Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15

#

Polémica por la compra de fármacos en la Ciudad

ADJUNTO

BUENOS AIRES: La comisión de Salud de la legislatura porteña criticó la forma en que el gobierno porteño compra los medicamentos destinados a los hospitales públicos. Denuncias sobreprecios y falta de control. El ministro Jorge Lemus defendió el sistema abierto implementado. Recortes a los fondos del Garraham.

#SaludPública
Alarma en Bariloche por un brote de gastroenteritis provocado por un virus
ADJUNTO
RIO NEGRO, septiembre 16: Según las autoridades sanitarias, unos 1.200 chicos, en su gran mayoría estudiantes que llegan a esa localidad de viaje de egresados, se vieron afectados por un norovirus que se expande rápidamente.
#NuevosFármacos
Llega a España un nuevo tratamiento contra patologías autoinmunes graves
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: El medicamento de Pfizer Xeljanz logró la autorización de la Sanidad de ese país como alternativas para males como la colitis ulcerosa (CU) activa de moderada a grave y artritis psoriásica activa (APs).

El sistema de compra de medicamentos que utiliza la ciudad de Buenos Aires quedó en medio de la polémica, luego de que el ministro de Salud porteño, Jorge Lemus, se presentó en la comisión de Salud de la legislatura. En el encuentro, el funcionario defendió el sistema abierto de comprar, que centraliza una única empresa, ante las críticas de los diputados de la oposición. Además, Lemus admitió que se reducirán los recursos al hospital Garraham.

El titular de la comisión de Salud, Jorge Selser (Proyecto Sur) fue quien cuestionó el sistema de compras de insumos hospitalarios y medicamentos, uno de los temas centrales de la visita de Lemus. Según el legislador, durante este año se giró “una pila de notas” contra la única empresa encargada de comprar y distribuir medicamentos mediante el sistema de compra abierta.

Durante una hora, los legisladores y los funcionarios del ministerio de Salud preguntaron y respondieron sobre el sistema de compras, poniendo la lupa en la adjudicación a la droguería Progen la compra abierta de medicamentos. “Es cierto que hay una empresa que tiene adjudicada la orden de compra abierta, pero también hay toda una serie de productos que los compran los hospitales. El 40 por ciento de las compras las hace el hospital y el 60 por ciento restante se compra entre esta orden de compra abierta y las licitaciones que hace el Ministerio. El 30 de junio vence esta adjudicación, el Ministerio tiene programado volver a licitar con algunas modificaciones en base a la experiencia”, reconoció el subsecretario Kirby Ralph.

Además, el funcionario señaló que entre “algunos inconvenientes observados, de los cuales algunos ya se resolvieron y otros quedan por resolverse”, se encontró que “todos los productos de salud mental de esta empresa estaban más caros que los que compraban en los hospitales”.

Sobre la disparidad de precios repreguntaron los legisladores Aníbal Ibarra y Fabio Basteiro, centrándose en las razones de tener sobreprecios en una compra directa. “Lo que se contrata en la provisión de la compra abierta no sólo es la compra de medicamentos, también la logística…, no se puede comparar pastillita por pastillita ya que también se da la distribución, el control del stock y el vencimiento de los medicamentos. Una compra de este tipo es buena porque no tenemos vencimientos y nos protegemos de los robos de medicamentos. El sector privado compra de esta manera”, dijo Néstor Perez Baliño, señalando también que “si esto es más caro o más barato todavía no lo se, debemos esperar a que los expertos me lo digan analizando los números”.

Otras preguntas se centraron en el control de calidad de los insumos comprados, a lo que Kirby respondió que “la evaluación técnica de suturas y medicamentos viene de un comité creado en el Ministerio de Salud, que emite un dictamen sobre la calidad, y si evalúan que es mejor el producto más caro, se compra ese producto”.

El encuentro de Lemus y la comisión de Salud se dio en el marco del debate que se vive en la ciudad en torno al presupuesto 2011. Además de la compra de medicamentos, se conoció la noticia que el gobierno decidió reducir drásticamente los fondosdel hospital Garrahan. Según el propio Lemus se destinarán 100 millones de pesos menos al nosocomio pediátrico, y lo justificó diciendo que “los porteños realizaron sólo un 15 por ciento de las consultas durante el año pasado. El resto fue destinado a atender a pacientes de otras jurisdicciones”.

“No es que queremos ahorrar plata; queremos ser más solidarios con otros hospitales que sí son más utilizados por los residentes de la ciudad”, agregó Lemus. El centro de salud pertenece por ley en partes iguales a la Nación y a la ciudad. De los 360 millones de pesos que el consejo de administración del Garrahan le solicitó abonar a las partes, el Ejecutivo porteño resolvió enviar sólo 260 millones.

Estas declaraciones generaron críticas en medio de la comisión. Selser indicó que “es injustificable, no lo aceptó nadie. Hay un signo discriminatorio, y además existe una legislación vigente que dice que la ciudad tiene que aportar la mitad.”

Los trabajadores de la salud, que la semana pasada realizaron un paro de 24 horas en reclamo de aumento salarial y mejoras edilicias, también rechazaron la decisión del macrismo. “Tenemos la concepción del hospital público y universal. No podemos estar pensando dónde vive el paciente, si es de la provincia o no. El hospital debe ser solidario y abierto a la comunidad”, manifestó a este diario el secretario general de ATE, Rodolfo Arrechea.

Cabe recordar que al 30 de septiembre, la ejecución en Infraestructura y Equipamiento de Salud fue de sólo un 48 por ciento, y respecto de 2007, el número de camas disminuyó un 13 por ciento. A estos reclamos, los legisladores opositores agregaron el bajo porcentaje (0,6 por ciento) destinado para 2011 a “actividades de promoción, prevención y recuperación de la salud”, en el actual marco del aumento de mortalidad infantil en la ciudad, sobre todo en la zona sur.