Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
AntonioMingarroEspecialdeSANIFAXINFORMACIÓNS.L

#AntonioMingarroEspecialdeSANIFAXINFORMACIÓNS.L

Juan Manzur: “tenemos una ley nacional que dice que los fármacos sólo pueden venderse en lugares aptos y preparados”ADJUNTO

AntonioMingarroEspecialdeSANIFAXINFORMACIÓNS.L

BUENOS AIRES: En esta larga entrevista, el ministro de Salud de la Argentina recibió a los colegas españoles de SANIFAX y habló de la realidad sanitaria del país. Fue un diálogo abierto y sin concesiones, que incluyó la pandemia de la gripe A, el plan de vacunación, los medicamentos sólo en farmacias y otros interesantes temas.

#AccesoalosMedicamentos
Reclaman medidas estatales para garantizar a la población el acceso a los medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: Especialistas y farmacéuticos de todo el país admiten que la baja en las ventas hace que muchos pacientes no puedan continuar con sus tratamientos. Por eso, piden que se tomen medidas desde el gobierno, ya que “el medicamento es un bien social”.
#ProfesionFarmaceutica
Alemania: se puede cerrar dos días las farmacias por falta de profesionales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 17: Luego de una larga disputa, se permitió que una farmacia esté cerrada miércoles y sábado, porque no logra conseguir el personal necesario para cumplir las normas actuales.

SANIFAX HA TENIDO EL PRIVILEGIO Y EL HONOR DE COMPARTIR MÁS DE UNA HORA DE REUNIÓN DURANTE ESTE VERANO EN SU DESPACHO CON EL MINISTRO DE SALUD ARGENTINO, DR. JUAN LUIS MANZUR, UN HOMBRE QUE CON SÓLO 41 AÑOS PRESENTA UN SÓLIDO CURRÍCULUM DESDE EL PUNTO DE VISTA MÉDICO, PROFESIONAL Y POLÍTICO. MANZUR ES EXPERTO EN SALUD PÚBLICA, TIENE UN MÁSTER EN GESTIÓN SANITARIA, SE FORMÓ EN BUENOS AIRES, ES DISCÍPULO DEL EX MINISTRO GINÉS GONZÁLEZ (HOY EMBAJADOR EN CHILE) Y HA SIDO MINISTRO Y VICEGOBERNADOR DE LA PROVINCIA DE TUCUMÁN (DE LA QUE PROCEDE). FUE NOMBRADO EN EL CARGO EN 2009, EN PLENA VORÁGINE DE LA “GRIPE A” Y DEL DENGUE EN “LAS 3 FRONTERAS”. Y TAMBIÉN JUSTO EL DÍA DESPUÉS DE UNA DURA DERROTA DEL “GOBIERNO KIRCHNER” EN LAS LEGISLATIVAS. CUALQUIERA HUBIERA TEMBLADO ANTE UN PANORAMA ASÍ. PERO MANZUR SE SUPO RODEAR DE EXPERTOS, HIZO FRENTE CON EMPAQUE A LOS PROBLEMAS Y HOY EL DENGUE Y LA “GRIPE A” SE HAN CONVERTIDO EN UN LOGRO DE SU GESTIÓN. PARA SANIFAX ES UN HONOR PODER ENTREVISTAR A PERSONALIDADES SANITARIAS HISPANAS CON SU CORDIALIDAD, PROFESIONALIDAD Y PRUDENCIA…

¿Cómo se obra el “milagro” de convertir, con apenas un año de margen, dos amenazas como la “Gripe A” y el dengue en ejemplos de cómo actuar y solucionar las cosas?

-Creo que en materia de salud hay algunos indicadores que obviamente los medimos desde la perspectiva de la salud. Pero que en realidad son también el reflejo de muchas otras acciones que tienen que ver. Cuando uno habla por ejemplo de mortalidad infantil. Y observamos cómo se viene desarrollando desde el periodo 2003 hasta la actualidad, se detecta que hay un descenso progresivo de la mortalidad infantil. Si bien esto tiene que ver obviamente con lo que es la mejora en la atención de la mamá, en el tratamiento oportuno y en la atención como corresponde del parto del bebé. También tiene que ver con otra serie de acciones, como la provisión de agua potable, una correcta eliminación de todos los desechos, el trabajo y el bienestar general de la gente. Además de la educación.

