Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 18/7/16
LaPrensa

#LaPrensa

Pronóstico de la medicina para 2020

ADJUNTO
LaPrensa

BUENOS AIRES: Un informe detalla cuáles serán las transformaciones que experimentarán los tratamientos de las enfermedades que más preocupan al mundo. Además vaticina qué pasará con el acceso de los pacientes a las terapias innovadoras. Por Agustina Sucri. Diario La Prensa, lunes 18 de julio de 2016.

#SeguridadSocial
En defensa del sistema solidario, obras sociales sindicales lanzan un espacio en conjunto
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 18: Unas 30 organizaciones formaron Obras Sociales Unidas (OSU), que busca fortalecer la posición de las entidades ante los “aumentos exagerados de las prestaciones médicas y farmacéuticas”.
#Aborto
El uso del misoprostol bajó en Santa Fe las internaciones por abortos incompletos
ADJUNTO
SANTA FE, octubre 17: Según datos de la salud de esa provincia, desde que se usa este tratamiento en el sistema sanitario bajaron un 98 por ciento de las internaciones por abortos clandestinos. Además, bajó la mortalidad en mujeres que se hacen una intervención. La versión pública permite además bajar el valor que se paga.

Sólo cuatro años nos separan del 2020 y sin embargo el escenario que caracterizará a la salud de ese momento promete grandes avances en términos de tratamientos disponibles y acceso a ellos. Así lo adelanta el informe "Global Medicines Use in 2020", elaborado por IMS Institute for Healthcare Informatics. "En 2020 tendrá acceso a la medicina una porción de la población mundial mayor que nunca antes, aunque con disparidades sustanciales", señala el documento, al tiempo que precisa que más del 50% de los habitantes consumirá más de una dosis de medicación por persona por día, lo cual representa un incremento de un tercio respecto del consumo mundial que se registraba en 2005.

El trabajo de IMS Health pone de relieve que el aumento en el número y calidad de nuevos fármacos será el encargado de transformar los tratamientos de las enfermedades para 2020, a medida que las inversiones en investigación y desarrollo realizadas en las últimas dos décadas den sus frutos y alcancen a los pacientes en grandes números.

En ese sentido, el análisis prospectivo apunta que los aspectos clave de la innovación incluyen los biomarcadores, la genómica, los tests genéticos destinados a elegir el mejor tratamiento para cada paciente, mejores tasas de éxito en el desarrollo clínico y el abordaje de las preocupaciones por los costos crecientes.

NUEVOS MEDICAMENTOS

Según el informe, para 2020 habrá 943 nuevas sustancias activas y la gran mayoría estará ampliamente disponible para las poblaciones mundiales.

"Estos tratamientos a menudo tardan años en llegar a los pacientes que están fuera de los mercados desarrollados, por lo tanto el conjunto de innovaciones de los próximos cinco años estará menos abiertamente disponible", afirman los autores.

Asimismo, el trabajo señala que los pacientes tendrán mayor acceso a las terapias innovadoras para la hepatitis C, el cáncer, las enfermedades autoinmunes, la enfermedad cardiovascular y las enfermedades huérfanas.

La mayor cantidad de avances, aseguran, se verá en el campo de la oncología, donde se introducirán 225 nuevos medicamentos en los próximos cuatro años, destinados principalmente al tratamiento de tumores de mama, pulmón, colorrectal, leucemias y linfomas.

"En estas áreas, la mayoría de los nuevos desarrollos implicarán un potencial incremento de la eficacia, seguridad y mejoras en cuanto a la administración de dosis".

No obstante, se aclara que un número más pequeño de nuevos fármacos oncológicos estará dirigido a los cánceres de difícil tratamiento, tales como el mieloma, el cáncer de páncreas, el ovárico agresivo y melanomas, con mejorías sustanciales en las tasas de sobrevida.

"Por ejemplo, las tasas de sobrevida de los pacientes con mieloma aumentarán por encima del 50% si los nuevos tratamientos son tan efectivos como lo sugieren los primeros ensayos", asevera el trabajo. Por otra parte, puntualiza que más del 90% de los nuevos tratamientos que se esperan para el cáncer serán terapias dirigidas (aquellas que utilizan el proceso, mecanismo o marcador genético de una célula cancerígena para seleccionar o suministrar el tratamiento), de las cuales un tercio usará un biomarcador.

ENFERMEDADES RARAS

En tanto, para 2020 habrá más de 470 fármacos disponibles para el abordaje de las enfermedades "huérfanas", que agrupan a 7.000 enfermedades raras para las que no hay ningún tratamiento o hay tratamientos muy limitados.

