Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 30/5/17
SaludPública

#SaludPública

Conmoción en Italia por la muerte de un nene al que le trataban la otitis con homeopatía

ADJUNTO
SaludPública

ROMA, mayo 30: Un menor de siete años murió a causa de la enfermedad. Sus padres se negaban a darle antibióticos, y trataban la infección con productos homeopáticos. Especialistas alertan sobre los peligros de lo que consideran “una falsa ciencia”.

#Opinión
ACV: cómo se maneja la atención del accidente cerebro vascular en el país
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 11: María Cristina Zurrú, jefa de la sección de Enfermedad Cerebrovascular del hospital Italiano, explica la forma de atender a un paciente con este mal, en esta columna de opinión publicada por el portal de la señal de noticia TN.
#Opinión
Fundación Huésped: las 10 medidas para terminar con el VIH en la Argentina
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 14: El director ejecutivo de la Fundación Huésped Pedro Cahn escribe esta columna de opinión en en el diario Perfil donde recuerda que en el país se estima que 129 mil personas viven con VIH y 2 de cada 10 no lo saben.

La Justicia italiana investiga la muerte de un niño de 7 años en un hospital de Ancona, en el centro del país, tras complicaciones sufridas por una otitis que había sido tratada sólo con procedimientos homeopáticos. El niño, Francesco, había sido ingresado en el hospital Salesi de esa ciudad el pasado 24 de mayo a su unidad de reanimación, y sus padres, al parecer, habían confiado el tratamiento de su afección a un homeópata, según medios locales. La otitis había sido tratada consecuentemente con procedimientos homeopáticos y no con antibióticos, lo que pudo derivar en el deterioro de su salud y las complicaciones posteriores, que provocaron la muerte cerebral del pequeño.

El pasado 23 de mayo perdió la consciencia, y sus padres lo llevaron al hospital de Urbino, donde se detectaron daños graves en el cerebro; posteriormente fue trasladado al hospital pediátrico de Ancona, donde falleció después de que se le aplicara una terapia antibiótica que no fue suficiente para curarlo. Los medios locales informaron que los padres son convencidos partidarios de los tratamientos homeopáticos y que se habían dirigido al doctor Massimo Mecozzi, muy conocido en la ciudad de Pesaro por sus métodos, para el seguimiento del pequeño Francesco.

La fiscalía de la ciudad de Urbino está a cargo de la investigación después de conocerse que los padres habían dado su consentimiento para que su hijo no fuera tratado con antibióticos. El domingo, las autoridades allanaron la casa del médico: tanto éste como los padres del pequeño están investigados por homicidio culposo. El abuelo materno del niño, identificado como Maurizio O. por el sitio internet local Il resto del Carlino, declaró que Francesco ya había sido tratado en tres ocasiones de sendas otitis por el homeópata y que tanto su hija como el marido de esta confiaban "ciegamente" en el especialista.

Ante la conmoción del caso, especialistas alertaron sobre los peligros de la homeopatía. Jorge Alcalde, divulgador científico español, aseguró que “la homeopatía es una falsa ciencia, tiene apariencia de ciencia pero no lo es, porque no han seguido las normas que tienen que seguir los medicamentos. Es un tratamiento que no funciona”. “El movimiento pseudocientífico sectario es muy peligroso para la vida de las personas”, agregó.

También explicó su postura el doctor Jerónimo Fernández, coordinador del Observatorio de la Organización de la Organización Médica Colegial contra las Pseudociencias, Pseudoterapias, Intrusismo y Sectas Sanitarias, organización que llevará en los próximos días a la Fiscalía 100 webs de pseudociencias peligrosas, ha reconocido que “estamos intentando que lo que no es científico sea desenmascarado e intentamos informar de los peligros a la gente”. “Esto ya ha existido antes, gente que ha mentido en cuanto a la medicina y las enfermedades. El movimiento pseudocientífico sectario es muy peligroso para la vida de las personas” ha añadido Jerónimo Fernández.