Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15

#

Nadie vio venir el iceberg: de la prórroga del convenio de PAMI. Marche un pedido de renuncia al Tesorero de COFA: Ricardo Pesenti

ADJUNTO

Se firmó el acuerdo que une a la industria con la obra social nacional, sin que nadie consulte a la farmacia. Lejos de hacerse cargo de la falta de participación, el Colegio de Farmacéuticos bonaerense sólo publica una nota ajena donde desnuda su sorpresa. El rol del actual tesorero de la COFA, que en vez de velar por los intereses de la farmacia “hace la plancha”. ¿Para qué está en su cargo el hombre de Isabel Reinoso en la COFA?

#
Ministerio de Salud pidió que los menores no usen pirotecnia
ADJUNTO
BUENOS AIRES: Es para evitar accidentes. Además, recordaron que los únicos productos que se deben comprar son os autorizados por el Registro Nacional de Armas (RENAR). Insisten que no usar pirotecnia es lo ideal. Según un informe, los menores de 20 años protagonizan la mayoría de los accidentes en las Fiestas.
#
Destacan el compromiso de los farmacéuticos en los hospitales
ADJUNTO
POSADAS: Fue una de la principales conclusiones del congreso de la actividad, que cerró ayer en la capital de Misiones. Con especialistas de todo el continente, se debatió sobre el rol del profesional en la salud pública. En la provincia más de 60 farmacéuticos integran el sistema de producción y dispensa de fármacos estatal.

Todos conocemos la historia del Titanic. Por años hemos escuchado la historia de ese barco que se suponía no podía hundir ni Dios. Hemos visto películas, series, relatos, libros y muchas versiones del trágico viaje final. Lo hemos visto incluso hoy, cientos de kilómetros bajo el mar, en algún documental. Conocemos todo. O casi todo. La historia no guardó para las futuras generaciones, un nombre fundamental, un actor principal e imprescindible para que se desate el drama: el marinero que no vio el iceberg que hundiría la nave. Puesto allí para vigilar el horizonte, no logró divisar a tiempo la masa de hielo, o si la vio fue demasiado tarde. Sin dramatizar, esta metáfora parece apropiada para explicar lo que se vive en la profesión farmacéutica luego de la firma del convenio con el PAMI. El más importante de los acuerdos de medicamentos que tienen las farmacias se hizo “entre gallos y medianoche”, sin que las propias farmacias pudieran siquiera opinar.

Si bien nuestro barco todavía no choco, a quien los bonaerenses mandamos a alertarnos de la situación, igual que al marinero del Titanic, parece no haber visto lo que nos esperaba. A diferencia del pobre soldadito inglés, que probablemente haya muerto en el hundimiento, nuestro Titanic si guarda el nombre del responsable de no alertar del choque que se viene. Se llama Ricardo Pesenti.

Pesenti es el representante de la farmacia bonaerense en la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), y actualmente ocupa la tesorería de la entidad nacional. Está allí para ser los ojos de todos nosotros, y debió ver, en algún momento, que el convenio de PAMI se firmaría sin ningún tipo de consulta a las farmacias. El acuerdo, que vincula a la obra social más grande del país con la industria farmacéutica, es de vital importancia, porque cada vez más mostradores son dependientes de las dispensa de esos medicamentos además de los conocidos atrasos en pagos de las notas de créditos (pagos en dinero virtual) y por la baja rentabilidad que deja a las farmacias, constituye una de las fuentes de mayor dolor de cabeza de nuestra economía boticaria.

Tan importante es que en muchas regiones, incluyendo en la Provincia de Buenos Aires, hay una necesidad imperiosa de salvar el descalce financiero que suele hacerse a la hora de pagar los medicamentos y otras prestaciones que deben afrontar los farmacéuticos con las droguerías de provisión. Tema delicado y repetido hasta el hartazgo por este espacio.

Sabemos que la COFA no participa de la mesa de negociación del convenio. Pero su “mesa chica” está siempre al tanto de cómo vienen las negociaciones. Mesa que integra Ricardo Pesenti. El acuerdo se firmó a fin de agosto, casi en silencio, y demostró que pese a los esfuerzos hechos por todos los farmacéuticos, movilizados en un plan de lucha por nuestros honorarios, seguimos siendo “el último orejón del tarro”. Pero lo que más causa indignación es que nuestro representante en la COFA, el hombre que debe velar por nuestros intereses, no vea venir algo tan malo para la farmacia.

En una de las últimas edición del Boletín Farmacéutico Bonaerense (BFB), la conducción de la entidad, encabezada por Isabel Reinoso y a la que responde Pesenti, publicó una nota del sitio Pharma Baires, titulada “Convenio con el PAMI, entre luces y sombras”, donde con tono se sorpresa se repasa la firma del acuerdo, y cómo se mantuvo todo “en stand by”, es decir, no se discutió ninguno de los problemas relacionados con descuentos, bonificaciones, descalces financieros, etc. La conducción bonaerenses, que tiene a un representante en COFA pagado para vigilar nuestros intereses, se sorprende de la noticia, como cualquier hijo de vecino. Como el marinero del Titanic, no vio venir el golpe terrible que significa seguir con las actuales condiciones de negociación.

