Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 24/4/17
SaludPública

#SaludPública

Día Mundial contra la Meningitis: la vacunación, clave para prevenir este mal

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, abril 24: En el marco de la jornada mundial de prevención de esta enfermedad, especialistas recuerdan las formas de prevenir el mal, en especial la vacunación. Si tratamiento, la meningitis puede ser muy peligrosa.

#Opinión
El Instituto Tomás Perón y su contribución al acceso a medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 11: Daniel Godoy, director del Instituto de Estudios en Salud de ATE, describe en esta primera entrega la realidad de la producción pública de medicamentos en la Provincia, y el deterioro de la actividad.
#FarmaciaenCrisis
Farmacias y entidades del sector salud afirman que no pueden pagar el bono extraordinario
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: Es de 5 mil pesos, y lo negocian el gobierno y la CGT. El sector dice que no puede pagarlo, ya que el desplome de la dispensa puso en crisis a los mostradores. “La caída es peor que en 2001”, sostienen.

La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Puede causar importantes daños cerebrales y es mortal en el 50 por ciento de los casos no tratados. La bacteria se transmite de persona a persona a través de gotitas de secreciones respiratorias o de la garganta. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado a través de besos, estornudos, tos, dormitorios colectivos, vajillas y cubiertos compartidos con una persona infectada. Cada 24 de abril se conmemora el Día Mundial contra la Meningitis, una oportunidad para difundir información sobre este mal, y sus formas de prevenirlo, en especial la vacunación.

El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días. Incluso cuando se diagnostica tempranamente y se recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10 por ciento de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 a 48 horas tras la aparición de los síntomas. Las consecuencias de la enfermedad pueden ser fatales o pueden dejar secuelas neurológicas irreversibles como pérdida de la audición, discapacidad neurológica, amputaciones, entre otras. Los niños menores de 1 año constituyen el grupo más vulnerable, mientras que los adolescentes pueden ser portadores del germen.

“La mayoría de los casos de meningitis por meningococo ocurre en personas sanas, sin ningún tipo de advertencia. Los síntomas más usuales son vómitos, sensibilidad a la luz, fiebre alta, cefalea, rigidez en la nuca y un estado de confusión. También, una forma menos frecuente de la enfermedad es la llamada ‘septicemia meningocócica’, caracterizada por una erupción cutánea hemorrágica y colapso circulatorio rápido”, expresó Roberto Debbag, vicepresidente de la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica.

El pasado 30 de enero, con el consenso de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), la Sociedad Argentina de Infectología, la Sociedad Argentina de Pediatría y la Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica, se aprobó la inclusión de la vacuna tetravalente (A, C, Y y W) conjugada contra meningococo en el Calendario Nacional. La vacuna contra el meningococo se sumó al Calendario Nacional de Vacunación para bebés con un esquema de 3 dosis (la primera a los tres meses de vida, la segunda se administra a los 5 meses de edad y la última, como refuerzo a los 15 meses). También incluye niños y niñas que cumplan 11 años, con una dosis única.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce la importancia de esta enfermedad y la utilidad de la vacunación como medida de prevención primaria. “Los adolescentes se encuentran en foco de atención debido a sus hábitos sociales de reunirse en grupos, que favorecen la transmisión de la bacteria tanto en clubes como en colegios” agregó Debbag.

“El hecho de favorecer el acceso a la vacuna constituye una forma de igualdad en la salud. Una vacuna segura y efectiva que aplica perfectamente a los serotipos circulantes en nuestra población, es la medida de control más adecuada de prevención. La vacuna apunta no sólo a la protección directa de quien recibe la vacuna, sino también a la protección indirecta por el llamado “efecto rebaño” que genera una disminución en la trasmisión de la bacteria”, concluyó Debbag.