#MiradaProfesional: La ciencia contra la estupidez
Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF

#MiradaProfesional

La ciencia contra la estupidez

ADJUNTO

ESTADOS UNIDOS, noviembre 12: Una investigación científica realizada por profesionales de la Universidad John Hopkins y de la Universidad de Nebraska afirman haber logrado identificar el virus de la estupidez. Se ubica en la garganta y afecta el coeficiente intelectual de las personas.

1
#Pandemia
Murió un paciente que padeció una infección combinada de Covid-19 y H1N1
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 30: Un hombre en la provincia de Tucumán falleció en una clínica, donde confirmaron que padecía gripe A y además coronavirus. Además, padecía EPOC.
0
#PandemiayMedicamentos
Científicos cordobeses logran revertir casos de Covid-19 usando una solución a base de ibuprofeno
ADJUNTO
CORDOBA, mayo 8: En esa provincia se usó una solución nebulizable a partir de ese analgésico para tratar personas con cuadros graves de coronavirus. Según los datos presentados, el 70 por ciento evolucionó favorablemente. Será tratamiento “de uso compasivo”.
MiradaProfesional

"
Hay dos cosas infinitas: el Universo y la estupidez humana. Y del Universo no estoy seguro. ", solía repetir Albert Einstein. Quizás impulsados por esta premisa, un grupo de investigadores norteamericanos se decidió a estudiar el tema y lo que encontraron resulta sorprendente.

Los científicos encontraron un "virus de la estupidez" en la garganta de personas sanas. El 44% de las personas que dieron positivo al virus se desempeñaron de 7 a 9% más abajo en exámenes de coeficiente intelectual que mide capacidad de atención y que tan fácil se procesa información visual.

De manera sorpresiva, cuando los investigadores de Nebraska inyectaron el virus en ratones de laboratorio, estos comenzaron a equivocarse en los laberintos, se mostraron desconcertados con sus juguetes nuevos y no encontraban nuevas salidas puestas en sus jaulas. Actuaron, en resumidas cuentas, un poco más estúpidos que el ratón promedio. Según el investigador y Doctor Robert Yolken, "este es un ejemplo que muestra que los microorganismos inofensivos pueden afectar nuestras conductas y el aprendizaje".

Aunque existen otros expertos que se muestran escépticos sobre este estudio, también están de acuerdo en que aún no conocemos las implicaciones de los virus en un organismo lleno de células.

comentarios