Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF
VIENDO 27/4/17

#CienciaArgentina

Investigadores argentinos identifican una variación genética que es indicativa de riesgo de cáncer oral

ADJUNTO

CÓRDOBA, abril 27: A través de un estudio inédito en Argentina, investigadores de la Facultad de Odontología de la UNC identificaron que cierto tipo de mutación en el gen TP53 está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer oral. Esto se debe a que esa alteración genética es menos eficiente en la supresión de la transformación celular, más lenta para inducir la apoptosis (muerte celular programada), y menos eficiente en la unión e inactivación de una proteína supresora de tumores (inhibe la proliferación de células).

0
#Sarampión
Luego del primer caso fatal en décadas, la Argentina podría perder su status de “país libre de sarampión”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, febrero 26: Lo alertan expertos de distintas entidades. El título fue certificado por la OPS en 2016, y ahora podría caerse por el actual brote. Desde el Ministerio de Salud nacional niegan que falten vacunas para prevenir el mal.
0
#Opinión
Psicología y coronavirus: no entrar en pánico ante la catarata de información
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 13: Ricardo Antonowicz, Psicólogo, psicoanalista y jefe de servicio de Psicología del Sanatorio Municipal Dr. Julio Méndez, reflexionó sobre los aspectos psicológicos vinculados al Covid-19 y recomendó seleccionar la información de las fuentes confiables.
CienciaArgentina

E
l cáncer oral presenta una epidemiología compleja, debido a su naturaleza multigénica y por la influencia de agentes biológicos, físicos y químicos que representan un riesgo potencial para la población.

El tabaco, el alcohol o la irritación mecánica crónica, entre otros, son potenciales agentes iniciadores y promotores del desarrollo de patologías bucales. Estos factores –denominados carcinógenos– actúan sobre los genes, desencadenando transformaciones celulares que podrían eventualmente y en ciertas condiciones generar tumores malignos.

“En odontología, el diagnóstico y pronóstico de los pacientes que presentan lesiones bucales precancerosas o cancerosas se realiza en base a la experiencia clínica adquirida por cada profesional. Debido a esta situación, en ocasiones pueden cometerse equivocaciones o el diagnóstico en un mismo paciente puede ser diferente entre distintos profesionales”, contextualiza Mabel Brunotto, Doctora en Ciencias de la Salud y responsable de una línea de investigación sobre Enfermedades Complejas no Transmisibles con Expresión en Cavidad Bucal.

Frente a esa problemática, un equipo interdisciplinario coordinado por Brunotto y radicado en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Córdoba viene realizando una serie de investigaciones con el fin de establecer un protocolo, que establezca reglas de predicción mediante la combinación de la clínica y de las herramientas estadísticas disponibles en la actualidad.

En ese marco de trabajo, los científicos recientemente pudieron reconocer que cierto polimorfismo del gen TP53 es indicativo de riesgo de desarrollo de cáncer bucal.

“Ha sido un descubrimiento relevante para la prevención, porque es la primera vez que en la población argentina se describe una característica del gen TP53, ampliamente conocido por ser uno de los genes que se encuentra modificado en el 60 por ciento de los cánceres, incluido el cáncer oral”, especifica Brunotto.

Los resultados permiten aseverar que el polimorfismo Pro72 del gen TP53 está relacionado con un mayor riesgo de cáncer oral. “Podemos afirmar esto porque la variante mutada es menos eficiente en la supresión de la transformación celular, más lenta para inducir la apoptosis, o sea la muerte celular, y menos eficiente en la unión e inactivación de P73, que es una proteína supresora de tumores”, precisa Ana María Zárate, integrante del grupo.

Al conocerse que el cáncer oral es precedido por desórdenes potencialmente malignos a nivel bucal, se hace necesario predecir el riesgo de transformación de esas lesiones. “La génesis de tumores está caracterizada, a nivel celular, por la pérdida del balance entre los procesos de proliferación celular y muerte celular. Ambos procesos se regulan a través de un grupo de oncogenes, genes supresores de tumores y relacionados a la apoptosis. Por eso es relevante, aplicar metodologías predictivas para estudiar con rigor a las lesiones precancerosas”, describe Brunotto.

Hacia un modelo predictivo

El hallazgo se inscribe en un proceso de trabajo de investigadores de la Facultad de Odontología de la UNC que comenzó en 2006. A partir de un trabajo interdisciplinario, el equipo que actualmente coordina Mabel Brunotto, se planteó la construcción de modelos de predicción basados en síntomas clínicos junto con características genéticas.

“Un aspecto novedoso es el cruce que llevamos adelante entre investigación básica e investigación clínica. Se trata de una experiencia altamente positiva, porque permitió un trabajo superador, que finalmente impacta de modo positivo sobre la calidad de vida de los pacientes”, comenta Brunotto. Por su parte, Dante Secchi, integrante del equipo de investigación, completa la idea: “Cuando se logra el trabajo interdisciplinario, integrador del área básica con el área clínica, se comprenden mejor las posibles causas socioculturales y biológicas que originan la enfermedad, lo cual mejora la atención del paciente”.

La hipótesis de trabajo que desarrolla el equipo es la evaluación de caracteres genotípicos (polimorfismos / mutaciones) y epigenéticos (virus del papiloma humano-HPV, dieta, irritación crónica mecánica de mucosa oral) de los pacientes con estas patologías complejas, para avanzar hacia el desarrollo de un modelo estadístico de predicción de riesgo en poblaciones de Argentina, con el fin de mejorar la prevención, el tratamiento y el seguimiento de pacientes con cáncer oral.

Fuente: Unciencia

comentarios