Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Marihuana en las farmacias uruguayas: químicos y farmacéuticos se oponene al proyecto oficialADJUNTO

MiradaProfesional

MONTEVIDEO, agosto 2: La Asociación de Química y Farmacia del Uruguay se expresó en contra de que los mostradores vendan esta droga, ya que se consideran “un centro de salud”. La iniciativa fue respaldada por los dueños de los establecimientos, pero no por sus propietarios. Temen además ser blanco de la delincuencia. El gobierno anuncia que sólo una parte de las 700 farmacias será autorizada a la venta de cannabis.

#SUH
Síndrome Urémico Hemolítico: el mal que golpea fuerte a la Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 20: Según la OMS, el país tiene la mayor incidencia de casos en menores de 5 años de todo el mundo. Ayer 19 de agosto se conmemoró el Día Nacional de Lucha contra el mal.
#Opinión
¿Por qué ya no se puede comprar paracetamol sin receta en España?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 23: Francisco Navarrete Rueda, profesor de la Universidad Miguel Hernández, explica por qué en ese país se decidió ajustar la venta de ese medicamento, que según el columnista es muy seguro, debe ser consumido de forma responsable.

El parlamento uruguayo dio esta semana un paso tan audaz como polémico. Con 50 votos del oficialismo, logró dar media sanción a su proyecto que busca despenalizar el consumo de la marihuana, no sólo para cuestiones terapéuticas sino también para uso recreativo e industrial. La iniciativa establece que sean las farmacias las encargadas de vender estos productos, que serán severamente controlados. Pero si bien desde un comienzo la idea contó con un el aval del sector, en estas horas comenzaron a escucharse algunos reparos. Es que farmacéuticos y químicos del país vecino no terminan de aceptar vender la droga, entre otras cuestiones por razones de seguridad. Por su parte, el gobierno anuncia que limitará los mostradores autorizados para esta venta.

La media sanción del proyecto impulsado por el gobierno de José Mujica fue festejada por gran parte del país y la región, pero comenzaron a escucharse las primeras voces disidentes. "No estamos de acuerdo con la venta de una droga de abuso en una farmacia, que es considerada un centro de salud", dijo ayer Virginia Olmos, presidenta de la Asociación de química y farmacia del Uruguay. La dirigente aclaró que si bien la idea de vender la sustancia en las farmacias provino de los propietarios de estos establecimientos, los químicos farmacéuticos, directores técnicos de las farmacias, se oponen a la misma.

La Asociación aceptaría vender la droga "si se establecen sus propiedades farmacológicas y se dispensa como un medicamento, bajo prescripción médica", indicó Olmos, explicando que si no es así los químicos farmacéuticos evaluarán plantear su objeción de conciencia ante la medida. De esta forma, los profesionales ponen reparos, ya que consideran que además puede volverse blanco de la inseguridad.

Por otra parte, tras la aprobación del proyecto de ley el presidente Mujica salió de inmediato a advertir que la implementación de la normativa no será un “viva la pepa”. Una de las medidas previstas por el Poder Ejecutivo una vez que reglamente la ley para el control del mercado consistirá en establecer un límite en la cantidad de puntos de venta de cannabis. En este sentido, la Junta Nacional de Drogas (JND) ya comenzó a trabajar junto a distintos ministerios en la reglamentación del proyecto, dijo al diario dfe Montevideo El Observador el secretario general del organismo, Julio Calzada.

Aunque el proyecto de ley habilita la venta de marihuana en farmacias, el gobierno ya resolvió que solo algunos de esos comercios distribuirán la droga. La idea es limitar los puntos de venta en el entendido que no todos los ciudadanos la compran. Los consumidores de marihuana en Uruguay son 120 mil. De esos, unos 20 mil fuman a diario. En tanto, ya fue definido que solo una parte de las 700 farmacias de todo el país entrarán en el negocio. Los puntos de venta serán definidos al momento de la reglamentación y en función de las necesidades.

“No podemos saturar lugares con puntos de venta”, dijo Calzada al explicar la limitación del mercado. Aseguró que habrá al menos una farmacia por municipio que comercialice la droga, lo que implica un mínimo de ocho puntos de venta en Montevideo y 81 en el resto del país.

Pese a esa base de locales, la cantidad de puntos de venta será mayor en las ciudades con más población. El jerarca mencionó en particular el caso de Montevideo, donde hay 1,3 millones de habitantes. Señaló que solo ocho puntos de expendio serían insuficientes. “No es lo mismo la relación de población que hay en un municipio en Montevideo que en uno de Canelones, donde capaz que tenés tres farmacias y te podes arreglar con una sola que venda”, explicó.

Fuentes de la JND dijeron que la reglamentación de la ley es trabajada en conjunto por Calzada y los diputados Julio Bango (Partido Socialista) y Sebastián Sabini (MPP), los dos redactores del proyecto. “Está claro que la red de farmacias que existe no se va a utilizar en su totalidad ni mucho menos porque esto no se trata de poner la posibilidad en cada farmacia. No es necesario”, afirmó el diputado Bango. “No necesitas un puesto de venta en cada esquina porque no es una droga de libre consumo donde haya que tener abastecida a toda la población. No es el Perifar”, agregó el legislador que fue uno de los redactores del proyecto.

Por otra parte, para producir cannabis el gobierno uruguayo planea entregar licencias a privados, que producirían en predios de no más de una hectárea, bajo control estatal, aunque todavía quedan dudas sobre cómo implementará la venta en farmacias, donde hay resistencias. "El establecimiento de las patentes y la plantación nos va a llevar varios meses, es un tema muy complejo, tenemos que hacerlo con mucha cautela", admitió Calzada.

Un proyecto que convertiría al Estado uruguayo en el primero en el mundo en asumir el control de todo el proceso de producción y venta de cannabis, fue aprobado la noche del miércoles en la Cámara de Diputados. Se estima que el mercado ilegal mueve entre 30 a 40 millones de dólares.

La medida fue muy festejada por diversos sectores del país y la región, pero encontró bastante resistencia en los espacios más conservadores de la lucha contra el narcotráfico. Así, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), organismo de Naciones Unidas, criticó el voto en Uruguay al considerarlo como una violación a las obligaciones pactadas del país. “La JIFE exhorta a las autoridades uruguayas a garantizar que el país siga cumpliendo totalmente con la ley internacional que limita el uso de narcóticos, incluyendo el cannabis, exclusivamente para propósitos médicos y científicos”, indicó la agencia.