Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/7/16
Recomendado

#Recomendado

Estudian si la bacteria E. Coli puede ayudar al diseño de vacunasADJUNTO

Recomendado

WASHINGTON, julio 6: Investigadores estadounidenses se encuentran analizando la posibilidad de que las cápsulas fabricadas con las bacterias transporten de forma segura moléculas al organismo, caso de antígenos que facilitan la inmunización frente a los neumococos.

#Cannabis
El país desarrolla la primera cepa científica de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, julio 16: Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata anunciaron el primer cultivo nacional, denominado Cepas Argentinas Terapéuticas (CAT).
#Opinión
Lesiones cerebrales: ¿cómo tratar una de las principales causas de discapacidad?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 16: Según Mariana Cannellotto, directora médica de BioBarica, en el mundo, los accidentes de tránsito, deportivos o laborales son la causa más frecuente de traumatismo de cráneo. Si no se tratan pueden ocasionar alteraciones neurológicas y afectar las actividades diarias.

Un equipo de investigadores estadounidenses sostiene que la E. coli podría tener un rol primordial en el desarrollo de la nueva generación de vacunas, potencialmente mucho más eficaces y seguras en su labor inmunizadora.

El estudio, realizado por profesionales de de la Universidad de Búfalo (EE.UU.), describe cómo el uso de una cápsula sintética construida a partir de la E. coli permite mejorar, y mucho, la inmunización frente a la bacteria Streptococcus penumoniae –o neumococo–, responsable de infecciones como la neumonía y la meningitis.

El director de la investigación, Blaine A. Pfeifer, sostuvo que ¨nuestros resultados son un poco contradictorios con lo que la población ha oído hablar sobre la E. coli. Pero la verdad es que hay muchas cepas de esta bacteria, la mayoría de las cuales conviven de forma completamente normal en nuestro organismo y tienen un gran potencial para combatir distintas enfermedades¨.

La investigación - publicada en la revista Science Advanceds - desarrolló una malla formada por un polímero sintético –bautizado como poli(beta-amino-éster)–. Una cápsula, por tanto, híbrida en la que se combinan la carga positiva del polímero y la carga negativa de la pared bacteriana de la E. coli.

La capsula en cuestión sirve para transportar compuestos como fármacos o proteínas al organismo. De hecho, en el nuevo estudio se añadió una nueva proteína utilizada para el desarrollo de vacunas frente a los neumococos. Y los resultados, si bien alcanzados en un modelo animal –ratones–, ¨solo pueden calificarse como impresionantes¨, destacan los autores.

Es decir, una vez inoculada en los ratones, la proteína transportada en la cápsula provocó una respuesta inmune –básicamente, la producción de anticuerpos– cuando menos tan potente como la observada con las vacunas frente al neumococo, confiriendo así a los animales una gran protección frente a las futuras infecciones por esta bacteria, de acuerdo a la reseña del portal ABC.

Por último, según destacan los investigadores, esta nueva técnica presenta otros beneficios adicionales, como su bajo costo y sus múltiples usos.