempo.
D

esde finales del siglo XIX los científicos se habían percatado de la relación entre el páncreas y la diabetes. Algunos trabajos indicaban que la enfermedad estaba causada por una carencia de una hormona segregada por los islotes de Langerhans del páncreas. Oscar Minkowski y otros trataron de aislar esta hormona sin éxito. Schafer la denominó "insulina" y se suponía que ejercía un control sobre el metabolismo del azúcar, de tal manera que su ausencia provocaba el aumento de éste en sangre y en orina. Se trató de administrar extracto de páncreas o la glándula fresca a los diabéticos, tratamiento que fracasó porque la hormona debía ser destruida por los enzimas proteolíticos. Por otro lado, todavía eran inseguras las técnicas de detección de glucosa en sangre y orina. La lectura de un artículo de Moses Baron en el que se decía que la ligadura del conducto pancreático provocaba la degeneración de las células que segregaban tripsina, pero que los islotes permanecían intactos llamó la atención de Frederick Grant Banting, un médico e investigador canadiense. Pensó que podría recurrir a este procedimiento para obtener insulina.

Se puso en contacto con J.J.R. Macleod, profesor de fisiología de la Universidad de Toronto, quien le facilitó lo necesario para poder investigar en su laboratorio. Trabajó entonces con Charles Best, estudiante de medicina, que fue su asistente y, más tarde con el químico James B. Collip. En agosto de 1921 administraron la insulina obtenida de los islotes de Langerhans a perros diabéticos comprobando que descendían los niveles de azúcar en sangre y orina y desaparecían los síntomas típicos de la enfermedad. Repitieron varias veces los experimentos con resultados distintos, en función de la pureza de la insulina utilizada. Fue Collip el que se encargó de lograr una que fuera lo más pura posible. La emplearon por vez primera, pocas semanas después, en un muchacho diabético de catorce años, que mejoró de forma extraordinaria de su enfermedad.

La primera descripción de los resultados obtenidos con el uso de la insulina en la diabetes figura en el artículo "Pancreatic extracts in the treatment of diabetes mellitus" (Extractos pancreáticos en el tratamiento de diabetes mellitus), publicado en 1922 en el Canadian Medical Association Journal. Banting y Macleod recibieron el Premio Nobel de Medicina en 1923. Previamente Banting y Best detallaron la técnica en un artículo que se publicó en el Journal of Laboratory and Clinical Medicine en 1921-22. Asimismo, Banting, Best y Macleod prepararon una comunicación, que llevaba por título "The internal secretion of the pancreas", que se dio a conocer en la reunión de la American Physiological Society, de 1921.

En 1926 Jacob Abel logró la síntesis de la insulina, hallazgo que dio a conocer en los Proceedings of the National Academy of Sciences, de Washington, con el título Crystalline insuline.