Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 1/11/16
SaludPública

#SaludPública

Elecciones en Estados Unidos: las principales propuestas en salud de Clinton y Trump

ADJUNTO
SaludPública

NUEVA YORK, noviembre 1º: Este informe recoge las principales opiniones de los candidatos en materia sanitaria. Las diferencias sobre el aborto y el futuro del “Obama care”. Clinton quiere multar farmacéuticas que aumenten precios sin justificación. Trump quiere importar tratamientos. Ambos proponen planes para frenar la adicción a fármacos.

#Opinión
Medio ambiente: un pacto por la Amazonía más declamativo que efectivo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 13: A propósito de los incendios y la crisis ambiental y sanitaria que se generó en el “pulmón del mundo”, Hernán Giardini, coordinador de la campaña de bosques de Greenpeace Andino, analiza el pacto que preparan seis de los ocho países de la cuenca del Amazonas, reunidos en la ciudad colombiana de Leticia.
#SaludPública
Alarma en Bariloche por un brote de gastroenteritis provocado por un virus
ADJUNTO
RIO NEGRO, septiembre 16: Según las autoridades sanitarias, unos 1.200 chicos, en su gran mayoría estudiantes que llegan a esa localidad de viaje de egresados, se vieron afectados por un norovirus que se expande rápidamente.

Las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos acaparan la atención del mundo, y enfrentan a dos candidatos muy diferentes. Hillary Clinton y Donald Trump representan tradiciones políticas muy variadas, y si bien en el fondo la política norteamericana no cambiará demasiado, quien llegue a la Casa Blanca tendrá su impacto en el rumbo del país y la región. En materia de salud, el siguiente informe expone las principales posturas de los candidatos, diferencias y similitudes en temas delicados como aborto o acceso a los medicamentos.

Aborto

Clinton apoya políticas que protegen y amplían el acceso de las mujeres a la salud reproductiva, incluidas la anticoncepción y el aborto, el cual considera debe ser “seguro y legal”. Ha criticado los esfuerzos de eliminar el financiamiento gubernamental a Planned Parenthood, la red de clínicas de salud femenina y planificación familiar.

Trump dijo que los abortos deberían ser ilegales y que apoya “alguna forma de castigo” a las mujeres que se los hagan. Después aclaró que la reprimenda sería para los doctores. Está de acuerdo con que estos procedimientos se realicen en casos de “violación, incesto” y riesgos para la madre. Eliminaría fondos a Planned Parenthood.

“Obama care”

Clinton apoya el Affordable Care Act, conocido como “Obamacare”, al que expandiría sirviéndose de su “éxito en brindar servicios de salud” a 20 millones de personas. Ofrecería una "opción pública" o plan de seguro administrado por el gobierno. Incrementaría las subvenciones para que nadie pague primas mayores a 8,5% de sus ingresos.

Donald Trump apoya la derogación de “Obamacare”, al que reemplazaría con algo “mucho mejor”. Ha calificado la ley como “un desastre”, principalmente económico para las finanzas del país. No está de acuerdo con la obligatoriedad del seguro médico. Quiere promover la libre competencia entre aseguradoras permitiéndoles vender planes en cualquier estado.

Medicamentos de prescripción

Clinton se propone penalizar a las compañías farmacéuticas que aumenten los precios de las medicinas de prescripción injustificadamente, fomentaría la importación de medicamentos de bajo costo e incentivaría que haya más medicamentos genéricos en el mercado. También promete poner un límite para que las aseguradoras no puedan exigir más de 250 dólares mensuales “out-of-pocket” (desembolso directo) por la compra de medicamentos.

Trump apoya la importación de medicamentos del extranjero que sean seguros, pero que tengan mejores precios que en Estados Unidos. Dice que debe haber una mayor transparencia en los precios de todos los proveedores de salud, especialmente para los exámenes y procedimientos médicos. Cree que Medicare debería negociar directamente con las compañías de prescripción de medicamentos para tener costos más bajos.

Opiáceos

Clinton propone un plan a 10 años de más de 10 mil millones de dólares para luchar contra el creciente problema de la adicción a las drogas. Incluye programas de tratamiento, esfuerzos para cambiar las prácticas de prescripción de medicamentos, reformas judiciales y eliminación de los obstáculos al pago de Medicare y Medicaid para servicios de adicción.

Trump ha dicho que mejoraría el acceso a los servicios de prevención de adicción, terminaría las políticas de Medicaid que obstruyen el tratamiento hospitalario a los adictos, y eliminaría el límite de pacientes a los que los proveedores pueden tratar con medicamentos de recuperación. También que prohibiría el envío de ciertas drogas peligrosas por correo a EEUU.

Virus zika

Clinton apoya fondos de emergencia para financiar programas de prevención y contrarresta del virus del zika. Ha hecho un llamado para la creación de un fondo de respuesta rápida de salud pública para hacer frente a las amenazas de enfermedades emergentes. Trump ha dicho que el zika es “es un problema, un gran problema”, aunque no ha hecho público un plan de salud para su control. En agosto mencionó que aparentemente el virus estaba “bajo control” en Florida, y no ha mencionado si consideraba necesario que el Congreso aprobara una partida extraordinaria para su control.

Salud mental

El plan de salud mental de Clinton llama a "la integración de nuestros sistemas de atención de la salud para, finalmente, poner el tratamiento de la salud mental a la par con el de la salud física”. El proyecto abarca desde reformas en la justicia penal, hasta programas de prevención del suicidio a través de los seguros de salud.

Trump ha propuesto que “arreglará nuestro inservible sistema de salud mental”. En su propuesta de gobierno escribe: "Las familias demasiado a menudo no tienen las herramientas para ayudar a sus seres queridos". También, que es necesario “ampliar los programas de tratamiento, porque la mayoría de las personas con problemas de salud mental no son violentas, solo necesitan ayuda”.

Medicare

Clinton apoya el mantenimiento de la estructura actual del programa Medicare. Ha propuesto exigir a los fabricantes de fármacos que proporcionen descuentos para los receptores del programa de subsidio. También ha propuesto permitir que las personas entre 55 y 64 sean elegibles para comprar en Medicare.

Trump no ha definido una posición clara sobre una posible reestructuración de Medicare o sobre si expandiría sus servicios a adultos entre 55 y 64 años. El partido republicano apoya un modelo de primas privatizado que “salvaría Medicare al modernizarlo”, además de un recorte de sus beneficios.