Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

Salud recomendó moderarse con el alcohol en las Fiestas

Actualidad

BUENOS AIRES: La cartera sanitaria difundió una serie de recomendaciones en el marco de los festejos que comienza esta semana. Desde el Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el consumo excesivo de Alcohol (PNPA) le apuntaron a los más jóvenes.

#Actualidad
Mafia de los medicamentos: prorrogan por un año la prisión preventiva de Zanola
ADJUNTO
BUENOS AIRES: Lo dispuso ayer el juez Oyarbide sobre el titular del gremio bancario. El Cronista Comercial, jueves 1° de diciembre de 2011.
#actualidad
Más noticias sobre la vacuna del papiloma
ADJUNTO
FRANCIA, Abril 20.-Arrepentido de la farmacéutica Merck cuenta su verdad sobre vacuna del papiloma: "No sirve para nada". FOTO DE NOTA: Dr. Dalbergue.

En el marco de los festejos de fin de año, el ministerio de Salud de la Nación se pronunció a favor de un consumo moderado y responsable de alcohol con el objetivo de disminuir los accidentes, muertes y discapacidades producidas por su uso inadecuado. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la ingesta nociva de bebidas alcohólicas causa 2,5 millones de muertes cada año en el mundo.

"El uso nocivo de bebidas alcohólicas y el consumo de otras sustancias psicoactivas constituyen un grave problema social y de salud pública en el mundo y en nuestro país en particular, con importantes consecuencias negativas que trascienden el ámbito de la salud individual y repercuten en la familia y la comunidad", expresó el ministro de Salud, Juan Manzur.

El Programa Nacional de Prevención y Lucha contra el consumo excesivo de Alcohol (PNPA) dependiente de la cartera sanitaria nacional –creado en 2010– tiene por objetivo disminuir la tolerancia social frente al uso excesivo de alcohol, en especial en el público joven, que es el que más inconvenientes presenta al momento de realizar un consumo responsable de esta sustancia.

En este sentido, el PNPA trabaja con el concepto "Cuidate de los excesos", y brinda consejos y asesoramiento para actuar en los momentos en que existen casos de abuso de alcohol.

Durante el mes de diciembre, en ocasión de los festejos de Navidad y Año Nuevo, el Programa refuerza la apuesta a través de una campaña acerca del consumo moderado y responsable de alcohol, haciendo hincapié en el compromiso que debe tener tanto la persona que toma como la que lo acompaña, para prevenir accidentes, actos violentos y problemas más graves, como un coma etílico o una muerte prematura.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada por el Ministerio de Salud de la Nación en 2005 y 2009, el consumo de alcohol en mayores de 18 años no tuvo grandes modificaciones durante ese período: el consumo regular de riesgo fue del 10,7 por ciento a nivel nacional, con mayor prevalencia en hombres de entre 50 a 64 años.

Entretanto, el consumo episódico excesivo fue de 8,9 por ciento, con un mayor consumo en hombres de 18 a 24 años (una de cada tres personas había bebido de esta forma al menos una vez en los últimos 30 días).

Por otra parte, la Encuesta Mundial de Salud Escolar realizada en 2007 por la cartera sanitaria, mostró que el 56,8 por ciento de los niños de entre 13 y 15 años consumían alcohol, y el 34,6 por ciento bebieron tanto que se embriagaron una o más veces. A esta edad, el estudio mostró que el consumo es más alto en varones.

La secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), estima que en nuestro país hay casi 2 millones de personas alcohólicas y que anualmente mueren unas 25 mil personas por causas relacionadas.

La Organización Mundial de la Salud calcula que unos 320 mil jóvenes de entre 15 y 29 años mueren cada año por causas relacionadas con el consumo de alcohol, cifra que representa un 9 por ciento de las defunciones en ese grupo etario.

Las bebidas alcohólicas son sustancias psicoactivas que afectan a las personas en su sistema nervioso central, en la mayoría de los órganos del cuerpo, como así también en los vínculos sociales que mantienen con sus semejantes.

Si bien la mayoría de la población no suele generar dependencia al alcohol sino que practica el denominado consumo social, existe un número importante de personas que sí la padecen, de acuerdo a la cantidad de esta sustancia que consumen diariamente, que altera su salud física y mental.

El consumo regular de riesgo es atribuido a aquellas personas que consumen más de dos tragos promedio por día en hombres y más de uno en mujeres, mientras que el consumo episódico excesivo, se refiere a las personas que beben más de cinco tragos en una sola oportunidad.

Hay otros casos en los que también se denomina consumo de riesgo de acuerdo a las situaciones o condiciones del beber. En esta oportunidad, no importa qué cantidad se consuma, tan sólo beber un trago hará un consumo de riesgo si la persona conduce algún vehículo o está embarazada. En este sentido, no hay consumo responsable, sino que cualquier consumo será riesgoso y la recomendación debe ser no beber.

El alcohol es causante de distintas enfermedades, discapacidades, trastornos y daños como afecciones cardiovasculares, cirrosis hepática, trastornos depresivos y neuropsiquiátricos, úlcera péptica, diversas formas de cáncer, violencia y lesiones no intencionales, entre otras.

Para que se produzcan estos daños no es necesario que las personas beban en grandes cantidades o durante un tiempo prolongado. Ejemplo de ello son los accidentes de tránsito, las agresiones y otras formas de violencia que también están dentro de las principales causas de muerte y discapacidad en Argentina.

El consumo de alcohol también está relacionado con enfermedades infecciosas como el VIH-SIDA, la tuberculosis y otras enfermedades de transmisión sexual. Esto se debe, por un lado, al debilitamiento del sistema inmunológico por efecto del alcohol y, por otro, a que la embriaguez trastorna la adherencia de los pacientes al tratamiento con antirretrovirales.