Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Farm.JudithRebullida

#Farm.JudithRebullida

Prescribe que no dispensaras, y viceversa.ADJUNTO

Farm.JudithRebullida

Históricamente, el que prescribe no dispensa y el que dispensa no prescribe. ¿Conoce Ud. un médico que ocupe la dirección técnica de un laboratorio farmacéutico, o un farmacéutico que elabore una historia clínica y diagnostique? Seamos objetivos. Y respetuosos de las incumbencias, por que la audacia de los inescrupulosos sólo tienen como objetivo, confundir y dividir, a costa de crear conflictos entre profesionales de la salud.

#AbusoDeMedicamentos
Alertan que se registran en el país casos de abuso con oxicodona y otros analgésicos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 20: Desde la Fundación Fundartox aseguran que si bien en la Argentina hay controles sobre este tipo de medicamentos, desde hace un tiempo se detectan más casos de uso abusivo. En Estados Unidos, estos fármacos generaron una emergencia en materia de adicciones.
#FarmaciadelFuturo
Farmacias de San Juan utilizan dos robots para dispensar medicamentos de manera automática
ADJUNTO
SAN JUAN, agosto 19: Dos locales de esa provincia ya utilizan un dispositivo que entrega en segundos los tratamientos que previamente se dispensan en el mostrador. Este tipo de aparatos ya se usan en varios países, y comienzan a llegar a la Argentina.

El farmacéutico recibe una formación de grado académico, y el médico u odontólogo, recibe otra. Los planes de estudios universitarios son claros y contundentes. Las incumbencias también. Y esto no es antojadizo. Es el fruto de múltiples estudios y planes elaborados por idóneos en la materia y de autoridades académicas. El farmacéutico del siglo pasado estuvo preparado esencialmente para formular, el de la actualidad, está formado para dispensar, controlar calidad y buenas prácticas de elaboración, de mantenimiento y distribución, principalmente. Pero en ninguna currícula se observa que esté ni instituido ni habilitado a diagnosticar. Sin embargo, hay quienes lo proponen, muy sueltamente y sin fundamentos válidos ni fuentes científicas. Hablar por que se tiene boca, no evidencia profesionalismo alguno, mucho menos espíritu sanitario.

El análisis es simple. Si se pretende que un farmacéutico prescriba, entonces es viable que un medico dispense. Si se avasalla, damos lugar a que nos avasallen. ¿Es ético que un farmacéutico prescriba y dispense a la vez? ¿Están proponiendo dos clases de farmacéuticos, acaso? ¿Con que criterio sanitario lo hacen? Con esa línea de pensamiento, analicemos una aprobable situación. Si el farmacéutico puede prescribir, por ejemplo, a un paciente que padece hipercolesterolemia, una estatina, significa que previamente un bioquímico hizo un análisis para detectar la enfermedad. ¿Quién indica esa practica bioquímica? ¿El farmacéutico? ¿O el médico la indica para que luego el paciente acuda al farmacéutico que prescribirá y de paso si puede, dispensará? ¿Y si la situación se diera a la inversa? El médico indica a su paciente un estudio bioquímico. Con el análisis, diagnostica hipercolesterolemia y prescribe una estatina. Y todo en el ámbito de una farmacia, el paciente recibe del mismo médico, ese fármaco. ¿Por qué no? Disculpe Ud. lector si esto le suena a broma o locura, pero es algo así lo que un reducido (a Dios gracias) numero de farmacéuticos (crease o no, son farmacéuticos) divulgan.

Los que postulan y popularizan (la libertad de expresión, evidentemente es usada sin responsabilidad alguna por muchos), esta idea, ¿podrían explicar a la sociedad y a sus pares, públicamente, y haciéndose cargo de sus dichos, si es harto suficiente haber estudiado materias como fisiología humana y otras relativas, para estar un farmacéutico capacitado para prescribir? Al ser instruidos en farmacognosia, farmacotecnia, farmacodinamia, etc. ¿habilita a prescribir? Por favor, queridos lectores, colegas, no se confundan. Para prescribir, antes hay que estar formados en la universidad para diagnosticar. O sea, estudiar medicina, ejercer la medicina. Ni más ni menos.

Quienes propagan esta consigna no sólo están creando innecesariamente un conflicto de interés con los galenos, sino que además están sembrando extravagancias al límite del intrusismo. ¿Acaso no sería más productivo afianzar nuestras incumbencias que no siempre se respeta, en el sistema sanitario? Tenemos un rol, y es el de ser garantes de la farmacoterapia del paciente. Tenemos una responsabilidad y es la colaboración interdisciplinaria con el médico, para que el medicamento cumpla su función y el paciente se beneficie. ¿No seria mucho más eficiente mejorar la capacidad profesional, cada uno en su espacio, sin entremezclar, sin protagonismos insensatos?

Es un hecho y así lo confirman numerosos estudios realizados a nivel sanitario en distintos países del orbe, que la aptitud del farmacéutico para afrontar y resolver problemas relacionados con medicamentos está infrautilizada. Integrar al farmacéutico en el equipo de salud como medio para optimizar la terapia farmacológica es el verdadero sentido de un agente sanitario. Postular que los farmacéuticos prescriban, pareciera que va a contrasentido de lo expuesto, porque dificultaría la tan ansiada colaboración interdisciplinaria, más bien, interferiría con ella y dudosamente beneficiaria al paciente. Sintetizando, si el farmacéutico lograra interactuar con el médico poniendo a su disposición los conocimientos técnicos y científicos, y si el galeno reconociera la utilidad en usarlos, el beneficiado seguramente seria todo el sistema sanitario.