Edición y Dirección General
Farm. Néstor Caprov

VER STAFF
VIENDO 23/6/16
SaludPública

#SaludPública

Con Brasil a la cabeza, la región sufre el avance de la epidemia de gripe A

ADJUNTO
SaludPública

BUENOS AIRES, junio 23: Los más de mil casos fatales en territorio brasilero marcan el pico de la enfermedad en la región, que comienza a tener cifras similares a la pandemia de 2009. En Paraguay y Bolivia temen que haya un colapso de los sistemas de salud.

#DolordeCabeza
Migrañas y cefaleas, males que crecen y afectan a millones de argentinos
ADJUNTO
BUENOS AIRES, septiembre 10: La migraña afecta a una de cada 7 personas en todo el mundo, pero sigue siendo una enfermedad sobre la que hay mucho desconocimiento. En cuanto a las cefaleas, el 53 por ciento de los argentinos dicen padecerlas de manera frecuentes.
#Cannabis
Hurlingham quiere ser pionero en la producción municipal de cannabis medicinal
ADJUNTO
LA PLATA, septiembre 16: El Concejo Deliberante local aprobó un proyecto para que la comuna plante marihuana para luego producir medicamentos en base a la droga. Para eso, se creará el denominado Laboratorio Municipal de Especialidades Medicinales. La iniciativa cuenta con el respaldo de una ONG local que reúne a familias que usan el cannabis para tratar distintas patologías.

La vuelta de la gripe A no sólo afecta a la Argentina, sino que se instaló como una preocupación continental. En la región, la mayoría de los países está en alerta por el avance del virus H1N1, en especial en Brasil, donde los muertos por la enfermedad ya superan los mil, lo que convierte el actual brote como el mayor desde la pandemia de 2009. Además, en Paraguay y Bolivia la enfermedad pone a los servicios sanitarios al borde del colapso, y se intenta dar respuestas a las demandas de la vacuna, la principal arma preventiva. La crisis por este tipo de influenza llegó a Centroamérica, donde varios países viven actualmente brotes.

El caso brasilero es el más preocupante de la región, por la magnitud de las muertes. Según un reciente informe epidemiológico del gobierno de ese país, entre el 3 de enero y el 11 de junio de este año se reportaron 5.214 casos de gripe A, con 1.003 personas fallecidas. Se trata del mayor número de muertes causadas por esta dolencia en Brasil desde la pandemia de 2009, cuando fallecieron 2.060 personas, informó el portal Glovovisión.

El virus H1N1 suele resurgir entre mayo y junio, cuando las temperaturas caen. Pero el brote de este año comenzó antes del fin del verano austral y ya llegó a casi todos los estados del país, una evolución que tomó a las autoridades por sorpresa. "Como la epidemia llegó antes de lo esperado, la población vulnerable, o sea, sin vacuna, estaba desprotegida. Así que se comenzó a distribuir la vacuna, los casos disminuyeron", dijo al sitio G1 Caio Rosenthal, del Instituto de Infectología Emilio Ribas. La mitad de los casos se concentró en la región sudeste del país -2.606 infectados y 540 fallecidos-, con Sao Paulo como el estado más afectado -2.197 y 434 respectivamente-. A principios de junio, el gobierno informó que había vacunado a más del 97 por ciento de la población prioritaria paulista, entre niños, ancianos, indígenas y profesionales de la salud. En Rio de Janeiro, sede de los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica entre el 5 y el 21 de agosto, se reportaron 150 casos y fallecieron 44 personas. Brasil es también epicentro de un brote del virus zika desde finales de 2015, enfermedad transmitida por un mosquito (Aedes aegypti) y similar al dengue.

En tanto, en Paraguay, la Vigilancia Sanitaria propone aplicar tres filtros para evitar la propagación de la influenza en las escuelas y guarderías. El control de parte de los adultos es fundamental. Esta dependencia gubernamental señaló que la transmisión es muy simple, principalmente en instituciones educativas, donde los niños están en contacto con la superficie de muebles y elementos sin tener los cuidados pertinentes. Para prevenir la propagación las autoridades proponen tres filtros: el primero en la casa, donde los padres deben identificar los síntomas de los hijos y no enviarlos al colegio si detectaran algún malestar.

Por su parte, la capital boliviana reportó la sexta muerte por gripe H1N1, elevando la cifra de víctimas mortales a 18 en el país. El número duplica al registro del primer semestre de 2015, cuando hubo nueve fallecidos. Una mujer de 28 años que enfrentaba un cáncer es la sexta víctima mortal de la gripe AH1N1 en La Paz, reportó hoy el Servicio Departamental de Salud (SEDES). Existen 287 casos confirmados de esta influenza en el departamento.

Con este último reporte, la cifra de decesos se eleva a 18 en el país: seis en La Paz, cinco en Cochabamba, cinco en Santa Cruz y dos en Oruro. El número duplica al registro del primer semestre de 2015, cuando hubo nueve fallecidos. El SEDES señaló que las movilizaciones de los últimos días perjudica la campaña de vacunación de emergencia, que está desplazada desde el lunes en plazas y parques con mayor afluencia poblacional. La cobertura llegó solo al 20 por ciento hasta la anterior semana.

Por último, en Uruguay ya se habla de la epidemia más grave desde 2009. El diario el Observador informa que el Ministerio de Salud Pública considera que la actual epidemia de gripe que sufre Uruguay “es la más grave desde el año 2009.” "Estamos en cifras similares a las de 2009 haciendo un comparativo de cantidad de fallecimientos e infecciones respiratorias graves", aseguró ayer la subsecretaria del Ministerio de Salud Pública, Cristina Lustemberg. Ese año fue la pandemia de gripe A H1N1 que causó miles de muertes en todo el mundo.

Las autoridades señalan que esa situación se constata al analizar la cantidad de consultas, internaciones, casos graves y muertes. Lustemberg dejó claro que si se compara la situación epidemiológica con años anteriores, la situación es más grave que la de 2014 y 2015 ya que se trataron de "inviernos atípicos" con altas temperaturas que no provocaron grandes epidemias de gripe.

Las autoridades sanitarias demostraron preocupación porque hubo un aumento de casos graves por infecciones respiratorias en personas que no tenían factores previos de comorbilidad. Eso hizo que decidieran extender la vigilancia en los centros centinelas para tener un mayor control de los datos de muertes por infecciones respiratorias graves y cantidad de internados graves por esa causa. Los picos de internación por infecciones respiratorias que anualmente aparecen en invierno, esta vez se comenzaron a registrar en mayo. Sin embargo las autoridades aseguran que no hay desborde ni colapso del sistema de salud, señala el mismo diario citado.