Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Modelos Argentinas: Naciones Unidas premia a investigadora

ADJUNTO
MiradaProfesional

ARGENTINA, septiembre 30: Se trata de Bibiana Vilá, coordinadora científica de la Comisión Asesora sobre la Biodiversidad y Sustentabilidad del Ministerio de Ciencia. Es la primera vez que un científico argentino es reconocido por la entidad. Fue distinguida por su trabajo en conservación de la vicuña.

#IndustriaFarmacéutica
Las farmacéuticas apuntan a ensayos para desarrollar productos pediátricos
ADJUNTO
MADRID, octubre 11: Desde Farmaindustria aseguran que en España los laboratorios monopolizan desde el 2015 los estudios de medicamentos y otros insumos para menores.
#LuchacontraelSida
Pacientes con HIV aseguran que se regularizó entrega de fármacos pero todavía faltan algunas drogas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 10: Entidades que forman el Frente Nacional por la Salud de las Personas con HIV insisten que si bien hubo una mejora en la entrega de tratamientos, todavía hay retrasos o faltante de algunas variedades. “Es muy feo ir a una farmacia y que te digan que no tienen ese medicamento que muchas veces te mantiene vivo”, dicen.

El próximo 15 de octubre durante la Conferencia de las Partes (COP12) a realizarse en Corea, la investigadora argentina Bibiana Vilá recibirá el premio otorgado por la Convención de Diversidad Biológica de la ONU (CBD) en conjunto con la Fundación AEON de Japón. Se trata del premio Midori, que se entrega cada dos años y reconoce a personas cuyo estudio de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad, haya hecho aportes extraordinarios a nivel global, regional o local.

Luego de enterarse de la distinción, que por primera vez se entregó a un argentino, Vilá agradeció al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET): “El CONICET ha sido y es mi principal institución desde que a los 23 años comencé a estudiar a las vicuñas del altiplano”. “Desarrollé mi carrera investigando a las vicuñas y proveyendo las bases para la toma de decisiones en materia de conservación y manejo de la especie”, agregó. En relación a su objeto de estudio, Vilá indicó que “las vicuñas son animales hermosos, muy interesantes a nivel biológico y económico así como también muy valorados simbólica, social y económicamente por los pueblos originarios de los Andes”.

Según indica el portal Argentina, además de la conservación de la vicuña silvestre, Bibiana Vilá encabezó la implementación de medidas de uso sostenible que integran tanto el conocimiento tradicional indígena como la ciencia moderna para el bienestar animal. Además el premio reconoce sus significativos aportes a las comunidades locales y la implementación de la educación ambiental en las zonas donde vive la especie. Estos logros fueron posibles gracias al uso sostenible de la fibra de vicuña, una de las más valiosas del mundo. Según la Fundación AEON, co-organizadora del premio, “los resultados en materia de conservación y uso sustentable diseñados por Vilá pueden ser situados como un modelo moderno de conservación y son muy significantes”.

La vicuña es una especie silvestre de camélido sudamericano que habita en la puna. Hasta 1950 estuvo en serio riesgo de extinción debido a la ausencia de planes de manejo y conservación. Desde la llegada de los españoles se comenzó con la caza y exportación de los cueros para la obtención de la fibra, que puede llegar a valer U$S600 por kilo, lo que llevo a la casi desaparición de estos animales. Por ese entonces, la población de vicuñas en América era cercana a los 4 millones de ejemplares, en 1950 no eran más de 10.000.

A fines de la década del 70 Argentina, Bolivia, Chile, Perú y Ecuador firmaron un Convenio para la conservación y manejo de la vicuña que permitió recuperar su población hasta contar en la actualidad con más de 76 mil ejemplares en nuestro país.

En Santa Catalina, Jujuy, a 3.800 metros sobre el nivel del mar, investigadores de CONICET, junto a comunidades y productores locales, han logrado recuperar una tecnología prehispánica sustentable para la obtención de la fibra de vicuña. Se trata de una ceremonia ancestral y captura mediante la cual se arrean y esquilan las vicuñas silvestres para obtener su fibra. Se denomina chaku y se realizaba en la región antes de la llegada de los conquistadores españoles.

Además de Vila, quien recibirá U$S100.000, la Convención de Diversidad Biológica de las Naciones Unidas premió a Kamal Bawa de la India por sus aportes en la investigación de bosques tropicales y a Alfred Oteng-Yeboah de Ghana por sus gestiones a nivel político para la conservación de la biodiversidad en África.