Otro dato esperanzador que se desprende del informe del IMS Institute for Healthcare Informatics está vinculado con la cantidad de tratamientos que "transformarán" para 2020 el actual enfoque de diversas afecciones tales como la hepatitis C (con curas funcionales), la artritis reumatoidea (con inmunoterapias biológicas y pequeñas moléculas) y un abanico de otras enfermedades que hasta el momento eran tratadas con terapias que tienen décadas de antigüedad, a menudo genéricas.

"Para 2020 habrá un pequeño pero importante número de terapias celulares y genéticas disponible -en general con dosis cortas o únicas- para el tratamiento de enfermedades que representan desafíos significativos, incluidos los distintos tipos de cáncer, el VIH, los trastornos genéticos y las enfermedades autoinmunes", agrega el texto del documento.

El trabajo también advierte que la inmunología para afecciones tales como las respiratorias, el colesterol o las autoinmunes ofrecerá nuevas opciones para los pacientes de alto riesgo que hoy no pueden ser tratados con las terapias existentes.

Sin embargo, aclaran que estos nuevos tratamientos llegarán a poblaciones muy limitadas debido a que los pagadores y los proveedores de salud batallarán con los beneficios que implican en comparación con su valor en el contexto de presupuestos de salud acotados.

La investigación también anticipa que para 2020 habrá nuevas opciones de tratamientos biológicos para el asma severo, el eccema crónico, la dermatitis atópica y la hipercolesterolemia familiar o resistente, que estarán disponibles en los mercados desarrollados.

MEDICINA DE PRECISION

El pronóstico sobre el uso global de medicamentos para 2020 indica que el creciente uso de biomarcadores y segmentación de pacientes basada en la evidencia, como parte de la emergente era de la "medicina de precisión", será clave para optimizar la selección de pacientes que más se beneficiarán de estos nuevos fármacos, al tiempo que permitirá equilibrar las prioridades a nivel poblacional en términos de costos sanitarios.

"Sin la identificación precisa de pacientes, las consideraciones presupuestarias podrían limitar a un número muy reducido el acceso a estas nuevas terapias", argumentan los autores del trabajo.

GRACIAS A LA TECNOLOGIA

El documento pone de manifiesto que gran parte del área denominada "salud móvil" actual se encuentra en pañales y que la utilización de "big data" o "macrodatos" sobre el cuidado de la salud para mejorar la toma de decisiones es todavía una promesa más que una realidad, "pero para 2020 se darán importantes cambios".

"Los investigadores y los pagadores tendrán crecientes volúmenes de datos que les aportarán evidencia para avalar tanto los beneficios de abordajes, intervenciones y fármacos específicos como el uso de tecnología para desarrollar nuevos enfoques de manera más rápida y a menor costo", añade.

En 2020, vaticina la investigación, cada paciente con enfermedades crónicas podrá utilizar dispositivos que se llevan en el cuerpo (wearables), aplicaciones móviles y otras tecnologías para manejar su salud, interactuar con los proveedores de salud y conectarse con otros pacientes o familiares.

"Decenas de ensayos clínicos probarán de manera definitiva para 2020 qué abordajes son efectivos y permitirán realizar los cambios fundamentales en el uso de la tecnología tanto para obtener mejores resultados en cuanto al cuidado de la salud como para reducir los costos".

¿Y LOS PACIENTES?

Por último, el informe del IMS Institute for Healthcare Informatics enumera cómo estas transformaciones en el campo de la salud impactarán sobre los pacientes:

* Gracias a la disponibilidad de tecnologías de bajo costo -tales como los wearables y los sensores conectados a aplicaciones móviles de salud- que brindarán información real para promover el bienestar, la prevención de enfermedades y lograr tratamientos más efectivos, los pacientes se verán involucrados más activamente en el cuidado de su propia salud.

* Los pacientes tendrán mayor acceso a los sistemas sanitarios y los medicamentos para 2020, incluyendo más opciones terapéuticas en áreas tales como el cáncer y las enfermedades raras.

* En las economías desarrolladas es probable que los pacientes deban afrontar un porcentaje mayor del costo de sus medicamentos, mientras los planes privados y públicos lucharán con las limitaciones presupuestarias y trasladarán una mayor cantidad del riesgo directamente al paciente.

* En las economías de bajos y medianos ingresos el avance hacia la cobertura universal de salud resultará en un mayor acceso a los fármacos a través de planes de seguros privados -más que pidiéndole a los pacientes que los paguen de sus bolsillos-.