Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 8/3/17
SaludPública

#SaludPública

La OMS alerta que la fiebre amarilla en Brasil puede llegar a zonas rurales

ADJUNTO
SaludPública

BRASILIA, marzo 8: Los especialistas mostraron su preocupación por la expansión del virus de la enfermedad, que si bien todavía está limitado a las zonas rurales, podría llegar en breve a las grandes ciudades.

#NuevosTratamientos
El gobierno amplió el listado de medicamentos del PMO para pacientes con fibrosis quística
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 11: Mediante una resolución incluyó varios tratamientos al Programa Médico Obligatorio (PMO), todos dedicados a personas que padecen este mal. Los mismos deberán ser cubiertos al 100 por ciento por la seguridad social.
#CompradeMedicamentos
Gobierno anuncia ahorro de $600 millones por compra conjunta de medicamentos para la hemofilia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, noviembre 13: La Superintendencia de Servicios de Salud coordinó la adquisición de tratamientos para este mal, que fueron distribuidos para uso de pacientes del PAMI, IOMA y obras sociales. También se utilizaron en el sistema público.

El actual brote de fiebre amarilla estaba limitado a algunas zonas rurales brasileñas. Hasta el momento. Allí, se transmitía a las personas sobre todo por dos especies de mosquitos -que picaron probablemente a monos infectados- habían anunciado funcionarios sanitarios brasileños. Sin embargo, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguraron que este cuadro está cambiando. El organismo anunció que los habitantes del estado brasileño de Espírito Santo tienen mayor riesgo de transmisión de fiebre amarilla, por lo que la preocupación por la posible propagación del mortal virus en las mayores ciudades del país está en aumento.

Cada vez hay más temor a que el virus se propague a centros urbanos como Río de Janeiro, Sao Paulo, Belo Horizonte y Vitoria, áreas en las que viven decenas de millones de personas y donde la OMS afirma que podría extenderse en un ciclo de humanos a humanos a través del mosquito Aedes aegypti. Este insecto, común en muchas ciudades tropicales y subtropicales, también es portador del dengue y el virus de Zika.

En una evaluación de riesgo para el periodo 2013-2017, la OMS aconsejó a los viajeros que se vacunen si van a visitar todos menos ocho estados brasileños: seis en el noreste, junto a Espírito Santo y Río de Janeiro. No obstante, en una actualización conocida esta semana incluyó al norte de Río y la totalidad de Espírito Santo.

El Ministerio de Salud de Brasil dijo el martes que desde diciembre, cuando fue detectado por vez primera el brote de fiebre amarilla, ha habido 127 muertes confirmadas y otras 106 están bajo investigación.

Del total de 1.500 casos sospechosos, 371 han sido confirmados, 966 están siendo examinados y el resto fue descartado. El número de casos sospechosos y confirmados es el más alto en Brasil desde el año 2000.

La vacunación contra la fiebre amarilla disminuyó en el sureste de Brasil en las últimas décadas, sobre todo porque el virus fue erradicado en su mayoría en la región. Sin embargo, el Ministerio de Salud se está apresurando ahora para vacunar a la gente, enviando cerca de 15 millones de dosis extra a las áreas afectadas.