Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 6/10/16
Medicamentos

#Medicamentos

Reino Unido impulsa nuevas medidas para controlar los precios de los medicamentos

Medicamentos

LONDRES, octubre 6: Se trata de una propuesta legal inédita que busca que el ministro de Salud tenga el poder de solicitar información “a cualquier persona involucrada en la fabricación, distribución de medicamentos” sobre los costos de éstos. Hasta el momento, sucede de forma voluntaria.

#Medicamentos
Para evitar faltantes, la ANMAT obliga a laboratorios a informar con tiempo cambios en la producción de medicamentos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, marzo 3: Mediante una disposición, la agencia reguladora exige a la industria farmacéutica que cada vez que se discontinúe un fármaco o se deje de importar, se informe seis meses antes. Durante ese tiempo, se tiene que garantizar el suministro al mercado interno. Se busca evitar los baches que perjudiquen a los pacientes.
#Medicamentos
Laboratorios ya no deberán justificar el valor de medicamentos de alto costo
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 8: mediante una resolución, el Ministerio de Salud y la secretaria de Comercio derogaron la obligatoriedad para que las farmacéuticas informen la estructura de costo de los nuevos fármacos que ingresen al mercado. A partir de esto, el valor de estos tratamientos será monitoreados por la Superintendencia de Servicios de Salud, que creó un mecanismo de control.

El precio de los medicamentos es el eje de una discusión a nivel global y cada vez son más los países que anuncian medidas para controlarlos. En esta ocasión, el Reino Unido busca aprobar una nueva atribución para el ministro de Salud que consiste en requerir información clave sobre sobre los precios de los medicamentos.

El departamento de Salud británico tramita en el parlamento una enmienda que modificará la Ley 2006 del Servicio Nacional de Salud (NHS). La intención es dejar “fuera de toda duda” que el Gobierno podrá requerir a las compañías no adscritas al PPRS (el esquema voluntario de regulación de precios) que realicen pagos obligatorios a fin de controlar el gasto farmacéutico. Además, tendrá poder para limitar los precios de los genéricos ante situaciones de fallos en los mecanismos de competencia del mercado, evitando así que las compañías “carguen al NHS precios excesivamente elevados”.

En relación a los genéricos, desde el RU siempre se han mostrado a favor de que sea la competencia quien regule el mercado. El Departamento de Salud reconoce que “generalmente ha funcionado bien”, aunque no siempre. Y si bien el gobierno británico tiene poder para controlar los precios de cualquier fármaco, no lo tiene cuando el fabricante forma parte del marco voluntario, el PPRS. En la práctica, esto significa que si una compañía tiene un portfolio mixto que incluye tanto fármacos de marca como genéricos y además está adscrita al PPRS, sus productos fuera de patente quedan libres de cualquier control gubernamental.

La reforma busca cubrir este vacío, facilitando que el Gobierno actúe sobre todas las compañías, estén o no en el PPRS. Pero el requerimiento de información se ampliaría al resto de agentes de la cadena del medicamento. “La capacidad de obtener información sobre los costes, precios e ingresos de cualquier proveedor ayudará a identificar dónde se producen los problemas y permitirá elaborar políticas para afrontarlos”, sostiene el documento.

La respuesta de la Asociación Británica de la Industria Farmacéutica (ABPI, por sus siglas en inglés) al resultado de la consulta sobre el cambio en el esquema de regulación de precios de los medicamentos en Reino Unido ha sido la misma que expresó durante el lanzamiento de la misma: recordar la contribución que el sector realiza para el sostenimiento de las cuentas públicas mediante un análisis de los pagos realizados durante los cinco años de funcionamiento del PPRS.

El proyecto deberá ser aprobado en el parlamento británico y luego sometido a consulta pública en torno a la primavera o verano de 2017 y de ella podrían derivar nuevos cambios.