#SaludPública: La OPS advirtió sobre el avance de las enfermedades olvidadas en Latinoamérica
Edición y Dirección General
Farm. Néstor Adrián Caprov

VER STAFF

#SaludPública

La OPS advirtió sobre el avance de las enfermedades olvidadas en Latinoamérica

ADJUNTO

ASUNCIÓN, julio 25: En el marco de un encuentro de ministros de Salud, recordó que estas patologías afectan a cerca de 7 millones de personas en el continente. Pidieron que los gobiernos inicien “acciones concretas” para buscar su erradicación.

0
#FarmaciasYCoronavirus
Los farmacéuticos alertan por la creciente deuda de la seguridad social y analizan cortes de servicio
ADJUNTO
BUENOS AIRES, mayo 12: Desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) aseguran que cada vez más entidades tienen retrasos en los pagos, y si no hay una respuesta no podrán sostener los descuentos.
1
#FarmaciasYCoronavirus
La Federación Farmacéutica Internacional pide medidas para proteger al personal de farmacia en la pandemia
ADJUNTO
BUENOS AIRES, abril 15: Emitió un documento para que los Estados tomen medidas para garantizar el servicio de farmacia, a través del cuidado del personal que lo compone. Para eso, insiste en la permanencia del farmacéutico al sistema sanitaria, y su potencial para enfrentar el coronavirus.
SaludPública

E
nfermedades como el mal de Chagas, el tracoma o la ceguera de los ríos permanecen “desatendidas” en las Américas, pese a que no han sido erradicadas, advirtió Marcos Espinal, director de Enfermedades Transmisibles de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El especialista explicó que ciertas enfermedades dejan de preocupar a las autoridades cuando disminuye el número de casos, y en consecuencia se destinan menos recursos para la prevención, los tratamientos y el diagnóstico. Sin embargo, advirtió que al tratarse de enfermedades transmisibles, pueden producirse nuevos contagios que generen un repunte en el número de casos diagnosticados.

Espinal detalló que este fenómeno se conoce como “la curva en U de la preocupación epidemiológica”, y se produce cuando una enfermedad comienza a ser olvidada antes de que sea erradicada, lo que puede provocar nuevos brotes de la patología.

Mencionó que el caso del mal de Chagas, es una enfermedad “asociada a la pobreza y a los determinantes sociales”, ya que el insecto que alberga el parásito que la produce, conocido como vinchuca, suele habitar en las casas de las zonas rurales más pobres. Agregó que en el caso de esta enfermedad, que según la OMS afecta a entre 6 y 7 millones de personas en América Latina, se están haciendo esfuerzos de prevención, como el que realiza el Gobierno argentino para reemplazar las casas más pobres por otras, que protejan frente a la infestación de este insecto.

Espinal participó en Asunción de la segunda y última jornada de la 17 Reunión Interamericana de Ministros de Salud y Agricultura (Rimsa 17), en la que intervinieron autoridades de los 35 países de la región.

El experto destacó que otras patologías desatendidas como el tracoma, la ceguera de los ríos, la esquistosomiasis o la rabia transmitida por los perros pueden ser erradicadas en un plazo de entre 3 y 5 años en la región. Añadió que, en los últimos años, algunas de estas enfermedades son objeto de importantes iniciativas para recaudar fondos que ayuden en la investigación y tratamiento, mientras que varias corporaciones farmacéuticas han donado medicamentos contra estas.

En febrero pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instó a los países miembros a ampliar la inversión para combatir 17 enfermedades tropicales desatendidas. Entre ella figuran la lepra, la leishmaniasis o la filariasis linfática, muchas de las cuales persisten en América Latina confinadas a focos de pobreza extrema, donde pueden llegar a ser crónicas.

La OMS considera que estas enfermedades tropicales, que son frecuentemente causa de ceguera, desfiguración, discapacidad permanente y muerte, especialmente en los sectores más pobres, pueden combatirse de un modo más eficaz si los países incrementan en un 0,1 por ciento su gasto sanitario.

Por su parte, la ONG Médicos Sin Fronteras destaca que el actual sistema de investigación y desarrollo médico, basado sobre todo en altos precios para mercados de ingresos altos, no responde a las necesidades de estos pacientes olvidados.

comentarios