Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 15/6/15
Actualidad

#Actualidad

En España las farmacias más chicas se unen en “cadenas virtuales” para bajar sus costos

ADJUNTO
Actualidad

MADRID: Según un informe, casi la mitad de los mostradores pequeños realizan compras en grupo y otras acciones para mejorar precios y tener más descuentos. La pérdida de autonomía y la falta de fidelidad del farmacéutico limitan el crecimientod e esta práctica.

#Sarampión
Alarma por los dos niños extranjeros sin vacunar que tuvieron sarampión en su visita al país
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: Una nueva alerta epidemiológica lanzada por la secretaría de Salud confirmó los casos, menores de 7 y 11 años. Los pacientes estuvieron en Capital Federal y l localidad bonaerense de Luján, y partieron a Europa desde el Aeropuerto de Ezeiza.
#NuevosFármacos
Llega a España un nuevo tratamiento contra patologías autoinmunes graves
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 12: El medicamento de Pfizer Xeljanz logró la autorización de la Sanidad de ese país como alternativas para males como la colitis ulcerosa (CU) activa de moderada a grave y artritis psoriásica activa (APs).

Las denominadas “cadenas virtuales” son el nuevo “boom” de las farmacias más chicas en España. La tendencia de comprar en grupo para bajar costo y lograr mayores beneficios crece a pasos agigantados en estos días, al punto que un informe de la consultora AT Kearney asegura que el 45 por ciento de los mostradores pequeños “tiene una política de compras conjunta con otras y se beneficia de los costes menores que acarrea la compra por volumen”.

El director de AT Kearney, Pablo Moliner, explicó que se trata de acuerdos que dan pie a agrupaciones no profesionales. Un caso frecuente, por ejemplo, sería el de farmacéuticos de una misma familia (padre, madre e hijo, cada uno con local propio). Se trata de un modelo muy frecuente en España, y que se centra en mejorar la rentabilidad de las compras, sin políticas ni servicios conjuntos.

“En los últimos años la farmacia ha dado el paso hacia la profesionalización de estos modelos, y han aparecido diversos tipos que se diferencian por el nivel de injerencia en la gestión”, asegura el trabajo. Así han proliferado grupos de compra que adquieren producto y lo distribuyen a sus asociados, y de venta, que, en cambio, negocian condiciones con laboratorios ligadas a compromisos de compra pero dejando en manos del asociado la libertad de pedido. De ambos tipos y al amparo de los mayoristas han surgido grupos (como FedintiA, CedintiA, Cruzfarma o Alphega) que además de producto han desarrollado la oferta de servicios a la botica.

Hoy por hoy se estima que los grupos gestionan hasta un 5 por ciento de la facturación a PVL de publicitarios, genéricos y parafarmacia. Además, según afirma Moliner, esta tendencia es creciente, dado que su principal aportación es que mejoran la rentabilidad de la botica y simplifican gestiones. Y, además, sirven de eventual protección ante la potencial liberalización de la farmacia.

Lo que marca la diferencia entre las agrupaciones y, además, es el principal obstáculo para su desarrollo es su intervencionismo. Existe una última categoría, los grupos de gestión de farmacias, donde la política comercial y empresarial se dictan desde la organización a las farmacias. Estos modelos, en los que se enmarcarían BCA o Farmacias Trébol, están más profesionalizados y multiplican la rentabilidad, pero se topan con el gran mal que frena, en general, la expansión de los grupos: Las reticencias a ceder la independencia en la gestión de la botica.

El mayor inconveniente que la consultora ha detectado ha sido la infidelidad de los profesionales con sus grupos:La pérdida de independencia, la falta de implicación con las políticas de marca común y la desconfianza que genera compartir datos e información son los puntos débiles de las cadenas virtuales.

Debilidades que, por otro lado, los propios laboratorios potencian al favorecer que boticarios pertenecientes a un mismo grupo obtengan condiciones ventajosas al margen, asegura.

Si la normativa autonómica lo permite, dirigir las sustituciones en genéricos según el acuerdo con el laboratorios, detectar falsificaciones, medir los resultados de las campañas por zonas y compararlos con otras o monitorizar el comercio paralelo. Son algunas de las posibilidades que dan las agrupaciones en otros países y que en España no se desarrollan.

En este sentido, Moliner destaca que el potencial sanitario de las farmacias está infravalorado, ya que la farmacia recela del intercambio de sus datos. Muchas se quedan en políticas de fidelización, marcas propias, imagen conjunta y campañas sanitarias.

Esto concuerda con la reticencia a compartir datos, lo que impide profundizar en las líneas de colaboración. Moliner achaca este comportamiento a que en España el 75 por ciento de las boticas tiene a un perfil de gestión tradicional, aun a pesar de que muchas de ellas se avengan dinámicas conjuntas.

Los farmacéuticos de Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana son los más propensos a participar en estos modelos de gestión compartida. Ya este periódico hace un año en un análisis propio lo apuntó y ahora los datos de la consultora AT Kearney lo confirman: en estas regiones proliferan los grupos de compra y de venta porque su perfil es más empresarial.