Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 13/12/16
SaludPública

#SaludPública

“Selfies médicas”, el futuro en avances en materia de tecnología y saludADJUNTO

SaludPública

BUENOS AIRES, diciembre 13: Especialistas afirman que en un tiempo no muy lejano, sacarse una foto con el celular inteligente será como hacerse un estudio médico. Desde medirse la presión o hacer una ecografía a examinar los oídos de un niños, lo que se viene en la materia.

#CientíficosArgentinos
Avance abre la puerta al reemplazo de los fármacos inyectables por versiones orales
ADJUNTO
CORDOBA, junio 16: Investigadores cordobeses desarrollaron un método que permite trasportar cualquier tipo de medicamento a través de una pastilla o de parches, reemplazando las inyecciones. Sería especialmente útil para la aplicación de la insulina.
#Vacunación
Alertan que este año es bajo el porcentaje de aplicación de la vacuna antigripal
ADJUNTO
BUENOS AIRES, julio 12: Desde la secretaría de Salud admiten que por el momento la inmunización está lejos de lo ideal, y que los integrantes de los grupos de riesgo deben aplicarse la dosis correspondiente. Aseguran que hay disponibilidad de la vacuna en todo el país.

“En el futuro podremos hacernos ‘selfies médicas’ con un Smartphone”. Quien habla es Eric Topol es uno de los mayores defensores de la medicina personalizada, y confía en el potencial de la secuenciación genética y de la inteligencia artificial para conseguirla. Para este cardiólogo y profesor de genómica del Instituto de Investigaciones Scripps, en esta práctica hoy futurista está el futuro de la medicina, que avanza junto con la tecnología a pasos agigantados.

Topol es además, es uno de los mayores defensores de emplear el análisis de ADN y las tecnologías digitales para estudiar a cada paciente como un individuo. Además de utilizar estas tecnologías con sus propios pacientes, trabaja como consejero para empresas como Illumina y Gilead Sciences, y comparte sus conocimientos mediante un “feed” de Twitter de lectura obligatoria para los interesados en el tema. En su libro The Creative Destruction of Medicine (La destrucción creativa de la medicina), Topol describe que la capacidad de secuenciar un genoma individual de forma asequible y nuevas aplicaciones sanitarias nacidas de tecnologías inalámbricas pueden lograr que los cuidados médicos sean más personalizados y eficaces.

“Existen bastantes dispositivos que miden la tensión, el ritmo cardíaco y el nivel de glucosa de forma continua. Puedo realizar una ecografía completa del cuerpo en alta resolución con mi smartphone durante un reconocimiento. Esto evita tener que enviar a tantos pacientes a realizarse una ecografía que cuesta entre 700 y 900 euros, y permite compartir el resultado con el paciente durante el reconocimiento”, afirmó el especialista.

Para Topol, “con los smartphones se puede examinar el oído de un niño, o un ojo sin un oftalmólogo, se pueden medir los temblores, la voz y el andar de pacientes con la enfermedad de Parkinson y saber si han de tomar su medicina y a qué dosis. En el futuro podremos hacernos selfies médicos. La mayoría de la gente juzga la automonitorización por aparatos como Fitbits o contadores de pasos, pero no tienen nada que ver”.

“La mayor decepción es la seguridad”, dice el médico, respecto a las posibilidades de la tecnología en materia de salud. “Nuestros datos médicos están siendo robados, hackeados, filtrados. Se ha hackeados los historiales médicos de más de 100 millones de estadounidenses durante el último año, frente a tal vez unos cinco millones que han accedido a sus historiales en línea. Esa es la vulnerabilidad”, agregó.

“La gente no posee sus datos médicos, y por derecho debería. Estamos generando cada vez más datos con nuestros propios dispositivos. No hay un lugar para almacenar esta información. Existe una enorme resistencia dentro de la comunidad médica, pero necesitamos adoptar este traspaso de poder a los pacientes”, concluyó.