Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Investigación

#Investigación

Gripe A: Baxter y las vacunas contaminadas

ADJUNTO
Investigación

BUENOS AIRES: El laboratorio fue denunciado por haber enviado partidas de vacunas antigripales contaminadas. Por Walter Goobar, diario BAE, junio de 2009.

#Opinión
Debates: ¿pueden las hormonas afectar nuestro estado de ánimo?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, octubre 11: María José Villanueva y Florencia Brunello son nutricionistas y aclaran cómo las hormonas pueden afectar nuestro estado de ánimo.
#Regulaciones
La Pampa quiere regular la distribución de farmacias en su territorio
ADJUNTO
SANTA ROSA, octubre 9: Un proyecto legislativo analiza poner límites de distancia a los nuevos mostradores, para evitar la concentración en las zonas urbanas, algo que sucede desde que desembarcó la cadena Farmacity. Existe un borrador de la propuesta que se analiza con entidades farmacéuticas. No se limita la propiedad de los mostradores a los farmacéuticos, pero si pide su presencia constante como responsable.

Siete escuelas están cerradas en la Argentina para prevenir un posible brote de ese peligroso cóctel de virus que combina la gripe humana, aviar y del cerdo. Sin embargo, pese a la alarma planetaria, cada vez se sabe menos sobre las verdaderas causas de esta epidemia.

Lo cierto es que hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha guardado un hermético y sospechosos silencio sobre los posibles orígenes y los responsables del brote viral. Cuando se culpó a los cérdos, el poderoso lobby de la industria porcina consiguió que la OMS rebautizara la gripe porcina como Influenza A. Más tarde, cuando un científico de primera línea como el australiano Adrian Gibss, que participó en la formulación del antiviral Tamiflu, que la OMS recomienda para el tratamiento de la nueva gripe, advirtió sobre la posibilidad de que el virus hubiese escapado de un laboratorio, la OMS lo desmintió con inusual premura.

Pero hay otros datos que abonan la hipótesis de Gibss que no han podido ser desmentidos: una de las empresas en las que la OMS confía para la elaboración de una vacuna contra la gripe porcina es la norteamericana Baxter que justamente en marzo pasado fue denunciada por haber enviado a 18 países partidas de vacunas antigripales contaminadas con el virus de la gripe aviar.

Las vacunas de Baxter hubieran provocado una epidemia mortífera, pero la repentina muerte de todo un grupo de animales en un laboratorio de experimentación, permitió conjurar una catásstrofe. El error fue descubierto por el Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá y la Organización Mundial de la Salud actuó con un sigilo que contrasta con su actual sobreactuación.

En aquel momento, cundió el pánico en toda la comunidad médica, pero hasta ahora nadie ha podido responder a la pregunta más obvia: ¿Cómo pudo Baxter mezclar accidentalmente virus de la gripe aviar -que tiene un 60% de tasa de mortalidad-, con un material de vacunación?

Inicialmente, Baxter respondió con evasivas, invocando "secretos comerciales" y se negó a revelar cómo las vacunas se habían contaminado con el virus H5N1. Después afirmó que los lotes con virus H5N1 puro fueron enviados por accidente. Esta declaración fue una maniobra para Ocultar la contaminación accidental de una vacuna con un agente biológico mortal como la gripe aviar que es prácticamente imposible que sea accidental. La única forma en que podría haber ocurrido es por negligencia criminal premeditada.

Resulta llamativo que la mezcla de Baxter haya sido justamente virus H5N1 con virus H3N2 de la gripe estacional.

El virus H5N1 en su forma pura ha matado a cientos de personas, pero su capacidad de propagación y de contagio aéreo es más restringida. En cambio, cuando se combina con virus de la gripe estacional, que es de fácil propagación, el efecto es devastador.

Uun artículo de prensa de Canadá lo explica de la siguiente manera: "Mientras el virus H5N1 no infecta fácilmente a la gente, el virus H3N2 sí. Si alguien se expone a una mezcla de los dos se habría infectado simultáneamente con ambas cepas, y él o ella habría servido como una incubadora para un híbrido del virus capaz de transmitirse fácilmente entre las personas."

Esta no es la primera vez que Baxter está involucrada en un escándalo médico de este tipo: en septiembre de 2001, la empresa protagonizó tres escándalos sucesivos en España

El primero por derivados infectados con virus del HIV, el segundo por plasma humano contaminado con el virus de la hepatitis C, y el tercero por filtros de dializadores presuntamente defectuosos que causaron 11 muertos.

Pero los problemas de Baxter no se limitaron sólo a España. En 1994 tuvo que enfrentarse, junto con el resto de las grandes empresas del sector, a una querella compartida por el caso de las prótesis mamarias defectuosas. Miles de pacientes, en su mayoría norteamericanas, demandaron a las multinacionales que fabricaban estos implantes de silicona por los graves daños en la salud que les produjeron algunas de estas prótesis. El conflicto se saldó con el pago de 26.000 dólares a cada afectada.

El escándalo por vacunas contaminadas no se limita sólo a Baxter.

En 2006, la farmacéutica Bayer descubrió que uN medicamento inyectable contra la hemofilia estaba contaminado con el virus del HIV. Los documentos de la propia empresa muestran que después de que Bayer sabía positivamente que la droga estaba contaminada, simplemente lo retiraron del mercado de los EE.UU. para volcarlo en Europa, Asia y los mercados latinoamericanos, sabiendo que estaban exponiendo a miles de personas a contraer el virus del HIV.

Los responsables de la salud e Francia fueron enjuiciados y condenados por permitir que las drogas fueran distribuidas. Pero los documentos también revelan que la autoridad sanitaria norteamericana -la FDA-, en connivencia con Bayer, encubrió el escándalo y permitió que la mortal droga se distribuyera a nivel mundial. Ningún ejecutivo de Bayer fue enjuiciado en los Estados Unidos.

Más allá del papel que puede haber jugado Baxter en este caso, las características genéticas del virUs de influenza A hacen suponer que fue cultivado en huevos, un método utilizado en laboratorio. No sería la primera vez que se produce un error humano de estas características. Un informe estadounidense revela que desde 2003 se han producido más de un centenar de accidentes y pérdidas de muestras, con agentes tan peligrosos como el ántrax, el virus de la viruela o el ébola.

Y ahora que el caso de los pacientes argentinos aparece vinculado a un viaje a Disneylandia, es más probable que se termine culpando al ratón Mickey antes que investigando a Baxter porque ese laboratorio es uno de los más adelantados en la carrera por la vacuna. Baxter ya dispone de una vacuna pandémica autorizada por las autoridades sanitarias europeas. Sólo falta que la OMS declare la pandemia para que su uso sea autorizado.