Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 14/12/16
Saludpública

#Saludpública

Pese a los grandes avances, cada dos minutos muere en el mundo un niño de paludismoADJUNTO

Saludpública

GINEBRA, diciembre 14: La OMS advirtió que la enfermedad sigue siendo un flagelo mundial, que en 2015 generó 212 millones de nuevos casos. En un duro informe, la entidad sanitaria alertó que si no se aumentan los fondos internacionales para atacar el mal, “peligran los progresos logrados”.

#SeguridadSocial
Médicos amenazan con un corte de servicios si IOMA no pone en marcha nomenclador
ADJUNTO
LA PLATA, julio 23: Sería el lunes y martes próximo, según adelantaron desde CEMIBO. El nomenclador fue acordado en abril, pero hasta el momento no se puso en marcha por parte de la obra social. “La situación pone a los profesionales de la salud en una situación de crisis”, denunciaron. La medida se podría extender en otras entidades médicas.
#Opinión
Sarampión y rubéola: enfermedades infecciosas que resisten a su ocaso
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: “Hay enfermedades para las que es necesario vacunarse, aunque ya no están presentes en la Argentina”, sostiene Osvaldo Teglia, profesor de Enfermedades Infecciosas en la Facultad de Ciencias Biomédicas de la Universidad Austral, respecto de la necesidad de inmunizarse contra estos dos males en la actualidad.

“Los grandes progresos en el control del paludismo están en peligro por la necesidad urgente de más dinero”. Sin vueltas, la Organización Mundial de Salud (OMS) advirtió que pese a los grandes avances la enfermedad es un peligro latente en todo el planeta, al punto que cada dos minutos muere en el mundo un niño de paludismo. Los datos se desprenden del informe anual de la entidad sobre esta enfermedad transmitida por un mosquito. Entre 2010 y 2015, el número de casos nuevos cayó un 21 por ciento y la mortalidad un 29 por ciento, pero en 2015 hubo todavía 212 millones de nuevos casos, sobre todo en el África subsahariana.

Esta región concentra el 90 por ciento de los casos mundiales, seguida por el sudeste de Asia (7 por ciento) y la región del Mediterráneo oriental (2 por ciento), agregó la OMS, que presentó el informe este martes en Londres. "Los progresos sin precedentes contra la malaria son uno de los mayores éxitos en la historia de la sanidad", dijo en Londres Pedro Alonso, director del programa contra la enfermedad en la OMS. "Pero todavía, cada dos minutos muere un niño de paludismo. No hay espacio para relajarse, hay que hacer mucho todavía", agregó Alonso.

El responsable de la OMS instó a los países afectados a hacer más, argumentando que muchos tuvieron buen crecimiento económico en los últimos años pero no destinaron más dinero a la lucha contra la enfermedad. "Tenemos que ver más recursos internos de los países afectados", afirmó. Entre las necesidades para combatir la enfermedad, citó "nuevos fármacos, fármacos que permitan más que el tratamiento" de la enfermedad, también la prevención.

En el informe, la OMS lamenta que pese a la incidencia de la enfermedad, "persiste la carencia de medios" en muchos países del África subsahariana, explicando que el 43 por ciento de su población no está protegida con elementos básicos como las redes antimosquito o los insecticidas. "La falta de financiación y los sistemas sanitarios frágiles socavan los progresos" contra una enfermedad que golpea en particular a los niños menores de 5 años, el 70 por ciento de los muertos por malaria en el mundo.

En 2015, los fondos dedicados a la lucha contra el paludismo ascendieron a 2.900 millones de dólares, el 45 por ciento de lo que se consideraba necesario para avanzar hacia la eliminación de la enfermedad hacia 2030. Estados Unidos y el Reino Unido son los principales donantes mundiales en la lucha y aportaron el 35 y el 16 por ciento de esa cifra.

La OMS expresó asimismo su inquietud por la creciente resistencia de los mosquitos a los tratamientos y los insecticidas. Según la organización, se detectaron casos de resistencia al tratamiento estándar (mediante artemisinina) en cinco países de la subregión del Gran Mekong, en el sudeste de Asia.