Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

Países del ALBA buscan interrumpir patentes de medicamentos para bajar sus precios

ADJUNTO
Actualidad

QUITO: El gobierno de Ecuador ya accionó contra una licencia de un fármaco contra el Sida, que estaba en manos privadas. La idea del bloque que componen entre otros Venezuela y Bolivia es lograr una baja sensible en los precios y un mayor acceso de los pobladores más pobres.

#Opinión
El intencionado y persistente proceso de abandono del Instituto Tomas Perón
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: Segunda parte de la columna de opinión escrita por Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, sobre la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia. En este caso habla de las responsabilidades de la actual gestión bonaerense.
#DietaSaludable
En España, farmacias fomentan la dieta mediterránea pos su valor sanitario
ADJUNTO
MADRID, septiembre 16: En una charla, los farmacéuticos de la localidad de Zamora dicen que llevar adelante una alimentación equilibrada tiene varios beneficios, entre ellos una mejor interacción con los medicamentos.

Por iniciativa del gobierno de Ecuador, los países miembros de la Alianza Bolivariana de Naciones (ALBA) buscarán interrumpir las patentes de varios medicamentos, entre ellos los destinados a combatir el Sida, para mejorar el acceso de las poblaciones más vulnerables. El gobierno ecuatoriano comenzó con esta idea interrumpiendo la licencia de un laboratorio privado para un fármaco contra el VIH, cuyo procedimiento jurídico puede replicarse en los países miembros.

Así lo dijo Jesús Manuel Martínez, director nacional de propiedad industrial del Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual, quien participó en el Seminario Internacional de Patentes, Soberanía Tecnológica e Inteligencia Industrial.

Estamos tratando que a través del la Alianza Bolivariana se difunda esta iniciativa. En Venezuela, la idea fue bien acogida por el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual (SAPI), solo hay que establecer un marco comparativo entre las dos realidades de Ecuador y Venezuela para hacer una adaptación, afirmó.

Martínez explicó que el gobierno del Ecuador en 2009, con la intervención del presidente Rafael Correa, emitió un decreto ejecutivo de interés público de los medicamentos para el tratamiento de enfermedades sensibles en el Ecuador.

La acción motivó al Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI) hacer un análisis y un estudio para garantizar el libre acceso a los medicamentos, y se cuestionaron ¿Cómo se puede cumplir con el libre acceso si los costos son demasiado altos?, dijo Martínez.

Se hizo un análisis jurídico para ver cuáles mecanismos legales pudiesen disminuir el costo de los medicamentos para ampliar la cobertura y se determinó, que el método obligatorio para la patente de fármacos era la vía más adecuada para alcanzar el objetivo y garantizar el acceso a los medicamentos para todos los ecuatorianos y así reducir los precios.

La licencia obligatoria no busca tumbar el régimen de patente permanente, sostiene Martínez, sino que el orden jurídico -para este procedimiento- persigue interrumpir la exclusividad en el mercado al dueño de la patente y autoriza, a un tercero, competir con el titular.

El director del IEPI aseguró que se revisaron cada una de las normas nacional, internacional y andina con un sinnúmero de complementos adicionales de nuestro plan de desarrollo interno, además de la Carta de Constitución de los Derechos Humanos.

El proceso duró un año desde la emisión del decreto y la elaboración de un instructivo para las personas interesadas en pedir un régimen de acceso obligatorio. La primera licencia se solicitó en enero de 2010 y fue concedida en el 14 de abril, destacó.

El medicamento que obtuvo la licencia obligatoria se denomina Kaletra prescrito para pacientes con VIH y el titular de la patente, es un laboratorio en los Estados Unidos.

El Estado no busca favorecer el beneficiario de la licencia obligatoria, sino la disminución de los precios. Si a futuro el titular de la patente ofrece un costo menor del medicamento, será quien le venda al Estado y si el beneficiario de la licencia obligatoria es el que gana, los preciso serán la acción contraria. Lo que interesa es la reducción de los costos y garantizar una mayor cobertura para el acceso a los medicamentos, indicó.

Es importante destacar que la licencia obligatoria concedida es de carácter público no comercial, exclusivamente para la venta entre el beneficiario con el Estado. En el sector privado, el apoderado de la patente sigue vigente con todos los derechos de exclusividad.