Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

Obras sociales públicas contra laboratorios

Actualidad

BUENOS AIRES: Culpan a la industria farmacéutica por el déficit en la región del noroeste. Aseguran que los intereses económicos se interponen a los sanitarios.

#Actualidad
Destacan la baja de la mortalidad infantil a nivel provincial
ADJUNTO
LA PLATA: En un encuentro con su par de nación, el ministro Collia analizó el histórico descenso de las muertes en menores de un año durante el año 2010.
#Actualidad
Confirman en Córdoba caso de dengue importado de Brasil
ADJUNTO
CORDOBA: El ministerio de salud local informó que el paciente está fuera de riesgo, con tratamiento ambulatoria, luego de presentarse en un hospital con síntomas de la enfermedad. Se contagió en un reciente viaje al país vecino.

Las obras sociales públicas del noroeste del país arremetieron contra los laboratorios por la falta de medicamentos en la región. El titular de la Región NOA de la Confederación de Obras y Servicios Sociales Provinciales de la República Argentina (Cosspra), Daniel Palumbo, denunció a la industria farmacéutica como una de las causantes del desfinanciamiento de estas entidades que en zona cubren a 1.200.000 afiliados.

Palumbo, que también ejerce la presidencia del Instituto de Seguros de Jujuy, estuvo en Santiago participando en una reunión de titulares de obras sociales de esta provincia, Salta y Tucumán.

El funcionario habló con la prensa local y denunció que las obras sociales provinciales tienen afiliados que requieren entre 20.000 y 30.000 pesos de tratamiento mensual de por vida, “entonces no hay presupuesto que pueda cubrir eso”. Argumentó su denuncia señalando: “Muchos pacientes son tratados con medicamentos que no son necesarios, no están avalado por la sociedad científica ni por la bibliografía médica, por lo que únicamente responde a los intereses económicos de la industria farmacéutica”.

Palumbo añadió que “un laboratorio que tiene a la venta un medicamento de 30.000 pesos quiere venderlo, y cuando se masifica el uso sin el aval de la medicina, produce un gasto innecesario en las obras sociales que les provoca esta situación de desfinanciamiento”.

Consideró Palumbo: “Es muy importante analizar la estructura del gasto en las obras sociales, analizar lo que se gasta y si se gasta bien, en forma eficiente, y si los resultados del esfuerzo económico que hacen estas instituciones se ven reflejado en la calidad y en la expectativa de vida de los afiliados”.

Asimismo, considera que hay que buscar alternativas de financiamiento, “que puede ser a través de los gobiernos nacional y provincial, aunque la solución es difícil porque se necesita mucho consenso, no es simplemente aumentar los porcentajes de los aportes de los salarios o incrementemos la contribución de los empleadores”.

Al ser consultado acerca del peligro de quiebre de las obras sociales provinciales, dijo: “No le quepa la menor duda de que vamos caminando hacia el precipicio, porque cada vez hay una mayor asignación presupuestaria a menor cantidad de afiliados, por lo cual se está quebrando la subsidiaridad del sistema”.

Palumbo subrayó que “tenemos el 40 por ciento de nuestros presupuestos destinados al 5% de los afiliados, y el año que viene tendremos el 45 por ciento, y si se lo proyecta en el tiempo va a llegar un momento en que el 100 por ciento de los recursos van a estar destinados a cubrir determinadas patologías, mientras que las patologías básicas y comunes no van a poder ser atendidos por el sistema de seguridad social por lo cual se quiebra la solidaridad”.

Indicó, asimismo, que como se estructuró el sistema de seguridad social, “que es un impuesto al trabajo, tanto para el empleador como del asalariado que aporta una parte de su ingreso para la atención del grupo familiar, creo que está agotado en si mismo como un modo de financiar el sistema”.