Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 11/4/17
Medicamentos

#Medicamentos

Avanza el estudio de un fármaco contra el síndrome hipereosinofílico (SHE) graveADJUNTO

Medicamentos

LONDRES, abril 11: La farmacéutica GSK anunció el inicio de un estudio de fase III con mepolizumab, un antagonista de la interleucina 5 (IL-5), en pacientes con síndrome hipereosinofílico (SHE) grave.

#ProducciónPública
Santa Fe se ahorró en tres años U$S 55 millones gracias a la producción de sus propios medicamentos
ADJUNTO
SANTA FE, agosto 21: Un análisis del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) determinó que entre 2016 y 2018 se logró ahorra ese valor en el suministro de tratamientos, gracias al uso de fármacos producidos por la planta pública.
#LuchacontraelSida
Llega al país un medicamento de toma diaria para controlar el HIV que combina cuatro drogas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 21: La alternativa terapéutica es producida por el laboratorio Janssen y fue autorizada para su comercialización en el país. Los estudios afirman que el uso de los cuatro componentes (darunavir, el cobicistat, la emtricitabina y el tenofovir alafenamida” mejora la adhesión al tratamiento.

En el estudio, en el que se van a asignar de forma aleatoria 80-120 pacientes a cada una de las ramas de tratamiento, se evaluarán los efectos de mepolizumab, comparado con placebo, al añadirse al tratamiento habitual.

“El inicio del estudio de fase III es un avance crucial en nuestra labor de estudiar si mepolizumab podría constituir una opción de tratamiento alternativa para esta población de pacientes”, señala Steve Yancey, vicepresidente y responsable de desarrollo farmacológico de mepolizumab.

“El objetivo del tratamiento del SHE es prevenir la producción excesiva de eosinófilos, reducir o controlar los síntomas y prevenir cualquier daño causado en los órganos por los eosinófilos activados. Aunque existen limitados tratamientos para los pacientes con determinados tipos de SHE, las opciones actuales para la mayoría son insuficientes o su uso prolongado trae consigo efectos secundarios indeseados”, explicó.

La variable de evaluación principal del estudio es la proporción de pacientes que experimentan exacerbaciones del SHE (empeoramiento de los síntomas que requiere un aumento del tratamiento) durante el período de tratamiento de 32 semanas. Con las variables secundarias se pretende obtener evidencias que respalden los beneficios de mepolizumab comparado con placebo; estas variables incluyen el tiempo hasta la primera exacerbación del SHE, la proporción de pacientes que experimentan una exacerbación del SHE entre las semanas 20 y 32, y la gravedad de la fatiga que experimentan estos pacientes.

El SHE, que afecta aproximadamente a 20.000 pacientes en todo el mundo, es un grupo de trastornos inflamatorios caracterizados por una sobreproducción marcada y persistente de un tipo de glóbulos blancos denominados eosinófilos. Cuando los eosinófilos activados del torrente sanguíneo infiltran diversos tejidos, provocan inflamación y daños en los órganos que, con el tiempo, pueden llegar a afectar a su función diaria.

Dependiendo de qué órganos se vean afectados, esto puede dar lugar a complicaciones que van desde fiebre y malestar hasta anomalías hematológicas y problemas respiratorios y cardíacos. Si no se trata, los síntomas del SHE empeoran progresivamente y la enfermedad puede ser mortal.