Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MálagaHoy

#MálagaHoy

Un test predice los efectos adversos de unos 200 fármacos en los pacientes

MálagaHoy

La prueba, basada en los avances genéticos, cuesta unos 150 euros y la ha diseñado una empresa malagueña · Otro test más caro anticipa la eficacia de los tratamientos

La genética está revolucionando la medicina. Desde hace varios años, se aplican tratamientos oncológicos a la carta en función del perfil genético de cada paciente que es una de las claves de los mejores resultados en la lucha contra esta enfermedad.

Ahora, una empresa malagueña ha diseñado un test genético que permite predecir la toxicidad de unos 200 fármacos -los más comunes, como analgésicos, antibióticos o ciertos tratamientos cardiovasculares- en un paciente concreto. Es decir, conocer de antemano los efectos adversos a largo plazo de una medicina en un enfermo en particular. La prueba -que no es molesta para la persona porque consiste en obtener con uno hisopo saliva cuyo ADN se analiza posteriormente- cuesta unos 150 euros, está basada en los avances genéticos y ha sido creada por Genoclinics. No se comercializa en farmacias, sino que se distribuye a través de una veintena de médicos que son referentes en su especialidad.

La Junta de Andalucía acaba de conceder un préstamo de 200.000 euros a la empresa a través de la Agencia Idea para que ahora que tiene el test diseñado, lo lance al mercado. La delegada de Innovación, Marta Rueda, destaca que el avance supone un beneficio para el paciente y un ahorro para el sistema sanitario porque se pueden evitar los efectos adversos de la medicación.

Pero no es la única línea de trabajo de Genoclinics. La empresa también ha desarrollado un test, también genético, que cuesta cerca de 500 euros y que además de la toxicidad de los fármacos para un determinado paciente predice su eficacia. Una mejora que se centra en los ámbitos cardiovascular y oncológico. La prueba es clave para que el especialista aplique directamente el tratamiento que va a funcionar en un paciente concreto, una información que es fundamental para ahorrar tiempo en patologías en las que se lucha contrarreloj por la supervivencia y para evitar la toxicidad de medicinas que son muy fuertes. "Aquello de la misma pastilla para todos ya no es así. Los tratamientos son a la carta según las variantes genéticas de cada persona", explica Javier Porta, director de I+D de Genoclinics.

La empresa, que ha desarrollado su investigación con la colaboración de la Universidad de Málaga, también ha diseñado otros tests. Uno, de diagnóstico genético para enfermedades provocadas por la mutación de un solo gen (monogénicas). Con esa prueba, la patología se puede detectar de forma muy precoz porque aunque la persona no presente síntomas, si tiene la alteración genética, padece la enfermedad.

Pero incluso, los investigadores de Genoclinics han sido más allá y han diseñado un test genético para lo que sus investigadores llaman el diagnóstico preventivo. Es decir, una prueba basada en la genética que permite predecir el riesgo que tiene alguien de sufrir determinadas patologías cardiovasculares u oncológicas. La información aportada por este test es útil para que la persona extreme los chequeos frente aquellas enfermedades a las que es más vulnerable y modifique los hábitos de vida que puedan abocarle a esas patologías.