Porque esto es central y ya lo sabemos. Y está comprobado y certificado que la mortalidad infantil es inversamente proporcional al grado de escolaridad que tiene la mamá. Es decir, cuando la mujer tiene mayor grado en su avance en la escuela primaria, secundaria o universitaria, esto genera que obviamente la mortalidad infantil sea menor. Por eso hay una serie de factores que tienen que ver con lo que es el progreso de una sociedad. Y que obviamente esto repercute en lo que son los indicadores sanitarios.

En salud hay una cuestión básica que nos enseñaron: que no se puede improvisar. En salud uno tiene que tener una direccionalidad. Tiene que tener una imagen objetiva clara. Tiene que saber qué es lo que se quiere hacer y hacia dónde se va. Uno no puede trabajar solo en el Ministerio de Salud. Uno tiene que llegar a acuerdos con otros actores importantes. Llámese las sociedades científicas. Las facultades de medicina. ONG’S de muchísimo prestigio en el medio y con experiencia, las academias de medicina… Y en función de estos actores con criterios técnicos, científicos, con criterio sanitario, empezar a trabajar en lo que uno pretende. En lo que uno busca.

También hay acciones por las que uno tiene que entender que en materia de salud las cosas no cambian de un día para el otro. Todo en materia de salud son procesos. Los procesos llevan su tiempo. La salud no cambia por un decreto. Esto no es de un día para otro. Esto es trabajo. Es planificación. Y los beneficios se ven al mediano y al largo plazo. Lo importante es saber a donde uno va. Y qué es lo que uno quiere hacer. Y aquí mencionábamos, recientemente ustedes hablaban muy bien lo que era la campaña de invierno. Y cómo nos fue con la vacunación. Y lo que fue la prevención que se hizo para cuidar al grupo más vulnerable y de riesgo en Argentina.

Pero tocando este punto de la prevención de algunas enfermedades. Aparte de lo que fue la gripe, le voy a mencionar sólo uno para que tengamos una idea también del salto que se ha dado en calidad en salud en Argentina. Me voy a referir sólo a la hepatitis A en la Argentina. Ustedes saben que la hepatitis A en la Argentina llegó a ser endémica con muchísimos casos, fundamentalmente en los chicos, en las criaturas. En el año 2003-2004 llegamos a tener en Argentina 67.800 casos de hepatitis A. Ustedes saben que cada 1000 casos de hepatitis A, uno de estos chicos va a necesitar un trasplante de hígado. Y otros tantos se mueren por una falla hepática fulminante.

Aquí se decide en Argentina y toma como decisión política en aquel momento el Presidente Néstor Kirchner de que teníamos una herramienta para prevenir esta enfermedad. Cuál era. Era a través de la vacuna. La vacuna existía. Pero había que tomar una determinación. Y el Estado nacional por una decisión política del presidente Kirchner, incorpora esta vacuna. Y la incorpora dentro de lo que es el calendario normal de vacunación. Entonces se empieza a vacunar a partir del año 2005. Se vacuna el 2005, 2006, 2007, 2008, 2009 hasta la actualidad. Que está incorporada dentro de lo que es el calendario normal de vacunación.

En todo el año 2009 en la Argentina no hubo ningún caso de trasplante de hígado a causa de “falla hepática” por hepatitis A. No hubo ninguno. Y de aquellos 67.800 casos que se habían registrado en el año 2004, en el año 2009 no vamos a estar superando los 300 casos de hepatitis A. Esto habla a las claras de una política que hubo que mantener durante mucho tiempo: unos 5-6 años. Y los frutos los vemos ahora. No se nos murió ningún chico por hepatitis A. No tuvimos ningún trasplante de chicos por hepatitis A. Y hoy no se habla de la hepatitis A en la Argentina.

Y por eso menciono sólo un punto, que fue una cuestión desde el punto de vista epidemiológico en la que se hicieron las consultas. Se trabajó con criterios técnicos. Hubo la decisión política del Presidente Kirchner de apostar a esto. Y hoy vemos los resultados de una política que se inició hace cinco años. Entonces, estas acciones en materia de salud tienen que ser perdurables. Tienen que ser sustentables en el tiempo. Tienen que tener los consensos necesarios con todos los actores involucrados en el ámbito científico-técnico. Y también tiene que tener una aplicabilidad en la población. Porque hoy vemos el impacto que esto produce…

Entonces, ¿a qué voy con esto…? A que hay una serie de acciones y medidas. Que quizás hoy estemos poniendo en marcha, con los impactos positivos, como decían el doctor Biosque o la doctora Bizotti. Estamos en pleno plan de fortalecer todas las acciones para disminuir la mortalidad infantil. Capaz que en tres, cuatro, cinco años tengamos un descenso mucho más brusco del que se vino produciendo hasta ahora. Por esto no tenemos que pensar que ponemos el plan y el mes que viene vamos a tener un descenso. Eso no existe. Eso no es verdad en materia de salud.

