Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

Opinión: los planes asistenciales y la salud de los argentinos

ADJUNTO
Actualidad

BUENOS AIRES: En esta columna de opinión, Carlos Ballesteros, médico de profesión, analiza la situación sanitaria a partir de las políticas sociales estatales.

#SeguridadSocial
Justicia de Entre Ríos embarga obra social por negarse a cubrir fármaco contra la AME
ADJUNTO
PARANA, septiembre 12: Un juez de la capital provincial paralizó las cuentas de la obra social de los empleados de comercio OSECAC ante la negativa de la entidad de otorgar el medicamento Spinraza a dos niños que padecen atrofia muscular espinal (AME). La entidad de salud argumenta el enorme impacto económico de la medida. Luego del fallo, se pagará el tratamiento requerido.
#Epilepsia
Con actividades en todo el país, se inicia la semana nacional de la epilepsia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 9: En el marco del Día Latinoamericano de esa enfermedad, la Sociedad Neurológica Argentina (SNA) realizará controles gratuitos y actividades para que la sociedad conozca más sobre este mal, que afecta a 50 millones de personas en todo el mundo.

Es una obligación del Estado Nacional instituir políticas públicas que permitan corregir la situación de la sociedad en general y en particular de los grupos familiares en condiciones de vulnerabilidad social.

Después de ocurrida la crisis del año 2001, los indicadores socio económicos y los de salud estaban deteriorados. Un ejemplo de ello fue el porcentaje de población sin cobertura en salud que ascendió al 54 por ciento.

La respuesta del Estado frente a esta situación radicó en concertar una estrategia: el Plan Federal de Salud, que pretendía revertir la inequidad, mejorar la accesibilidad a los servicios asistenciales y lograr que el Sistema de Salud se aunase en acciones conjuntas desde el Gobierno Nacional y las provincias.

En el 2005, se incluyó el Plan Nacer (PN) destinado a las mujeres embarazadas, puérperas, niñas y niños menores de 6 años sin cobertura social.

Su principal objetivo es fortalecer los centros de salud pública e incrementar la inversión para disminuir la mortalidad materna e infantil y hacer crecer los índices de inclusión social y calidad de vida.

Las metas fijadas y debidamente auditadas ponderan los datos que surgen de cada prestación:

- Beneficiarios activos: actualmente cuenta con 1.514.846 millones de mujeres embarazadas (127.692) y niños menores de 6 años.

-Número de prestaciones de salud realizadas: 24.552.755

-Financiación:$583.561.027 transferidos a las provincias, que pueden desglosarse de la siguiente manera:

-Desde 2010 financia la Atención Integral de Cardiopatías Congénitas con 180 millones de dólares por 5 años. El objetivo es eliminar las listas de espera aumentando la productividad de los establecimientos. Una resultante es el incremento en el número de cirugías cardiovasculares en un 50%, mientras que el tiempo de espera disminuyó en un 40%.

-Entrega de ambulancias pediátricas y equipamiento médico a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires por $150 millones

-El Banco Mundial ha brindado asistencia financiera al Plan Nacer. En función del impacto por resultados altamente positivos, ha aprobado el 28 de abril un préstamo por 400 millones de dólares destinado a la asistencia sanitaria para 10 millones de personas.

El proyecto pretende ampliar los beneficios del Plan Nacer I y II.

Como balance del Plan Nacer, se destaca el impacto en el uso y calidad de los servicios de cuidado pre y post natal Basta de ejemplo que Misiones aumentó 3 veces el número de consultas previas al parto.

Además tuvo alto impacto en la reducción de la mortalidad infantil: entre 2004 y 2009 en el Norte argentino se redujo la Tasa de Mortalidad Infantil (TMI) en un 24 por ciento; a nivel nacional disminuyó un 47,7 por ciento Por otra parte están las asignaciones universales por hijo (AUH) y embarazo (AUN). La primera surgió por un decreto del 1 de noviembre de 2009 y la segunda comenzó a regir el pasado 1 de mayo.

La AHU es una prestación monetaria, no retributiva e incorporada a las asignaciones familiares, destinada a niños y niñas hasta los 18 años y sin límite de edad para los hijos con discapacidad.

La suma mensual asignada es de $220 por hijo y en el caso de ser discapacitado $880. Se percibe mensualmente el 80 por ciento de esa suma, el 20 por ciento restante es depositado en una cuenta a nombre del titular y puede retirarse una vez por año.

Desde la puesta en marcha de esta medida se registraron 1.352.192 niñas y niños.

En el caso de las asignaciones por embarazo, consiste en una suma no retributiva mensual de $220, que se abona a la mujer desde la décimo segunda semana de gestación hasta el nacimiento o la interrupción.

Como en el caso de la asignación por hijo, se abona mensualmente el 80 por ciento a través del sistema de pago de la ANSES y el 20 por ciento restante se cobra una vez finalizado el embarazo. Un dato importante: esta percepción no guarda incompatibilidad con la AUH.

Se estima que el número de embarazadas que reciban el beneficio será de 250.000.

Cuando las políticas que surgen desde el Poder Ejecutivo son en verdad integrales se articulan distintos estamentos en forma armónica para potenciar las acciones de manera recíproca y aunar esfuerzos. Estas políticas tienen su eje en la reducción de la pobreza y en la inclusión social. Están destinadas a la población de menores recursos: los desocupados, los trabajadores que se desempeñan en la economía informal y el servicio domestico.

Los organismos internacionales reconocen el logro de los objetivos propuestos, ya que en la Argentina la asignación de los recursos destinados a estos sectores de la población están siendo gestionados eficientemente.

El cambio no responde sólo a la gratificación de un dinero por mes como asignación por decreto. Las obligaciones que exigen el Plan Nacer y las Asignaciones son de salud y de educación. Se trata de asumir un derecho pero con obligaciones que benefician a todos a los que está dirigido el proyecto, especialmente a los niños que en el futuro serán los padres.