Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
MiradaProfesional

#MiradaProfesional

Análisis: con la inflación en alza, hay dudas sobre el pedido de retrotraer precios de medicamentos

ADJUNTO
MiradaProfesional

BUENOS AIRES, enero 31: La inflación general de la economía y la exigencia inimaginable de bajar los precios de los medicamentos a noviembre del 2013 a las farmacias argentinas por parte del Poder Ejecutivo.

#Vacunación
Inauguran en Chaco un centro para almacenar y distribuir vacunas
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: El denominado Centro de Almacenamiento Masivo de Vacunas es parte de un nuevo sistema integrado en el país para el manejo de las dosis que nación entrega a las provincias.
#NuevosTratamientos
Nuevas recomendaciones para el uso de un medicamento contra el linfoma de Hodgkin
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: Las autoridades sanitarias argentina ampliaron la aplicación del tratamiento brentuximab vedotin para otros momentos de la enfermedad. El fármaco ya se usa en el país para diversas variedades e instancias del mal.

Los más optimistas hablan del 5 por ciento. Los más pesimistas hablan de dos dígitos “largos”. Las cifras oficiales brillan por su ausencia. Lo cierto es que la inflación está en suba en la Argentina, en especial desde que el dólar se devaluó casi un 30 por ciento en pocos días. El movimiento de la moneda extranjera generó un cimbronazo en toda la economía, y los precios treparon como nunca en estos años. Las medidas del gobierno buscan estabilizar esta situación, pero la remarcación quedó instalada. Po esto, se apuran acuerdos con todos los sectores para que haya un retroceso en los valores. Ya se logró a medias con los electrodomésticos, y el próximo lunes se anunciará uno similar con la construcción. En esta sentido, también se quiere acordar con los laboratorios que operan en el país, para que den marcha atrás con cualquier suba. La idea parece a contramano de lo que sucede en la calle, donde todo sigue incrementándose. Las dudas lógicas de los farmacéuticos ante un escenario muy complejo.

En los últimos días, las subas más importantes se registraron en aumentos en transporte, combustibles, peajes y prepagas. Además, afirma una nota publicada hoy por El Cronista Comercial, “también habrían aportado a la inflación las subas en alimentos y bebidas”. “A pesar que se esperaba un eventual freno en los incrementos de este último rubro porque en diciembre registraron un fuerte disparada de 4 por ciento y se implementó el acuerdo Precios Cuidados, en enero continuaron los incrementos, según las mediciones privadas”, dijo el matutino porteño.

En concreto, algunos precios treparon alto, y se situaron en un 20 por ciento sólo en enero. “Los aumentos aplicados por los frigoríficos ya acumulan 20 por ciento en una semana, y empezaron a llegar de inmediato a los precios de venta en mostrador. La semana que viene las carnicerías estarán vendiendo con los nuevos precios”, confirmó Alberto Williams, vicepresidente de la Asociación de Carnicerías. En una nota publicada hoy por el diario Clarín, el dirigente afirma que “no sabemos la causa porque no creció la demanda de carne. Pero de golpe el mercado enloqueció. Debería haber algún límite porque la carne es un alimento básico”.

Si bien desde el gobierno tratan de bajarle el tono a las subas, sus movimientos sitúan más cerca del 10 por ciento la inflación real que el punto que puede difundir el INDEC. Como ejemplo, el ministro de Economía Axel Kicillof autorizó esta semana subas de hasta el 7,5 por ciento en los electrodomésticos y de aparatos electrónicos, respecto de los precios que estaban vigentes el 1º de enero. Estos se dispararon fuerte durante la suba del dólar, y en muchos casos pese a los anuncias no se retrotrajeron, y algunos dicen que no lo harán.

En este contexto de subas generalizadas, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich sorprendió a más de uno pidiendo la baja de los precios de los medicamentos. Según publica hoy BAE Negocios, el gobierno “ordenará a los laboratorios nacionales y extranjeros que bajen los precios de varios medicamentos de consumo masivo, por la elevada rentabilidad que se detectó en el análisis de la cadena”. La medida busca o bien crear una canasta de productos rebajados con valores a noviembre del año pasado, o que se bajen las subas realizadas en 2014.

Pero en el sector farmacéutico esta baja es inviable, y puede terminar por jaquear a la farmacia independiente, la más perjudicada en este esquema económico. LA FARMACIA NO ES FORMADORA DE PRECIOS. LA INDUSTRIA FARMACÉUTICA ESTABLECE LOS VALORES DE REFERENCIA DE CADA FÁRMACO pero es sabido que el precio de venta es la principal fuente de rentabilidad del sector, la cual se viene reduciendo por las subas de los costos y el estancamiento en el valor de los medicamentos. En este sentido, se sabe que los plazos en el tiempo con que se pagan algunas recetas de la seguridad social atentan contra esta idea de rebaja. Las farmacias todavía no cobraron fármacos que ya subieron y debe reponer. Esa franja, que está ubicada entre el 20 o 25 por ciento, hace que una reducción en los precios termine de colapsar el sistema.

“Lo urgente es trabajar para recuperar rentabilidad de la farmacia”, recordó el ex presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) Ricardo Aizcorbe. En concreto, el dirigente asegura que los precios de los medicamentos, “tienen un atraso del 170 por ciento” (ver MIRADA PROFESIONAL del 22/1/2014). En tanto, fuentes farmacéuticas aseguran que desde enero de 2013 a enero de este año, los fármacos subieron en promedio un 20 por ciento. Este dato choca con algunos difundidos por varios medios, como el Diario Clarín, que en su edición de hoy afirma que “en el último mes los medicamentos subieron entre el 10 y el 50 por ciento”.

El lunes, las cámaras del sector se reunirán con Capitanich para darle respuesta a los pedidos de bajas. Pero fuentes del sector aseguran que no hay una postura unánime de los laboratorios. “Los que no quieren saber nada con esta historia son los multinacionales, que aseguran que el valor del dólar no permite bajar los precios”, le dijo una fuente MIRADA PROFESIONAL. La misma recordó que en 2013 quedó pendiente el tercer aumento que había autorizado el ex secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno. Por lo pronto, con los movimientos del dólar se notaron algunos faltantes, y las droguerías incluso vendieron solo tres unidades en algunos medicamentos, algo que ya se normalizó.