Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
SaludPública

#SaludPública

Luján: roban medicamentos de centro asistencial municipalADJUNTO

SaludPública

LA PLATA, marzo 16: El robo se produjo el fin de semana, y se llevaron los fármacos para distribuir en uno de los barrios más vulnerables de esa localidad.

#Opinión
Hábitos saludables: ¿por qué vivir contando calorías no sirve?
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 18: La médica nutricionista Virginia Busnelli recuerda que antes que contar calorías es necesario ver los nutrientes, para volvernos consumidores más inteligentes.
#UsoResponsabledeMedicamentos
Europa endurece sus normas de dispensa para frenar el abuso de medicamentos habituales
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 19: Esta semana en España se prohibió a los médicos recetar Rivotril, el famoso psicofármaco, un intento de luchar contra el consumo abusivo. Ya se había limitado la venta de ibuprofeno 600 y paracetamol un gramo. A contramano de esto, el país mantiene liberados estos tratamientos, lo que termina haciendo difícil su control. Dos modelos que se contraponen y que deberían complementarse.

Por tercera vez en el año, el Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) del barrio La Loma de la localidad de Luján fue escenario de un hecho delictivo y vandálico. El sábado a la noche o madrugada del domingo, entraron, robaron y causaron serios destrozos.

La salita funciona desde el 18 de julio de 2011 en la sede de la sociedad de fomento ubicada en calle Los Helechos 889. Acceder al CAPS es sumamente sencillo: basta con pasar por una especie de rampa tras sortear una puerta de rejas que está casi de adorno; o saltar el tapial que no tiene más de un metro de altura. El lugar es claramente vulnerable. Además, no cuenta con vigilancia durante el día ni un sereno por la noche. Roberto Coria, presidente de entidad barrial, confirmó. "El lunes me enteré que habían roto una puerta anti-pánico, ingresaron, se llevaron todo lo que pudieron y rompieron varias cosas".

Los objetos sustraídos fueron: una computadora, un televisor, un reproductor de DVD, elementos de enfermería y varios medicamentos que fueron previamente seleccionados. "Los que no les servía, lo tiraron al piso. Se ve que era para drogarse", estimó Coria. El hecho sucedió en un momento de la noche particular, dijo el dirigente barrial. "Aprovecharon para entrar que muchos vecinos se habían ido a los corsos. Entonces, el barrio quedó un poco deshabitado. Fueron chicos del barrio", agregó algo resignado y casi sin margen de error.

"La salita y el predio de la sociedad de fomento no tienen seguridad. No tenemos medios para levantar el paredón que da al frente y poner una puerta como corresponde adelante. La idea es poner un candadito a la puerta de reja que yo hice. Aunque si quieren, saltan por el tapial, es igual. Pero las enfermeras no quieren candados y a veces se olvidan y dejan las puertas abiertas. Algunos vecinos se dan cuenta que están las puertas abiertas, pero si no hay nadie porque se fueron, entonces me llaman para avisarme. Se confían que cierran la puerta anti-pánico pero a veces se olvidan de ponerle llave", describió el fomentista.

La solución, en parte, es "reforzar el frente y poner una buena puerta", dijo Coria. Pero la obra tendría un costo de unos 3 mil pesos, según calculó, y ese montó para la sociedad de fomento resulta imposible de afrontar ante lo poco que recauda con el aporte de sólo 32 socios que le queda a la entidad barrial.

Para el fomentista, la mano de obra y los materiales deberían correr por cuenta del Municipio o del Ministerio de Salud. "Se debería hacer en conjunto pero acá se tiran la pelota, que no tienen gente, que no tienen maquinas, ni plata para alquilarlas. No tenemos apoyo de la Municipalidad. Si mandás una carta y llega, te dicen después que no tienen recursos", lamentó con queja incluida el presidente fomentista.