Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Dengue

#Dengue

Avances para conocer más sobre mosquitosADJUNTO

Dengue

BUENOS AIRES: Científicos descubrieron la forma en que huelen a los humanos, entre otras cuestiones. Servirá para fabricar repelentes más eficaces.

#SaludPública
Presentan encuesta sobre nivel de conocimiento de los argentinos del ACV
ADJUNTO
BUENOS AIRES, agosto 13 Lo hizo el Instituto FLENI, y participaron personas del país y la región. El 95 por ciento de los encuestados dijo conocer sobre la enfermedad cerebrovascular.
#SeguridadSocial
Docentes piden un aumento en la cobertura de medicamentos por parte del IOMA
ADJUNTO
LA PLATA, agosto 16: El gremio SUTEBA criticó la reciente resolución que mejora los descuentos en tratamientos ambulatorios, al afirmar que “resulta insuficiente”. La situación afecta a los tratamientos ambulatorios para enfermedades agudas.

La lucha contra el dengue, dicen los especialistas, es la lucha contra el mosquito trasmisor. Conocerlo, para controlarlo, es una forma más que efectiva de avanzar hacia un futuro con menos casos. Por eso cobra vital importancia una reciente investigación llevada adelante por la Universidad de Yale, en Estados Unidos, donde se identificaron algunas de las herramientas que los mosquitos utilizan para oler a los humanos. Los descubrimientos podrían ayudar a encontrar mejores repelentes o insecticidas para terminar con estas plagas.

Publicado en la revista científica Nature, los investigadores descubrieron 50 genes distintos del mosquito Anopheles gambiae. Esos genes eran utilizados por el insecto para oler a humanos. El estudio reveló cómo cada uno respondía de forma distinta a aromas únicos, incluidos aquellos que atraen a los mosquitos. De acuerdo al estudio, cada gen controla a un receptor, un pasaje molecular que en este caso se adhiere a una molécula de aroma humano.

John Carlson, científico que lideró la investigación, logró transferir los 50 genes dentro de las células nerviosas de un tipo de mosca de la fruta llamada Drosophila. Según explicaron los investigadores, “las moscas de la fruta no intentan oler a los humanos, por lo que cualquier gen de mosquito que produzca una respuesta al olor humano es probablemente utilizado por los mosquitos para ser guiados hasta sus fuentes de alimento”.

Los resultados podrían tener implicancias para el control de la malaria, una de las enfermedades más devastadoras del planeta, y del dengue. La malaria, que es provocada por un parásito, es diseminada por mosquitos hembra que van en búsqueda de sangre humana. La enfermedad mata cerca de un millón de personas anualmente, principalmente niños, y la mayor parte de ellos en Africa, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Además, los expertos explicaron además que los mosquitos transportan también otras variedades de enfermedades como el dengue, el virus del Nilo Occidental, la fiebre amarilla y varios virus distintos que causan encefalitis, una inflamación del cerebro que a menudo es letal.

En nuestro país, el gran enemigo es el dengue. El ministerio de Salud bonaerense analiza 40 casos sospechosos en la Provincia, 6 de los cuales corresponden a La Plata. Consultado por este medio, Juan José García, especialista en el tema e investigador del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (Cepave), explicó que “muchas veces los mosquitos se hacen resistentes a cierta clase de insecticidas, y lo mismo podría ocurrir con los repelentes”.

Dijo también que “hay veces en que para eliminar a cierta especie de mosquitos se utiliza el mismo insecticida por mucho tiempo y en muchas cantidades. Lo que se logra es que el mosquito tenga una resistencia feroz y después el problema sea aún mayor”.

Agregó que “si hay cien mosquitos y les aplicamos cierto tipo de insecticida, es probable que mueran 98, pero quedarán dos que no morirán y crearán descendencias más resistentes”. Debido a esa resistencia, el experto señaló que se debe tener un “muy buen manejo de la plaga. Por eso es muy importante alternar el producto utilizado para controlar las plagas de mosquitos”.

Cabe recordar que en la ciudad de Buenos Aires se registró, en las últimas horas, el primer caso de dengue autóctono de la temporada, es decir que la persona se infectó con el virus a través de un mosquito Aedes aegypti supuestamente infectado en el territorio porteño.

El ministro de Salud de esa ciudad, Jorge Lemus, explicó que el paciente tuvo la enfermedad a mediados de enero, y que “ya se encuentra recuperado”. Precisó que hasta el momento no se han detectado otros contagios entre sus contactos cercanos.

El funcionario aclaró que la persona no había viajado a zonas con circulación viral. Las autoridades sanitarias no quisieron revelar la edad ni la zona de residencia del paciente, sólo dijeron que “vive en un barrio de la zona sur de la ciudad, y que ya se hizo la eliminación y la fumigación en su casa y en las manzanas cercanas”.

El caso pasó a ser el sexto caso de dengue confirmado en Capital Federal en lo que va de la temporada, pero los cinco primeros se habían contagiado en otras ciudades. En tanto, en la Provincia, el ministerio de Salud informó que hay 40 casos sospechosos, 6 de los cuales corresponden a La Plata

En tanto, la mayor alerta sigue viniendo de la zona fronteriza con Paraguay, informaron las autoridades. En el país vecino, los casos de dengue ascienden a 314, mientras que los casos sospechosos se acercan a mil. El ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) sostiene que la actividad viral podría disminuir por el intenso calor.

El parte de la cartera sanitaria señala que los casos confirmados en el actual periodo, a partir del mes de noviembre pasado, suman 314. Señala, además, que los casos sospechosos totalizan 974 en todo el país.

El informe destaca, también, que "se han identificado la circulación de los serotipos DEN-1 y DEN-2, de acuerdo a los reportes del laboratorio de referencia nacional".

Los profesionales del Ministerio sostienen que la actividad viral podría disminuir por la elevada sensación térmica. Sin embargo, manifiestan que este periodo es adecuado para insistir en la identificación y eliminación de los potenciales criaderos de mosquitos en las casas.

"Esta buena práctica, semanal y en todas las comunidades, conduciría a una reducción importante de la población de mosquitos adultos, capaces de transmitir el dengue", explica un boletín remitido este jueves, por la Dirección General de Vigilancia de la Salud.

El reporte puntualiza que existen brotes activos en los el departamento de Alto Paraná (distritos de Presidente Franco, Ciudad Del Este, San Alberto y Hernandarias), Concepción (distrito de Loreto y San Lázaro), Amambay (distrito de Pedro Juan Caballero), Central (Fernando de la Mora, Luque y Lambaré) y Alto Paraguay (Carmelo Peralta y La Victoria).