Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Investigación

#Investigación

Vacunas: estudio sobre autismo fue un “fraude”ADJUNTO

Investigación

BUENOS AIRES: Se publicó en 1998, y asoció el autismo infantil con la aplicación de la vacuna triple viral. Diario La Nación, lunes 10 de enero de 2010.

#Vacunación
Especialistas instan a los argentinos a vacunarse: “es una responsabilidad social”
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: En el marco de una jornada de divulgación realizada en el Centro Cultural de la Ciencia (C3), distintos expertos hablaron del momento que vive la vacunación a nivel mundial, y la necesidad de sostener la confianza en la vacunación.
#Opinión
Hábitos saludables: ¿por qué vivir contando calorías no sirve?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: La médica nutricionista Virginia Busnelli recuerda que antes que contar calorías es necesario ver los nutrientes, para volvernos consumidores más inteligentes.

Un estudio de 1998 que sembró el pánico en el mundo anglosajón al asociar el autismo infantil con la aplicación de la vacuna triple viral (contra sarampión, rubéola y paperas) fue un "fraude", según la revista British Medical Journal (BMJ).

En febrero del año pasado, The Lancet se retractó formalmente de la publicación de esa investigación y retiró el artículo, que en su momento causó una disminución del uso de la vacuna en muchos países. La revista había reconocido en 2004 que nunca debió haber publicado aquel estudio del doctor Andrew Wakefield que sólo había incluido una muestra de 12 chicos pequeños.

Varias investigaciones realizadas después en el Reino Unido, Canadá y Estados Unidos no hallaron relación alguna entre la aparición del trastorno y la vacuna, cuya primera dosis está recomendada al año de vida. Wakefield recibió entonces varias acusaciones por haber realizado una investigación sin respetar los principios de la ética médica. Esas fueron las causas que le impuso a The Lancet el Consejo General de Medicina de Gran Bretaña para retractarse.

El año pasado, la justicia estadounidense rechazó toda relación entre la vacuna aplicada a William Mead, cuando era bebe, y los síntomas de autismo que desarrolló seis meses más tarde. En su fallo, un tribunal especial consideró que "la teoría carece de sustento científico".