Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/2/17
Medicamentos

#Medicamentos

Brasil: la industria nacional prioriza la fabricación de 52 remediosADJUNTO

Medicamentos

RIO DE JANEIRO, febrero 1: El pasado viernes 27 el ministerio de Salud publicó la lista de 52 productos prioritarios para el Sistema Único de Salud (SUS). Los mismos son parte de llamado para captar proyectos de transferencia de tecnologías para que sean producidos en el País, dado que todos ellos son importados.

#Cannabis
El país desarrolla la primera cepa científica de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, julio 16: Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata anunciaron el primer cultivo nacional, denominado Cepas Argentinas Terapéuticas (CAT).
#UsoResponsabledeMedicamentos
Europa endurece sus normas de dispensa para frenar el abuso de medicamentos habituales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: Esta semana en España se prohibió a los médicos recetar Rivotril, el famoso psicofármaco, un intento de luchar contra el consumo abusivo. Ya se había limitado la venta de ibuprofeno 600 y paracetamol un gramo. A contramano de esto, el país mantiene liberados estos tratamientos, lo que termina haciendo difícil su control. Dos modelos que se contraponen y que deberían complementarse.

La idea es atraer inversiones hacia el País e impulsar la generación de empleos con la producción, además de la reducción de los costos de adquisición de los productos por el SUS. El contrato prevé una disminución del 30% en los precios.

A partir de la relación, las empresas nacionales deberán presentar al Ministerio de Salud propuestas de convenios para fabricación nacional. Dos de los medicamentos más caros para el SUS están en la lista: Sofosbuvir, utilizado para el tratamiento de la Hepatitis C, y Eculizumab indicado para la insuficiencia renal. Conjuntamente demandan cerca de R$ 1 billón anuales del presupuesto de Salud.

“Estamos actuando en dirección de fortalecer el complejo industrial de la salud brasileña. Nuestra expectativa es que, con la producción nacional, tengamos R$ 6 billones de inversiones privadas y más de 7.500 nuevos empleos”, enfatizó el ministro de Salud, Ricardo Barros.

Para la publicación de la nueva lista, el Ministerio de Salud consideró criterios como: productos negligenciados, alta tecnología, medicamentos de alto costo y productos más judicializados.

También se tomó en consideración la atención a las plataformas que están insertas en la política del gobierno federal de incentivo al Complejo Industrial de la Salud: biotecnología, enfermedades raras, fitoterápicos, enfermedades negligenciadas, productos para la salud, hemoderivados, medicina nuclear y síntesis química.

De los 52 productos prioritarios para el SUS, 19 son medicamentos biológicos, 29 de síntesis química, 2 hemoderivados y un test de diagnóstico para zika, dengue y chikunguña. Se espera que, con las transferencia de tecnología, se garantice la autosuficiencia del mercado nacional, ya que todos los medicamentos de la lista son importados, además de atraer inversiones y generar empleos.

Reducción de precios

Aún antes de la transferencia total de la tecnología, los convenios para el desarrollo productivo generarán una economía del 30% en el valor de las importaciones. Eso porque el fabricante detector de la patente pasa a ofrecer el producto para Brasil y para el laboratorio público asociado con descuentos sobre el precio vigente en el mercado internacional. Y, a lo largo del tiempo, él va transfiriendo la tecnología hasta que el producto pase a ser totalmente fabricado en Brasil, implicando también una reducción del 5% al año.

“Eso sale de la venta del mostrador y va para el usuario. Luego que el gobierno incorpore ese medicamento en el RENAME, y obviamente pasando a tener la obligación de distribuir a todos los brasileños, la compra es a escala muy grande y, por ello, el precio se reduce. El promedio de reducción de precios de productos incorporados será del 75%”, dijo el ministro.

Incentivo

La producción de biológicos en Brasil, además de ampliar la asistencia, impactaría directamente en el presupuesto del Ministerio de Salud. Ello porque, a pesar de representar apenas el 4% de la cantidad distribuída por el SUS, esos productos consumen el 51% del recurso disponible para la compra de medicamentos.

Fuente: Portal Brasil /Infosalud