Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 10/5/17
SaludPública

#SaludPública

Opinión: Melanoma, ¿un simple cáncer en la piel?

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, mayo 10: En esta columna de opinión, Gabriela Cinat, médica oncóloga del Instituto de Oncología Ángel Roffo, se adelanta al Día Mundial de lucha contra esta enfermedad, que se conmemora el próximo 23 de mayo, y da algunos consejos para prevenir y tomar conciencia del mal.

#Opinión
Lo que mejor define el comportamiento ético de los médicos es el profesionalismo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 18: En el marco del Día de la Ética Médica, Daniel Grassi, profesor de la Facultad de Ciencias Biomédicas y director del departamento de Medicina Interna del hospital Universitario Austral, destaca los aspectos centrales de la actividad de los profesionales.
#Opinión
Día Mundial de la Seguridad del Paciente: el valor de la farmacovigilancia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 17: En el marco de la jornada que se conmemora hoy en todo el planeta, la farmacéutica Boehringer Ingelheim hace hincapié en esta columna de opinión sobre la seguridad en materia de medicamentos.

Con el comienzo de las estaciones frías, las personas dejan de cuidar su piel de la misma forma que lo suelen hacer en verano, esta decisión puede ser riesgosa ya que los rayos solares poseen un "carácter acumulativo" y afectan de igual manera en esta época del año. Por tal motivo, debemos cuidar nuestra piel para prevenir uno de los cánceres más agresivos: el melanoma.

El melanoma se caracteriza por el crecimiento descontrolado de las células que producen los pigmentos. Este tipo de cáncer suele originarse en la piel, ya sea sobre un lunar preexistente o sobre piel previamente sana. Pueden aparecer tanto en zonas expuestas al sol, como en aquellas que suelen estar cubiertas. Las piernas son las zonas más comunes en el caso de las mujeres, y el torso (pecho y espalda) en el caso de los hombres. Si bien se presentan generalmente en la piel, es probable que también lo hagan en mucosas, como las respiratorias, genitales, digestivas o en el ojo.

Según datos globales, la incidencia del melanoma se encuentra en aumento. Si bien esto ocurre por varias razones, fundamentalmente la triste asociación entre bronceado y belleza o salud, motiva a la gente a exponerse al sol en forma excesiva. Si bien en nuestro país los datos sobre nuevos casos por año no son precisos, es probable que siga la tendencia global, es decir, se hallen en aumento. Se diagnostican por año más de 1.400 nuevos casos, lo que representa el 1,3 por ciento de los nuevos casos de tumores malignos. Se calcula que anualmente fallecen 574 personas a causa del melanoma.

Es por eso que la detección temprana de esta enfermedad es clave ya que es probable curar un paciente mediante una simple intervención quirúrgica cuando el melanoma es diagnosticado en etapas iniciales. En cambio, cuando el diagnóstico se realiza en forma tardía (por ejemplo cuando se extendió a otros órganos) el pronóstico es reservado.

Sin embargo, gracias al avance de la ciencia, existen en la actualidad tratamientos innovadores como nuevas inmunoterapias y blancos moleculares que han mejorado sensiblemente las posibilidades de tratamiento de los pacientes con enfermedad avanzada. En el caso de las inmunoterapias, el mecanismo de acción se basa en “activar” al sistema inmunológico para luchar contra las células malignas, intentando conseguir remisiones prolongadas de la enfermedad.

Más allá de las buenas nuevas, lo ideal sigue siendo prevenir el melanoma realizando una exposición solar responsable, el uso de ropas adecuadas y factores de protección solar (recomendamos consultar la página de la Fundación Cáncer de Piel). El uso de camas solares está asociado a un aumento en la chance de padecer cáncer piel, inclusive melanoma. También se recomienda realizar una vez al mes un simple y útil autoexamen de la piel.

Para ello, es muy útil la regla del “ABCDE”, al evaluar los lunares y manchas de la piel, teniendo en cuenta la Asimetría de las lesiones (lunares, pecas) –las dos mitades no deben ser asimétricas, los Bordes –que no sean irregulares, la multiplicidad de Colores que exprese o la variación de los mismos con el paso del tiempo; el tamaño –que no sea mayor a 6mm, o el Diámetro irregular. Por último, y quizás más importante, la Evolución, es que decir que hayan cambiado en tamaño o apariencia, o que presenten sangrado o picazón. Cuando una persona tiene muchos lunares o pecas y le es muy difícil el examen, recomendamos también consultar cuando una de las lesiones se ve diferente, como el “patito feo”. La identificación de una lesión sospechosa debe motivar una consulta con un especialista (dermatólogo).