Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

Perfil de Manzur, el reemplazante de Ocaña

ADJUNTO
Actualidad

BUENOS AIRES: El flamante ministro de Salud, que asumirá mañana su cargo, es considerado un luchador contra la desnutrición. Los desafíos hacia adelante.

#Actualidad
Píldora del día después: pese a las objeciones, aumenta demanda
ADJUNTO
BUENOS AIRES: Un trabajo afirma que en alguna regiones del interior se duplicó su venta. Las dudas que genera no desalientan su uso.
#Actualidad
Gripe A: advierten sobre el riesgo para embarazadas
ADJUNTO
BUENOS AIRES: Desde el Hospital de Niños remarcan la importancia de que las mujeres en período de gestación se vacunen. Diario Hoy, viernes 8 de julio de 2011.

Pese a que no era uno de los nombres que sonaban para reemplazar a Graciela Ocaña, apenas se confirmó la renuncia de la ministra se lo anunció como su sucesor. Hablamos de Juan Luis Manzur, actual vicegobernador de Tucumán, quien será desde mañana nuevo titular de la cartera sanitaria.

Apenas conocida la noticia, se comenzó a indagar en el perfil de Manzur. Médico especializado en cirugía general y en salud pública, el flamante ministro tiene 40 años, está casado y tiene tres hijos. Actualmente se desempeñaba como vicegobernador del segundo mandato de Alperovich. Precisamente, Manzur, para poder asumir en sus nuevas funciones, presentó ante la Legislatura local un pedido de licencia especial al cargo, amparándose en el artículo 67, inciso 27, de la Constitución provincial. La Cámara trataría hoy mismo el planteo, y se descuenta que lo aprobará sin inconvenientes.

El aún vicegobernador obtuvo el título de médico en la Universidad Nacional de Tucumán en 1992. Posteriormente, se especializó en cirugía general, en auditoría médica y en medicina laboral y legista. También realizó una maestría en Salud Pública en la Universidad de Buenos Aires.

En la función pública, trabajó en el área de epidemiología en San Luis y como secretario de Salud en el municipio bonaerense de La Matanza. En San Luis, se desempeñó en 1999 como gerente de epidemiología en el Ministerio de Salud, mientras que en el municipio bonaerense de La Matanza fue director general en la Zona Primera y secretario de Salud, entre 2001 y 2003. Como ministro de Salud de Tucumán, Manzur fue el principal responsable de las obras de infraestructura hospitalaria y de Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS).

Desde su entorno, le reconocen su trabajo contra la mortalidad infantil. Cuando le tocó asumir como ministro de Salud de Tucumán, en octubre de 2003, Manzur descubrió que tenía que lidiar con un sistema sanitario devastado, que presentaba altísimos niveles de desnutrición y de mortalidad infantil. Al final de su gestión en el cargo, en 2007, los números de la mortalidad infantil mostraban un fuerte descenso, al tiempo que el gobierno de Alperovich exhibía importantes obras de infraestructura hospitalaria en la provincia.

Según el diario La Nación, “su máximo logro fue haber bajado drásticamente los índices de mortalidad infantil de la provincia, del 25 por mil al 12,9 por mil. Con fuerte apoyo del ex ministro de Salud de la Nación Ginés González García, Manzur fue el brazo derecho en la campaña que inició Alperovich para revertir la mala imagen que manchó a Tucumán en 2002, cuando se registraron más de 20 casos de muertes de niños con desnutrición infantil”.

La renuncia de Ocaña no fue una sorpresa ni mucho menos. Su salida comenzó cuando se enfrentó con las droguerías proveedoras del Estado, con el entonces superintendente de Servicios de Salud Héctor Capaccioli, y al jefe de la CGT, Hugo Moyano. Pero no solo fue el peso de los contendientes lo que terminó desgastando a la ministra: la epidemia de dengue, primero, y la de gripe A, después, terminaron por convertir la decisión en un hecho.

“En la salud también hay yabranes”, había dicho Graciela Ocaña en una conferencia de prensa, allá por octubre del año pasado. Fue después del triple crimen de General Rodríguez, que vinculó a algunas droguerías proveedoras del Estado con el tráfico de efedrina. Por ese entonces, Ocaña hizo pública una investigación que venía llevando a cabo el ministerio sobre los manejos de las droguerías con el Estado.