Pero funciona rápido con el dengue y la gripe. En un año, de 1 M. de casos a sólo 22… -Con la gripe A también nos fue bien. Pero la idea es que tenemos que redoblar todos los esfuerzos. Tenemos que seguir trabajando en todos aquellos factores determinantes de la salud. Que se denominan ahora. Que tienen que ver con que la gente esté cada vez más sana. Ese es el gran desafío que hoy tenemos. Que la gente esté cada vez más sana.

Y fundamentalmente que todos puedan tener un tratamiento. Primero, la prevención. Luego la promoción de la salud. Un diagnóstico temprano. Y fundamentalmente un tratamiento oportuno. Yo creo que eso son los grandes desafíos que hoy tenemos en Argentina. Y ahí estamos dando pasos importantes en esta línea. Ustedes saben que el 10 de septiembre vamos a poner en marcha en Argentina lo que es el Instituto Nacional contra el Cáncer. Y lo va a hacer la Presidenta de la Nación. Se va a impulsar y vamos a implementarlo desde el primer día. Y ahí tenemos mucho que hacer y que trabajar. Hay mucho para articular acciones entre todos los actores de la sociedad civil. La propia industria… Pero también aparte con otros países en los que ha habido algunas acciones que tendremos que ver, estudiar e imitar.

Imagino que habrán estudiado el caso del CNIO español, que ya tiene experiencia… -Efectivamente es muy importante. Lo conocemos. Hemos tenido referencias. Y pensamos, ustedes saben, que el cáncer hoy por lo menos en la Argentina entre los 34 y los 65 años de edad es la primera causa de muerte. Entonces hay muchas cosas, muchas acciones. Nosotros estamos poniendo en marcha esto ahora. No es que vamos a reducir el cáncer si lo ponemos en septiembre, en diciembre. Pero quizás en 4-5 años, con políticas claras de prevención, tratamiento oportuno, nuestra expectativa pase a ser que el cáncer sea después una enfermedad crónica como tantas y que se pueda controlar. Hay algunos casos que sabe que se curan. Pero para eso hay que detectarlos a tiempo. Hay que hacer un diagnóstico temprano. Y también tener todo para hacer un tratamiento oportuno. Éstos son los grandes desafíos en materia de salud que tenemos. Lo que buscamos son cosas simples, básicas. Queremos que todas las mamás embarazadas se controlen. Que todos los chicos, todas las criaturas en la Argentina nazcan como corresponde. Ofrecerles lo mismo a todos. Toda la seguridad, el confort y la tecnología. Queremos que todos los chicos se hagan el control del niño sano. Queremos que todos los chicos estén vacunados. Esos son los grandes desafíos que nosotros tenemos. Le mencioné cuatro o cinco puntos básicos, simples. Y buscamos que la gente no se enferme. Ésta es nuestra tarea…

Otro asunto por el que Argentina ha destacado es la decisión de que los medicamentos sólo puedan venderse en farmacias. La Ley se votó y se promulgó en diciembre, pero por ejemplo en Bs. As. Capital dicen que no la aplicarán hasta que se elabore un Decreto… -Pero esto es una ley. Esto es una cuestión que obviamente nosotros siempre hemos apoyado en esta instancia. Ustedes saben que los medicamentos tienen que ser vendidos en los lugares que son aptos. Y en los lugares que corresponde para la venta. En ese sentido, hay una Ley nacional. Y por lo tanto la Ley nacional es de aplicabilidad en todo el territorio nacional. No existe que sea en un lugar o en otro. Esto tiene que ser aplicable. Lo que pasa es que también ha habido una cultura a lo largo de muchos años de la venta de algunos productos y algunos medicamentos en lugares que no son aptos.

Es un tema cultural que habrá que ir viendo poco a poco para lograr revertirlo. Pero nuestra postura es que los medicamentos tienen que ser vendidos en lugares que son aptos para la venta de medicamentos. Y por colegas, profesionales o gente que trabaje en esos lugares. Que obviamente tienen que tener los estudios para vender y dispensar este tipo de insumos. Así que la cosa es clara.