El cinismo de la actual conducción provincial , fanática del uso indiscriminado del DOBLE VOTO para gobernar, parece no tener límite. En una reciente reunión de Presidentes de Filiales de colegios de la provincia de Buenos Aires se criticó con vehemencia (entendible) por parte de algunos dirigentes aliados al sector oficialista de Reinoso a la actual conducción de la COFA. No sólo ese sector oficialista, no tienen una política alternativa para intentar revertir un convenio; sino adolescen , por lo menos, de poca memoria. Queda para “el recuerdo” que una reunión con otros presidentes de Colegios Filiales del oeste Conurbano bonaerense, frente al pedido de conseguir 2% más de rentabilidad para el convenio de PAMI; un Pesenti enfático dejó a todos tranquilos y se despachó: “que lo dieran por hecho” que él iba por 5% de mejora. . Sí así como lo lee querido lector. Pesenti ha prometido frente a colegas mejoras para un convenio que a todas luces desfinancia a la farmacia profesional. Promete claro, pero no cumple. Ni siquiera, no hace nada por anticiparse a los problemas. El mismo y sorprendido por la noticia, Ricardo Pesenti que ocupa uno de los cargos, tal vez mayor importancia como es el de tesorero de la Confederación Farmacéutica Argentina. El que debe manejar la realidad de la rentabilidad de la farmacia, el que negocia personalmente con el Director del PAMI y las Cámaras de la industria del medicamento.

El enojo de las farmacias de la provincia de Buenos Aires con el actual convenio no es nuevo, y nos movilizó ese 30 de mayo, cuando fuimos a Capital Federal a decir basta. Que se haya prorrogado sin ninguna mejora, es cuanto menos una tomadura de pelo. Muchos dirigentes bonaerenses comienzan a alzar su voz contra la actuación de la COFA en este tema, a pedirle que deje de ser espectador e interceda ante nuestros reales problemas. Este malestar se transfiere a la dirigencia provincial, que muy libre de cuerpo publica notas de sorpresa por el propia prorroga del convenio de los jubilados, sin exigirle a nuestro hombre en la COFA que haga algo. Para aclararlo, el BFB no es un medio como cualquiera, es un “Órgano Oficial” del Colegio Central, un portal institucional que representa la opinión de la conducción colegiada. Si ellos sostienen una nota como la de la FOTO DE TAPA, desnudan que están tan atrás de las cosas que escandalizan. Corren detrás de la realidad. Y todos perdemos.

A esta conducción la realidad la sorprende todos los días. Corre de atrás cada vez que debe actuar. En vez de mostrar sorpresa debe actuar, deben prevenir, debe advertir. Para eso se les paga como dirigentes. No puede ser que ocupando un cargo de relevancia como el de tesorero, ese sector oficial termine COPIANDO una nota de un medio periodístico (Pharmabaires), casi resignado y sin ninguna respuesta ante quienes representa. Así, Pesenti no sirve ni como dirigente ni como defensor de la farmacia bonaerense. Si este será su accionar le pedimos que renuncie. Así de simple. Si Reinoso, su jefa política, y única sostenedora con el ARTILUGIO FORMAL DEL DOBLE VOTO, sostiene a ese colega en un lugar de privilegio en la toma de decisiones de la COFA: Reinoso, debe saber que para mandar a pedir cambios en el manejo de la política nacional farmacéutica con respecto a PAMI, debería exigirle por lo menos, la renuncia a Pesenti. Además, claro está, son responsable todos los consejeros y directivos del Colegio Central que haciendo el mismo juicio de valor sobre lo “desafortunada” que es la política frente al PAMI, siguen sosteniendo a alguien sorprendido e impotente frente a la realidad.

Entre lo mucho que quedó en el imaginario colectivo respecto al Titanic, una frase que resume la imposibilidad de ver el desastre que se avecina en el futuro inmediato:”tocando en la cubierta del Titanic”. No queremos creer que esta conducción, que acaba de perder las elecciones provinciales, piense que es hora de “tocar” hasta que el barco se hunda. Es su obligación seguir trabajando para el bien común hasta 2015, cuando finalice su mandato. Si su estrategia es mantener los privilegios con el doble votos –como ya denunciamos –y no meterse de lleno en los problemas reales de las farmacias, como el convenio de PAMI, la música seguirá hasta que el agua nos haya tapado a todos. A todos los que la peleamos en nuestra farmacia con honorarios de hambre y rentabilidad al límite. No debemos permitirlo y por eso pedimos su renuncia ante tanta manifestación de impotencia.

Farm. Néstor Caprov EDITOR Mirada Profesional