Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/7/16
Salud

#Salud

Nueva normativa para la prevención y el control de la fiebre amarilla en el Puerto de Buenos AiresADJUNTO

Salud

BUENOS AIRES, julio 6: A partir de un convenio firmado por la cartera sanitaria nacional y la Administración General de Puertos, la vacunación contra esa enfermedad será obligatoria solamente para los tripulantes de cruceros de pasajeros que procedan o hayan recalado en áreas endémicas.

#Vacunación
Alertan que este año es bajo el porcentaje de aplicación de la vacuna antigripal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: Desde la secretaría de Salud admiten que por el momento la inmunización está lejos de lo ideal, y que los integrantes de los grupos de riesgo deben aplicarse la dosis correspondiente. Aseguran que hay disponibilidad de la vacuna en todo el país.
#CientíficosArgentinos
Avance abre la puerta al reemplazo de los fármacos inyectables por versiones orales
ADJUNTO
CORDOBA, junio 16: Investigadores cordobeses desarrollaron un método que permite trasportar cualquier tipo de medicamento a través de una pastilla o de parches, reemplazando las inyecciones. Sería especialmente útil para la aplicación de la insulina.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, y el interventor de la Administración General de Puertos (AGP) dependiente de la cartera de Transporte, Gonzalo Mórtola, firmaron hoy una nueva normativa para la vacunación contra la fiebre amarilla en el Puerto de Buenos Aires, que dejará de ser obligatoria para todos los tripulantes de cruceros y pasará a ser exigida sólo a aquellos que provengan de o hayan pasado por zonas endémicas, adhiriendo de esta manera al marco regulatorio establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Esta resolución es muy importante porque normatiza con las informaciones actuales de la OMS quiénes tienen que ser vacunados contra la fiebre amarilla, fundamentalmente en los cruceros que tocan Buenos Aires", expresó Lemus, que a su vez celebró que "esta cuestión ha quedado perfectamente aclarada y de aquí en adelante habrá una colaboración muy estrecha entre Puertos y nuestra dirección de Epidemiología".

Según la nueva normativa firmada por las carteras de Salud y Transporte de la Nación tras haber analizado las medidas de vigilancia y control para la prevención de la fiebre amarilla, "la vacunación será obligatoria a los tripulantes y personal de cruceros de pasajeros que procedan o hayan recalado en áreas endémicas reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el puerto de Buenos Aires; no así para aquellas embarcaciones de pasajeros que no lo hayan hecho".

En ese marco, Mórtola destacó que le "parece muy positivo haber podido firmar esta resolución porque es un reclamo que veníamos haciendo hace tiempo desde la AGP, y sobre todo la industria de los cruceros. A todos los tripulantes de esas embarcaciones se les exigía una vacunación contra la fiebre amarilla que no está prevista por la OMS, con lo cual esto es muy importante porque estamos revirtiendo una situación que no era obligatoria" en el Reglamento Sanitario Internacional de esa entidad.

El interventor de la Administración General de Puertos también agradeció el trabajo en equipo con el ministerio de Salud: "Es impresionante lo rápido que lo resolvimos y la buena predisposición del ministro Lemus para esto". De todos modos, pidió "estar en alerta y seguir día a día los cambios que pueda haber desde la OMS".

De la reunión participaron, por parte de la cartera sanitaria nacional, el secretario de Políticas, Regulación e Institutos, Eduardo Munin; la subsecretaria de Políticas, Regulación y Fiscalización, Kumiko Eiguchi; el director nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud, Jorge San Juan; y el subsecretario de Gestión y Servicios Asistenciales, Alejandro Ramos; por parte de la Administración General de Puertos, el gerente general Alejandro Ok; y el vicepresidente segundo de la asociación civil Centro de Navegación, Julio Delfino.

¿Qué es la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad viral transmitida por la picadura de un tipo de mosquito, que previamente ha picado a una persona enferma y de esa manera se ha infectado. No se contagia a través del contacto personal, por objetos ni por la leche materna.

Los síntomas iniciales pueden ser similares a los de una gripe e incluir fiebre, dolor de cabeza, vómito y dolores musculares. A medida que la enfermedad progresa, sangran las encías y la orina también contiene sangre. También puede aparecer ictericia (coloración amarilla de la piel).

Si bien cualquier persona puede contraer la fiebre amarilla, las personas de mayor edad y los niños tienen mayor riesgo de presentar una enfermedad grave. En los casos más graves, la fiebre amarilla puede provocar falla hepática, renal, cardíaca y hemorragias generalizadas con una alta tasa de mortalidad.

El virus de la fiebre amarilla es endémico en las zonas tropicales de África y América Latina. En Argentina, las principales zonas de riesgo son las provincias de Misiones y Corrientes, y aquellas zonas limítrofes con Brasil, Bolivia y Paraguay. Se calcula que cada año se producen en el mundo 200.000 casos de fiebre amarilla que causan unas 30.000 muertes.

El número de casos ha aumentado en los dos últimos decenios debido a la disminución de la inmunidad de la población, la deforestación, la urbanización, las migraciones y el cambio climático.

Países con riesgo de transmisión de fiebre amarilla en todo su territorio: Angola, Benin, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Ecuador, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bisáu, Guinea Ecuatorial, Guyana, Kenya, Liberia, Mali, Mauritania, Niger, Nigeria, República Democrática del Congo, Senegal, Sierra Leona, Sudán, Sudán del Sur, Suriname, Togo, Uganda.

Países con zonas con riesgo de transmisión: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Panamá, Paraguay, Perú, República Bolivariana de Venezuela.