¿Ministro, qué se puede hacer para mejorar la información terapéutica hacia el ciudadano?

-En ese sentido, existen muchas maneras de definir a la salud. Algunos utilizan un término que creo oportuno mencionar: “Salud es siempre una tarea inconclusa”… Porque siempre se puede estar mejor. Siempre hay cosas por informar. Siempre hay cosas por hacer… Desde ese punto de vista, ustedes saben que tenemos un programa de provisión de medicamentos a lo largo y a lo ancho del país. Para cubrir más o menos el 80% de la problemática y de las patologías con la que la gente concluya. A nivel de los centros de atención primaria de salud. A lo largo del país tenemos aproximadamente 7000 centros de salud. Hemos instrumentado un amplio programa, sobre el que ponemos a su disposición revistas, informativos, etc., etc. Lo que sí deseo reseñar también, como hace cada uno de los profesionales de la salud, es que ante la duda siempre es necesaria la consulta al médico. O la visita al centro de salud. O la visita al lugar sanitario más cercano. Que ahí siempre va a haber un colega para ayudarle en ese sentido.

Explicarle, contenerlo. O bien buscar la respuesta y la solución. Hay cuestiones a veces que la información que uno pueda dar… Obviamente tenemos que informar. Pero de pautas culturales, de conductas, etc. Lo que tenemos que ser muy francos y muy directos es en estar en contra de lo que es por ejemplo la automedicación. Eso tenemos que trabajar y enseñar mucho a la población. Ningún remedio es inocuo. Todo tiene su motivo y su porqué. Por eso hay gente que ha estudiado. Son los colegas que están en los receptores sanitarios los que van a decir si corresponde o no tal o cual medicación. Si corresponde o no tal o cual indicación. Por eso siempre es necesaria la consulta al centro de salud más cercano a su domicilio. Y lo digo con la ventaja de una red de atención primaria en la Argentina tan profusa como la que nosotros tenemos.

Nos consta que conoce las últimas decisiones en España sobre “descuentos de precios” en los fármacos.

¿Cómo son y deben ser las relaciones con la industria farmacéutica?

-Eso se viene trabajando. Le mencionaba antes el programa "Remediar", que es un programa de provisión gratuita de medicamento a más de 15 millones de personas. Esto es para cubrir prácticamente, se lo repito, el 80% de la problemática en salud a la cual va destinado. Por tanto el acceso al medicamento por parte de la población en los centros de salud está asegurado. Al igual que la provisión de productos más complejos que tienen que ver, desde lo que es patologías crónicas como HIV u otras patologías hasta acciones como la prevención. Que tienen que ver con insumos, como son las vacunas.

Entonces, en ese esquema el Estado, la política del Gobierno nacional, es de un estado presente. Un Estado que se hace cargo. Y obviamente en la multiplicidad de financiadores que tiene nuestro país, o paga la Seguridad Social a través de las obras sociales provinciales. O paga el PAMI, que es otra instancia. O paga la Seguridad Social a nivel nacional, las obras sociales sindicales nacionales. O si no tiene cobertura, el Estado se hace cargo. Así que en ese sentido el acceso que hoy tenemos tiene muchas posibilidades para toda la población.

¿Y cómo deben ser las relaciones con las organizaciones de profesionales sanitarios?

-Son lo más valioso que tiene el sistema. En ese sentido, ustedes saben que hay una trayectoria en lo académico y en lo científico muy importante en la Argentina. Uno lo dice con orgullo. Pero Argentina es el único país de América Latina que tiene tres premios Nobel en Ciencia. Tenemos una historia y una tradición que es muy importante en nuestro país. Y en ese sentido lo que nosotros hemos tomado como política central es apostar en recursos humanos. Apostar a la formación. Hay universidades a lo largo y a lo ancho del país con muchísimo prestigio. Profesores de muchísima experiencia y de muchísimo prestigio. Y hoy el que tiene la vocación en Argentina de querer estudiar Medicina, tiene toda la opción: en una universidad pública, en una universidad gratuita. En una universidad con acceso para todos. Creo que esta es una gran posibilidad que hoy tenemos. Y obviamente, desde el Estado nacional la visión que tenemos es: primero un recurso humano formado de excelencia. Y también un eslabón más que tiene que ver con todo lo que es la capacitación. Y todo lo que es la formación y el estudio. Pero la capacitación tiene que ser una capacitación continua.

