Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
LosAndes-Mendoza

#LosAndes-Mendoza

Diez mitos sobre la vacunación sobreviven por la desinformación

ADJUNTO
LosAndes-Mendoza

BUENOS AIRES: Algunas ideas erradas sobre el tema pueden llevar a muchos a desistir de inmunizarse. Se trata de un tema de incumbencia no sólo familiar, sino con repercusión en la sociedad toda.

#DietaSaludable
En España, farmacias fomentan la dieta mediterránea pos su valor sanitario
ADJUNTO
MADRID, septiembre 16: En una charla, los farmacéuticos de la localidad de Zamora dicen que llevar adelante una alimentación equilibrada tiene varios beneficios, entre ellos una mejor interacción con los medicamentos.
#SaludenCrisis
Advierten que sigue aumentando la brecha entre la jubilación mínima y el precio de los medicamentos
ADJUNTO
BUENOS IRES, septiembre 17: Un grupo de entidades presentaron un informe donde aseguran que desde el 2015 la diferencia entre el haber mínimo y el valor de los Tratamientos es del 154 por ciento. El PAMI mantuvo “pisado” los precios, lo que permitió a los jubilados casi empatar esa suba.

Los mitos instalados en el imaginario social respecto de la vacunación pueden atentar contra una correcta inmunización. Derribarlos es el objetivo de la Semana de la Vacunación en las Américas que comenzó ayer y se extiende hasta el 30 de este mes.

Aunque las autoridades locales reconocen que tienen peso al momento de decidir vacunarse, en particular entre los adultos, también sostienen que en la provincia el nivel de inmunización es muy bueno.

Iris Aguilar, directora del Vacunatorio Central, señaló que de los mitos y falsas contraindicaciones, entre los adultos el más difundido está relacionado con la vacuna antigripal y sostiene que si la persona se vacuna, se enferma. Esto lleva a que muchos no se vacunen y por desconocimiento algunos sostienen que cuando se vacunaron les dio gripe. En realidad, no se trata de la enfermedad en sí misma, sino de efectos adversos que de ninguna manera tienen la magnitud y los riesgos de la patología, algo que puede ocurrir con muchas otras vacunas.

"En los grupos en los que está indicada los beneficios superan ampliamente los riesgos", subrayó.

Desde el punto de vista de la profesional, aunque existen, los mitos influyen cada vez menos, tienen más que ver con desconocimiento del equipo de salud. "La gente asiste masivamente a vacunarse, la antigripal, por ejemplo, tiene mucha demanda ni bien se abre la campaña", ejemplificó. En tanto, es necesario que los médicos y enfermeros se actualicen y capaciten sobre este tema para poder orientar y sugerir a los pacientes.

Explicó que hay dos medidas fundamentales en salud pública, aquellas que tienen mayor impacto para disminuir enfermedades infecto-contagiosas: son el acceso a agua potable y la vacunación; las que tienen más peso que los antibióticos.

Mito 1 Las vacunas no son necesarias, debido a que con una buena higiene y servicios sanitarios adecuados las enfermedades pueden evitarse. FALSO. Las enfermedades contra las cuales se vacuna regresarán si se detienen los actuales programas de vacunación, destaca un informe elaborado por la agencia Paradigma Pel Comunicación.

Por otra parte, aunque una mejor higiene, el lavado de manos y el acceso al agua potable son medidas protectoras, no son suficientes.

Mito 2 Las vacunas no son útiles en las personas adultas. FALSO. Aunque siempre se las consideró asunto de niños, el nuevo paradigma en inmunización los incluye a partir de la creación de nuevas vacunas. Ahora se trata de un tema que incluye a todo el grupo familiar y esta concepción se ha ido instalando con éxito en la provincia. Por otra parte, en algunos casos las dosis recibidas no tienen efectos para toda la vida y con el paso de los años las personas se vuelven más susceptibles a muchas enfermedades (como a la gripe, por ejemplo).

En la actualidad, la protección a través de la vacunación es crítica para proteger a adultos de enfermedades como la rubéola, el sarampión, la hepatitis B, la gripe, la enfermedad neumocócica , el virus del papiloma humano (VPH), el tétanos y el herpes zóster.

Mito 3 No existe motivo para ser vacunado ya que muchas de las enfermedades prevenibles a través de vacunas están prácticamente erradicadas. FALSO. Una enfermedad está erradicada cuando ya no se presentan casos ni circula el virus o bacteria que la provoca en ningún lugar del planeta. La única que está en esa condición es la viruela. El tránsito mundial de personas favorece el contagio por lo que es necesario estar inmunizado.

Sin embargo, hay que reconocer que las enfermedades prevenibles mediante vacunas se han vuelto infrecuentes en muchos países. Existen dos razones clave para vacunarse, protegerse uno mismo y proteger a las personas que nos rodean.

Mito 4 La mayoría de las personas que enferman han sido vacunadas. O la variante, luego de la vacunación deviene la enfermedad. FALSO. Aunque ninguna vacuna es efectiva al 100%, el inmunólogo Roberto Valles señaló que la efectividad es del orden del 95 al 98%. En tanto, el porcentaje de quienes pueden enfermar es sólo de entre 5% y 15%.

En cuanto a la reacción posterior, se trata de un efecto secundario y no de la enfermedad en sí misma, nunca será igualmente riesgosa. Esto hay que tenerlo en cuenta, en particular, en personas mayores que pueden presentar alguna patología que asociada a la enfermedad pueda poner en riesgo la vida.

Las consecuencias post-vacunación "son producidas por una respuesta inflamatoria del sistema inmune que secreta sustancias para fabricar los mecanismos de defensa, son sustancias que semejan la enfermedad pero esto no significa estar enfermo", detalla Valles.

Sólo podría producirse la enfermedad en el caso de aquellas vacunas que utilizan el virus vivo, que son sólo dos: las que previenen la poliomielitis y la fiebre amarilla. Este efecto se producirá en quienes tengan el sistema inmunológico deprimido.

Mito 5 Darle a un niño varias vacunas a la vez puede incrementar el riesgo de que desarrolle efectos secundarios asociados a la vacuna, como resultado de una sobrecarga del sistema inmunológico. FALSO. No hay evidencias científicas al respecto. Pueden colocarse las que sean necesarias al mismo tiempo, el sistema inmunológico es muy específico en su respuesta.

Mito 6 La combinación de vacunas para difteria, tétanos y tos convulsa y la vacuna contra la poliomielitis pueden causar el síndrome de muerte súbita del lactante. FALSO. No existe ningún vínculo causal.

Mito 7 Es mejor desarrollar inmunidad contra las infecciones enfermándose que a través de las vacunas. FALSO. Las vacunas generan una respuesta menor, a diferencia de la enfermedad que puede poner en riesgo la vida.

Mito 8 Hay vacunas que contienen mercurio, lo que es peligroso para la salud. FALSO. Algunas vacunas contienen timerosal, que lo posee, pero no hay evidencia de que esa cantidad sea nociva.

Mito 9 Las vacunas causan autismo. FALSO. No hay ninguna evidencia que sugiera que existe un vínculo entre ellos. Un estudio lo sugirió en 1998, pero luego se aceptó que no era correcto.

Mito 10 Enfermedades como el sarampión, las paperas o la varicela son parte normal del crecimiento. FALSO. En todos estos casos se trata de enfermedades que pueden progresar hacia formas muy severas.