Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 5/1/17
Fármaco

#Fármaco

Una vacuna atenuada, la nueva esperanza contra la malariaADJUNTO

Fármaco

WASHINGTON, enero 5: Una nueva generación de vacunas contra la malaria, basada en patógenos genéticamente atenuados, ha obtenido resultados prometedores en el primer ensayo, todavía en fase I, que se hace con una de estas inmunizaciones.

#SaludPública
Alertan que crecieron en Misiones males como la leptospirosis y el hantavirus
ADJUNTO
POSADAS, agosto 8: Según datos oficiales, en esa provincia hubo más casos de esas enfermedades, además de paludismo. Preocupación en el sistema de salud provincial.
#CrisisSanitaria
Los problemas de acceso a los medicamentos generan clima de emergencia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 16: Las últimas subas, afirman en el sector, profundizará la baja en la dispensa de tratamientos. Por eso, piden que se declarar la “emergencia en medicamentos”, y se tomen medidas urgentes. A pese al temor, en el PAMI dice que están trabajando para evitar el impacto de la devaluación en el sector.

La vacuna emplea a parásitos modificados genéticamente que son incapaces de reproducirse en el hígado humano, pero sí pueden estimular eficazmente el sistema inmunológico para proteger de la infección palúdica.

Esta vacuna activó de forma segura una respuesta inmune robusta en diez voluntarios sanos, cuyos anticuerpos lograron proteger por completo de la malaria en un modelo murino, según se expone en un estudio que publica Science Translational Medicine.

Los científicos eliminaron tres genes de Plasmodium falciparum que resulta críticos para la infección hepática, evitando así el avance del parásito en la sangre, fase en la que aparecen los primeros síntomas de la enfermedad.

La vacuna se denomina GAP3KO, en alusión al parásito genéticamente atenuado (GAP), a través del silenciamiento (knock-out) de 3 genes. El trabajo se ha llevado a cabo en el Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas del Centro Fred Hutchinson, en Seattle, bajo la dirección de Sebastian Mikolajczak. Los resultados obtenidos allanan el camino para una fase Ib del ensayo con la vacuna.

Para Robert Seder, del Centro de Investigación en Vacunas de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) estadounidenses, este hallazgo es un gran avance, "al proporcionar por primera vez pruebas de que Plasmodium falciparum genéticamente atenuado resulta seguro e inmunogénico en humanos".