No un hecho aislado. Y ahí ustedes habrán visto la cantidad de encuentros, congresos, reuniones, cursos de posgrado, etc., que se dan en la Argentina. Y que estamos orgullosos de que muchos colegas de otros países también nos visiten (profesores o colegas) para estudiar y formarse. Pero el recurso humano nace a través de los colegas. Y cuando hablo de colegas me refiero a todo el equipo de salud. Me refiero a las enfermeras. Me refiero a los agentes sanitarios. Me refiero a técnicos, odontólogos, bioquímicos, médicos. Me refiero absolutamente a todos.

En Argentina hay anunciado –la última semana de agosto- un paro de clínicas privadas. No es competencia directa de su Ministerio. Incluso quien está mediando es el Ministerio de Trabajo. Pero en todo caso, ¿cuál es su análisis del problema y cuál es la posible solución?

-Ahí a lo que estamos instando a los sectores es: primero, como siempre el diálogo. A sentarse. Hay un reclamo por parte de los trabajadores de una recomposición salarial. Pero en la Argentina siempre llegamos a un acuerdo. Siempre llegamos a privilegiar obviamente a todo aquel que va a buscar recuperar su salud. Así que en ese sentido hay tiempo. Hay conversaciones, están avanzadas. Y esperemos que se encuentre una solución.

Ministro, mal periodista sería si no le pregunto su opinión sobre Trinidad Jimenez…

-¡¡ Encantado de responderle !! Trinidad Jiménez es una gran colega, obviamente. Una mujer con muchísima experiencia. Y bueno, la información que tenemos es que realmente está haciendo un gran trabajo. Está haciendo un excelente trabajo… Nos tocaron algunas situaciones, por llamarle de alguna manera, difíciles, digamos… No siempre se vive una pandemia directamente. Y esta pandemia tuvo algunas particularidades diferentes quizás, a otras pandemias.

Esta pandemia prácticamente la fuimos siguiendo on-line. Todos sabíamos dónde estaba el virus. Cómo se iba desarrollando. Cuántos casos había. Y yo creo que esas experiencias son únicas. Y esas experiencias son muy valiosas y muy valoradas. Está previsto creo, inclusive (no tengo la agenda delante aunque es lo más probable) que en septiembre la ministra nos visite. Así que va a ser un motivo de mucha alegría y va a ser muy importante poder avanzar en esta relación de intercambio entre España y Argentina. Y en este sentido le voy a hacer un comentario. Ustedes saben que Argentina tuvo una crisis muy importante. Una crisis muy dura en el 2001, en el 2002.

Con una quiebra en su sistema político, institucional, económico, social, una gran revuelta. Cambiaron los presidentes, etc. Para el país una situación muy, muy difícil. Yo soy del interior, de Tucumán. Trabajaba acá en la provincia de Buenos Aires. Luego fui como ministro de salud a Tucumán. Y en aquel momento, en aquella época dura, España nos dio un gran apoyo a través de algunas instituciones.

Me estoy refiriendo a la Fundación Carlos III… Me estoy refiriendo a la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), me estoy refiriendo a otras muchas entidades... En definitiva fue un gran apoyo, y también nos dio un gran apoyo como Gobierno España. Hoy se está terminando de construir en Tucumán un hospital en una zona extremadamente dura desde el punto de vista socio-sanitario. Que es en el Este de la provincia de Tucumán. Un hospital con toda la tecnología. Con todo un sistema puntero para atender. Que va a tener un área de responsabilidad territorial de más de 400.000 habitantes. Este hospital se está haciendo a través de un crédito blando que el Gobierno de España en aquel momento hizo para Argentina. Así que en este sentido la relación que hemos tenido, el apoyo, el acompañamiento y el esfuerzo por parte de varias instituciones de España y del propio Gobierno español para ayudarnos, para empezar a resolver esta situación, siempre lo tenemos presente.

Una última cuestión Ministro. Trinidad Jiménez compite en estos días por lograr ser la candidata de su partido en las próximas elecciones a “Gobernadora” de la región de Madrid, que van a tener lugar el último fin de semana de mayo. ¿Le desea suerte…? -Obviamente… Y puede transmitírselo en mi nombre…

Antonio Mingarro