Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

La mayoría de los argentinos utiliza mal el protector solar

ADJUNTO
Actualidad

BUENOS AIRES: No es aplicado media hora antes de exponerse al sol y el 40% tiene componentes vencidos. Por Noelia Veltri. Diario Perfil, lunes 6 de enero de 2014.

#Actualidad
Rebelión contra las prepagas: clínicas y laboratorios anuncian un virtual corte de atención
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: Desde estos días tomarán medidas que afecten a los afiliados de las empresas, en reclamo de un ajuste en los aranceles que recibe por prestaciones. Las clínicas comenzaron con las cinco grandes firmas del sector. Los laboratorios piden “urgente” reajuste de los aranceles, y quieren intervención del gobierno.
#Actualidad
Alertan que fármacos de Bristol contaminados llegaron al país
ADJUNTO
BUENOS AIRES: La ANMAT inició un operativo para retirar del mercado los lotes del medicamento Viaspan, que según un informe europeo están contaminados con una bacteria. El producto se usa para conservar órganos. La entidad asegura que el laboratorio está testeando el resto de los lotes para descartar la presencia del problema.

En verano, crece la exposición a los rayos UV por lo cual es importante extremar los cuidados y recurrir a los protectores solares. Sin embargo, los resultados de una encuesta realizada por la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (Facaf) muestran que los argentinos no se protegen bien del sol y, que cuando lo hacen, la utilización de cremas y lociones es incorrecta.

Según el informe, el 30% de los usuarios de protectores solares “no reaplica el producto en jornadas extendidas al aire libre y un 40% usa los comprados el año anterior”. Además, el 99% sólo se aplica protector solar cuando está en la playa o va a la pileta, a pesar de que la recomendación de la Anmat y otros organismos es que éstos deben ser utilizados en cualquier situación de exposición de la piel a los rayos solares. Es decir, que aún cuando se camina por la calle o se hace cola para entrar al banco o a un negocio, hay que ponerse protector solar.

Para Ana De Pablo, dermatóloga del Hospital Universitario Austral, “en los últimos años el uso de protectores solares está muy difundido, aunque todavía es un elemento difícil de incorporar a veces por su costo, dado que prácticamente ninguna cobertura médica los tiene en sus vademécum”.

Otro concepto equivocado es que la mayoría de los argentinos se aplica el producto en la playa o en la pileta, cuando ya está instalado frente al sol, mientras que los dermatólogos recomiendan que los filtros solares deben usarse entre 30 minutos y dos horas antes de exponerse al sol. “Desde que los protectores solares están en las farmacias, luego pasaron a venderse en cualquier comercio. Eso favorece su mala utilización y propicia que sólo el 40% de los consumidores compre recurriendo a la recomendación de dermatólogos o farmacéuticos”, le dijo a PERFIL Miguel Lombardo, presidente de Facaf.

Más datos. Los resultados de la edición 19° de la Campaña que organiza anualmente la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD) mostraron que el 45% de la población se protegía con protector solar, mientras que el 32% lo hacía con la ropa, aunque sólo el 20% respetaba los horarios. Para De Pablo esto demuestra que existe un bajo nivel de concientización que contribuye a incrementar las cifras de cáncer de piel. “Con este tipo de hábitos, prácticamente el 33% de la población tendrá alguna lesión en el transcurso de su vida”.

“Inclusive, los casos de epitelioma basocelular, espinocelular y melanoma, que son los tres tipos de cáncer de piel, se advierten a edades más tempranas”, refirió Cristina Pascutto, dermatóloga, directiva de la SAD y coordinadora de la Sección Dermatoinmunología del Hospital de Clínicas.

“Frente a esta situación, lo bueno es que el cáncer de piel es fácilmente detectable, y diagnosticado en forma temprana tiene altas tasas de curación. Por eso hacemos hincapié en la prevención, pero también en la realización de controles a través del autoexamen que consiste en revisar si aparecen manchas o si los lunares cambian de tamaño, forma y coloración. Por otro lado, al menos una vez al año, hay que ir al dermatólogo”, agregó.

Cambio de hábitos. Aunque la idea que imperaba hace muchos años respecto a que estar bronceado era sinónimo de salud está cambiando, lo cierto es que tomar sol es una cuestión cultural que debe modificarse de a poco, haciendo foco en el cambio de hábitos. Esto es fundamental porque la acumulación crónica de radiación ultravioleta y el antecedente de quemaduras solares (el típico enrojecimiento del verano), favorece la aparición de lesiones.

“Una costumbre que podríamos modificar es la de hacer ejercicio —tanto adultos como niños— cuando el sol está muy fuerte. También debemos modificar el hábito de cuidado y extenderlo, por ejemplo a los hombres que siguen siendo mucho más reticentes que las mujeres a colocarse el protector solar”, sostuvo De Pablo.

Antes de exponerse al sol, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones como no recurrir a productos de años anteriores estén o no vencidos porque, como le explicó Pascutto a PERFIL, “una vez abiertos y al tener seis meses o más de antigüedad muchos de los aditivos de los protectores pueden sufrir modificaciones que alteran su efectividad”.

Por eso, lo mejor es comprar nuevos respetando el fototipo de piel que está determinado por la genética: tono de piel, ojos y cabello. Según los expertos, también hay que optar por uno de amplio espectro (rayos UVA/UVB) y Factor de Protección Solar (FPS) superior a 20. Y no exponerse al sol entre la 11.00 y 16.00 hs.